Facebook Twitter Google +1     Admin
Contador Gratis
accesos desde el 12/Sept/2008

Temas

Enlaces

Archivos

Basurde Xiao Long

Soy un blogger, no un escritor.

20090727233657-afeitado-lateral-26-jul-09.jpg

Hoy se cumplen cuatro años y diez meses desde que edité la primera entrada en este blog. A lo largo de estos cincuenta y ocho meses, prácticamente todas las semanas -250- he colgado aquí algo. Me gusta mantenerlo al día porque en cualquier momento puedo acceder a información útil, como rutas que he hecho en países visitados o anécdotas en tal o cual situación. La memoria no es mi fuerte, y tener este cyber-diario me ayuda a recordar.

Creo también que los bloggers tenemos esa necesidad de sentarnos y registrar aquello que pasa por nuestras cabezas, una especie de gimnasia mental. Algún sociólogo ya habrá hecho algún estudio sobre el tema, y si no ahí dejo la invitación para que se investigue.

Me gusta mucho leer, y me gusta mantener el blog. Me mola andar de farra con los colegas, pero también me encanta disfrutar de mi tiempo, a mi bola. Y por estas y otras razones llevaba bastante tiempo, años, dándole vueltas a lo de dedicar tiempo a escribir algo más serio. Unas historias cortas o, ¿por qué no?, una pequeña novela de ficción.

Durante el curso si algo me falta es tiempo. Si en la escuela me pagaran a un euro las horas extras que meto estaría pensando en comprarme ya el tercer o cuarto piso. Durante el curro descartado intentar escribir. Y durante las vacaciones, hasta ahora las había dedicado o a volver a España –farra- o a viajar por ahí –turismo-, por lo que tampoco de ahí sacaba tiempo para la escritura.

El año pasado estuve a muy poco de cogerme un año sabatico para probar lo que se sentía. Informé en mi escuela anterior de que no iba a volver, que dejaba el curro, y hasta junio, diez días antes de las vacaciones, pensé en tomarme un año sabático para tal fin. Sin embargo por cosas del destino apareció una oferta interesante en Internet, y la cogí.

Pero la espinita seguía clavada. Por lo que este verano decidí volverme a Shanghai un mes antes de empezar las clases, para centrarme en este proyecto que tenía pendiente. A los posibles colegas que querían venir a visitarme, sabiendo que estaría en China, les dije que no estaba disponible, y me creé un ambiente ideal para escribir. Sin compromisos, sin distracciones, y en un entorno privilegiado como es la urbanización donde vivo.

Estas dos semanas las he pasado luchando contra la página en blanco. La teoría la sabía, parte por intuición, parte por haber leido un par de tratados sobre el tema: ¨Cómo se escribe una novela¨, de Héctor García Quintana, y ¨La página escrita¨, de Jordi Sierra i Fabra. Pero la práctica es otra cosa, y he constatado que esta labor requiere más esfuerzo del que estoy dispuesto a dedicarle. Me he visto encontrando excusas para hacer esto o lo otro, en vez de estar quieto y centrado en lo que hasta hace solo dos semanas pensaba –sin haberlo probado antes- que estaba hecho para mi.

Una de las cosas que peor he llevado ha sido el no dormir bien. Al principio se podia achacar al jet-lag y al cambio horario, pero transcurridos los primeros días ese razonamiento dejaba de tener peso. El motivo por el que no dormía era que al irme a la cama las ideas empezaban a bullir. Y te encontrabas a las 2 a.m. pensando en este personaje, o a las 3 en esa palabra que encajaría perfectamente en la descripción de tal escena. Creo que solo un día dormí bien. Y fue el día del eclipse de sol. No puse el despertador porque se produciría sobre las 9:30 a.m. y para esa hora los días anteriores llevaba rato danzando. Por causa directa de la Ley de Murphy esa jornada amanecí a las 11:00 a.m. perdiéndome un evento histórico: el eclipse total de sol más largo del siglo – 6 minutos. Debo aclarar que en contadísimas ocasiones anteriormente he dormido yo mal, al contrario.

Con todo escribí un par de historias breves que en el futuro publicaré aquí, claro, pero antes aprovecharé para enviarlas a un concurso de cuentos que organiza la Fundación de Cajas de Ahorros.

Mientras estaba a mitad de la tercera historia una idea me rondaba la cabeza, y no tenía que ver con el relato en sí. Y era…¿qué coño hago aquí, en vacaciones, encerrado en casa, intentando escribir algo, si ya veo que esto no es verdaderamente lo mío? Así que ayer me puse a enredar en Internet buscando una salida, un destino no muy lejos de China para pasar los últimos días libres: Corea, Filipinas, Taiwan…

Me vino a la memoria un artículo que leí en la revista ¨That´s Shanghai¨, sobre viajes en cargueros. Sí, eso es, viajes en buques de carga. Busqué en mi hemeroteca y encontré el artículo en el ejemplar de diciembre de 2008: ¨Travels on a supertanker¨. Aparte de hablar sobre la experiencia, incluían un enlace:
http://www.geocities.com/freighterman.geo/shipping
Aquí no encontré ningún barco que navegara por esta zona, y aparentemente las cabinas había que reservarlas con bastante tiempo.

Mirando el atlas que me acompaña desde EEUU pensé que igual se podría viajar de Shanghai a Japón en barco. Google, ¨boat shanghai japan¨, y me devolvió el siguiente enlace,
http://www.chinatravel.net/forum/Shanghai-The-slow-boat-to-Shanghai-the-ferry-from-Japan-to-China/993.html
el cual a su vez me llevó al link del ferry: http://www.shanghai-ferry.co.jp/english/

Les escribí un e-mail ayer por la noche haciendo la reserva, y esta mañana me han confirmado que hay plazas. Mañana por la mañana salgo ☺

Martes 28 de julio: Salida del puerto de Shanghai a las 11:00 a.m.
Miércoles 29: En el mar amarillo
Jueves 30: Llegada a Oxaca a las 9:00 a.m.







Viernes 7 de agosto:
Salida de Oxaca a las 12 del mediodía.
Sábado 8: En el mar amarillo
Domingo 9: Llegada a Shanghai a mediodía.
Lunes 10: Piscina y relax en el último día de vacaciones.
Martes 11: Primer día del curso 2009/2010

Hoy he comprado ¨Lonely Planet - Japan¨ y me he pasado la tarde empapándome un poco. Tendré que llevar ropa de abrigo, porque el plan que más me mola es subir el monte Fuji (3.776 m.)

Quería tocar un instrumento y fracasé estrepitosamente con la guitarra.
Quería ser motero y dos hostias me retiraron de la moto... y del deporte.
Quería dedicarme a la escritura... y tras solo dos semanas me he dado cuenta de que tampoco esto es para mi ☹

Las tres sin embargo han sido buenas experiencias, y poco a poco me voy conociendo mejor a mi mismo ☺

Sé que por lo menos con lo de irme de viaje acierto seguro.

Be good, guys! Castrol out.

27/07/2009 15:03 basurde Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: despachopop

Eres un blogger muy activo, inspirado y disciplinado. No descartaría lo de la escritura, en serio.

Fecha: 27/07/2009 16:53.


Autor: MON

MENOS MAL QUE NO TE COGISTE EL AÑO SABATICO.....

Fecha: 28/07/2009 09:35.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris