Facebook Twitter Google +1     Admin
Contador Gratis
accesos desde el 12/Sept/2008

Temas

Enlaces

Archivos

Basurde Xiao Long

VIAJE A MARRUECOS – Del 8 al 12 de Julio de 2005

El miércoles 6 fue a recoger a Lillian al aeropuerto. Se suponía que tenia que llegar a las 11:30 de la mañana, en un vuelo Charlotte-Philadelphia-Londres-Madrid, pero ya me aviso que llegaría a las 7:30 p.m., en un vuelo Charlotte-Toronto-Manchester-Madrid. La idea era que llegando a las 11:30 durmiera en casa de mi hermana en Madrid, y a las 10 p.m. partir hacia Algeciras, para “bajarnos al moro”. Llegando a las 7:30 todavía nos daba tiempo… siempre y cuando llegaran las maletas, como no sucedió! El año pasado llego Lillian un día mas tarde, con rollo de problemas con los aviones, y este año le pierden las maletas.

Así que sin maletas, decidimos quedarnos un día más a esperar a que llegaran. En el coche de Fons, que me acompaño a recogerla acercamos a otra yankee de Kansas a su hotel, y nos fuimos a cenar a la zona del Teatro Español donde habíamos quedado con mi hermana y Fernando.

Jueves 7 de Julio – San Fermin.

Nos levantamos, y fuimos a dar una vuelta por Madrid. Estuvimos por mi barrio, Tetuán, donde nos metimos un menú, y un café por la puerta del Sol. Si te pierden la maleta British Airways te reembolsa 50 euros para que compres artículos de primera necesidad, así que fuimos al Corte Ingles… y liquidó los souvenirs de sus sobrinos, que también es una necesidad del viaje ;-)

Llamamos a Barajas, y nos dijeron que una de las maletas estaba pero que la otra no, que llegaba en un vuelo de las 7 de la tarde, y que por mensajería no llegaría antes de las 11, con lo que perderíamos el autobús nocturno a Algeciras. Le pregunte que tal si nos pasábamos a recogerla, y dijo que en ese caso bien. Bien, que fuimos y no venia en ese avión. De vuelta a casa le propuse a Lillian liarse la manta a la cabeza y salir esa noche hacia Marruecos con lo que tenia, y con lo que yo le iba a prestar, que ya llevarían las maletas a casa de mi hermana. Antes de venir ya le dije que se olvidara de llevar una mochila grande, que en una mochila de estas para libros le tenía que caber todo lo que quisiera. Estuvo de acuerdo, así que empaquetamos. Mi idea era coger el autobús de las 10:30 directo a Algeciras, pero ya no había plazas, así que cogimos uno a medianoche a Málaga, y después a Algeciras.

Viernes 8 de Julio.

Cogimos el Ferry, y nos presentamos en Tánger. Me temía una nube de personas intentando enseñarme la ciudad, buscarme un hotel y demás, sin embargo no fue así. Pasamos tranquilamente, nos metimos el primer te en el puerto, y callejeamos un rato por la Medina. Cogimos un taxi colectivo y rumbo a Asilah. Los taxis colectivos funcionan de la siguiente manera: son Mercedes grandes (200 o 300) y hacen un recorrido a pueblos a unos 60 kilómetros del origen. Tú les dices donde quieres ir y cuando se llena el taxi se va. Y el taxi se llena con el conductor, dos pasajeros delante y cuatro atrás. Así que se esta un poco estrecho, pero muy bien.

En Asilah nos tomamos otro te, y cómo no apareció un socio para ayudarnos a buscar hotel. Nos llevo a casa de un amigo suyo, que no era un hotel, y allá nos quedamos. Estuvimos dando una vuelta, cena de tajin y cus-cus, una vuelta por la playa, y a dormir. En medio de la noche el tío de la casa nos despertó mas fumado que el copon para que le diéramos las llaves, y así pudiéramos irnos al día siguiente cuando quisiéramos.

Sábado 9 de Julio

Salimos a dar una vuelta, y Lillian se hizo un tatuaje de henna. El objetivo de ese día era ir a la Playa de las Palomas, a unos 6 kilómetros de Asilah. Los taxis eran “muy caros”, así que a través de un intermediario –como no- negociamos el viaje en un carro tirado por un burro. Je, je, y los tramos de carretera –no camino- el tío iba entre coches mas a gusto que un arbusto.

Si la idea era relajarnos solos… estuvo difícil, ya que el del carro y otro socio se nos acoplaron, y no hubo manera de echar la siesta. Vuelta en carro a Asilah, y de ahí nos cogimos un taxi colectivo a Larache.

En Larache otro extraño sujeto se nos cruzo en el camino. Estábamos buscando hotel y nos ayudo a encontrar uno. En el camino insistió en que nos sacáramos unas fotos con el, en un estudio de fotografía que estaba de camino. Así que ahí nos metimos, y nos sacaron unas fotos. Fuimos al hotel y mientras estábamos cenando una sopa fuera (Harira) apareció este extraño personaje con las fotos reveladas, y quería que volviéramos a sacarnos mas. Pago la comida, pero yo le dije que estábamos "baldados", que otro día.

Domingo 10 de Julio – Cumpleaños de mi hermana.

Ese día madrugamos y nos pegamos una paliza de autobús de 5 horas hasta Fez. Nos perdimos por las estrechas calles de la medina, hasta el punto de tener que coger un taxi para volver al hotel. Y en el taxi de vuelta … estuvimos un buen rato. Por cierto, en una plaza había un encantador de serpientes y anduve jugando con una. Un chaval de unos 12 años nos hizo de guía en la medina, llevándonos incluso a una tenería donde trabajaba su padre. Ahí es donde se curte el cuero. Y yo que no sabia de donde venia el nombre de calle Tenerías en Vitoria!!! Después nos llevo a su casa, desde donde había una vista espectacular, y vimos a un familiar suyo trabajando en un telar, elaborando una alfombra. También nos llevo a una botica llena de frascos con fragancias, hierbas y condimentos varios.

Lunes 11 de julio de 2005

Otra vez amanecimos pronto y nos metimos cuatro horas de autobús hasta Chagüen. El pueblo esta lleno de turistas, pero merece muchísimo la pena. Vimos una boda mora –je, je, Rubén, lo que nos perdimos la ultima vez-, paseamos, y nos hicimos un tatuaje de Henna. El primero para mi, el segundo para Lillian. Un chaval nos llevo a su casa y su hermana nos lo hizo. Al acabar nos quería cobrar 100 dirhams, unos 10 euros a cada uno. Yo le dije que el anterior de Lillian nos había costados 10, y que no íbamos a pagar mas de 20. Dijo que bien, pero a la hora de pagar solo tenia 37, con lo que tuvo que pasar por el aro. El primero de Lillian era de color negro, y la chica nos dijo que tardaría en borrarse 15 días. Bien, esta henna marrón nos empezó a picar, y cuando después de hacerlo le preguntamos cuanto tardaría en quitarse… nos contesto que 2 meses. Upppsss, y Lillian empieza a currar en China en tres semanas!!!

Cenamos al aire libre en uno de los cantones que dan a la plaza, entramos a ver un concierto de percusión, y a dormir.

Martes 12 de Julio

Ese día tocaba retirada del país. Nos levantamos, y dimos una vuelta por las calles de Chauen. Subimos hasta arriba, hasta el muro o la muralla que hay allí, desde donde se divisa una bonita vista. Después cogimos un taxi hasta Tetuán, y de ahí a Ceuta. Tres veces he cruzado esa frontera, y nunca he visto ningún control exhaustivo para detectar hachis, que es a lo que mucha peña se baja a Marruecos. En Ceuta nos cogimos el Ferry hasta Algeciras, y un autobús nocturno que nos dejo a las 6 de la mañana en Madrid.

Marruecos es un país impresionante, bonito, barato, seguro y con gente muy acogedora. Ahora a todos nos da por buscar destinos exóticos y lejanos, pero mi recomendación para alguien al que le apetezca salir unos días de España es que visite a nuestros vecinos, que seguro que viene encantado y se quita bastantes prejuicios sobre nuestros hermanos los moros. Besalamah!
19/07/2005 21:24 Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris