Facebook Twitter Google +1     Admin
Contador Gratis
accesos desde el 12/Sept/2008

Temas

Enlaces

Archivos

Basurde Xiao Long

Campamento con estudiantes de grado 10.

20190913185959-1.jpg

66 fotos aquí

 

Ruta al campamento en Relive

 

Endomondo

 

Ayer miércoles 11 de septiembre y hoy jueves 12 hemos estado de acampada con estudiantes de grado 10, que sería el equivalente a 4º de la ESO en España. Este campamento ha sido parte del programa de educación al aire libre que tiene el colegio. Todos los alumnos del mismo curso pasan un par de días juntos en la naturaleza, conociéndose mejor, estrechando lazos y viviendo nuevas experiencias.

 

Los estudiantes de cuarto de la ESO son 34 pero tres de ellos no han podido participar, así que hemos sido 31 alumnos y 4 profesores.

 

En los minibuses del colegio hemos recorrido unos 70 kilómetros dirección sur al punto donde íbamos a empezar la ruta de senderismo, cerca de un hotel que abrirá próximamente sus puertas llamado Río Curinge Lodge y que me apunto en la lista para visitar, porque tiene muy buena pinta. De ahí teníamos que caminar unos 7 kilómetros al lugar donde íbamos a montar el campamento. Estos 7 kilómetros al final se hicieron bastante más, por la siguiente razón. Más o menos en el kilómetro 5 paramos para almorzar. Estábamos en una gran explanada en la naturaleza, con algunas colinas alrededor. El sitio donde íbamos a montar las tiendas estaba en una de esas colinas.

 

Este año, a nivel de toda la escuela secundaria, estamos trabajando tanto estudiantes como profesores esta temática: ¨We Are Part of a Larger Something¨, que se traduciría como ¨Somos parte de algo más grande¨. La idea es superar las individualidades y trabajar como un equipo, a nivel de toda la escuela.

 

Para reforzar esta idea se creó la siguiente actividad. En un momento de despiste uno de los profesores se fue de donde estábamos comiendo y fue marcando la ruta al campo base con harina, echando montones cada 50 o 100 metros. Ahora iban a ser los estudiantes los que encontraran el camino. Hubiera sido sencillo si se hubieran organizado bien, 31 estudiantes peinando una zona buscando marcas. Por ejemplo haciéndo una línea y separándose 10 metros podrían andando ir cubriendo zonas de 300 metros. Esa era la idea, trabajar como un equipo. Pero no fue así. Les dijimos que buscaran las marcas y salieron como gallos sin cabeza, en grupillos, buscando las marcas especialmente donde veían un sendero. Veías que continuamente cubrían las mismas zonas, que uno buscaba las marcas y sus 4 amigos le seguían detrás… ¡un desastre! Con lo que al final tardaron 2 horas y media, bajo un sol africano, en encontrar el campamento. Algunos nos rogaban que les dijéramos dónde estaban las marcas, otros se frustaban con nosotros por lo que les estábamos haciendo pasar, pero la pelota estaba en su tejado. Tenían que organizarse y dar ellos con las pistas. Finalmente y tras alguna concesión por nuestra parte –algunos estaban ya reventados- conseguimos que llegaran al campamento.

 

Lo siguiente fue que montaran las tiendas. Un rato de descanso y preparamos unos juegos. Más descanso, y ahora les tocaba a cada grupillo de tres o cuatro preparar su cena. Les dimos a cada grupo un hornillo y con eso tenían que cocinar los ingredientes que habían traído. Puesta de sol, reflexiones y a planchar la oreja.

 

Al día siguiente desayuno y otra vez lo mismo, con marcas de harina a encontrar el camino de vuelta, que era diferente. Esta vez sí que se organizaron mucho mejor y salieron del grupo algunos líderes.

 

Llegamos a los autobuses y mi móvil marcaba que en los dos días había hecho 25 kilómetros. En teoría eran 7k de ida y 7k de vuelta al campamento, pero entre lo que anduvieron perdidos –y los profes detrás de grupillos de estudiantes echando un ojo-, actividades y demás pues hicimos algunos kilómetros. Antes del campamento andaba en duda de si hacer la ruta de senderismo o no por la operación del Aquiles que tuve a finales de junio, pero ha respondido bien.

 

Un placer estar en la naturaleza. Me encanta esta época del año en Angola en la que los baobabs (aquí los llamamos imbondeiros, palabra portuguesa) están desnudos. Y una gozada compartir un par de días con estos adolescentes fuera de las clases, con la energía y vitalidad que transmiten.

12/09/2019 20:25 basurde Enlace permanente. Angola

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris