Facebook Twitter Google +1     Admin
Contador Gratis
accesos desde el 12/Sept/2008

Temas

Enlaces

Archivos

Basurde Xiao Long

Grutas de Sassa + Cataratas de Binga (Sumbe, Cuanza Sul, Angola)

20191205144812-1.jpg

284 fotos aquí

 

Ruta en Relive

 

Itinerary (in English)

 

El título de esta entrada dice Grutas de Sassa y Cataratas de Binga, pero en este road trip no fueron las únicas cosas que visitamos. El itinerario incluyó paradas en estos lugares de interés:

 

-Fuerte de Massangano (1583)

-Tanques abandonados en Quibala

-Fuerte de Gabela

-Cataratas de Binga

-Fuerte de Quicombo (1645)

-Grutas de Sassa

 

DÍA 1

 

El objetivo principal del viaje -las grutas de Sassa y las cataratas de Binga- se encuentran cerca de la localidad de Sumbe, que está a unas 4 horas al sur de Luanda tomando la EN100, que es la carretera que va por la costa. Pero a mí me gustan más las rutas circulares así que estuve buscando otras opciones. Y haylas, hay mucho que ver en Angola.

 

En lugar de ir a Sumbe por la costa fuimos por el interior. La primera parada la hicimos en el

 

FUERTE DE MASSANGANO

 

Esta es la ubicación en Google Maps.

Desde Luanda son 197 km, unas 2h51.

 

El fuerte fue construido en 1583. Esto es lo que dice la guía Bradt Angola sobre el mismo:

 

¨The town of Massangano is about 20km off the main road, 175km eat of Luanda and some 25km from Dondo at the confluence of the Lucala and Kwanza rivers. It was founded by Paulo Dias de Novais in 1582 or 1583 (accounts vary) and it became the temporary capital of Angola when the Dutch occupied Luanda from 1641 to 1648. The fortress at Massangano was built in 1583 and it is one of the oldest in Angola. It was used as a base for the Portuguese during their expeditions to the interior of the country to capture slaves. Paulo Dias de Novais was buried there in 1589 after being exhumed and moved from Luanda. The fortress was rebuilt in the 17th century and partially restored in the 1940s. The adjacent church of Our Lady of Victoria (Nossa Senhora da Vitória) was built at the same time as the fort and was the first church to be built outside Luanda. It served as the cathedral during the Dutch occupation of Luanda. Slaves were baptised here before being sent off to Luanda and thence to the Americas¨.

 

Traducido al castellano:

 

¨El pueblo de Massangano está a unos 20 km de la carretera principal, a 175 km de Luanda y a unos 25 km de Dondo, en la confluencia de los ríos Lucala y Kwanza. Fue fundada por Paulo Dias de Novais en 1582 o 1583 (los registros varían) y se convirtió en la capital temporal de Angola cuando los holandeses ocuparon Luanda de 1641 a 1648. La fortaleza de Massangano fue construida en 1583 y es una de las más antiguas de Angola Fue utilizada como base para los portugueses durante sus expediciones al interior del país para capturar esclavos. Paulo Dias de Novais fue enterrado allí en 1589. Posteriormente fue exhumado y trasladado de Luanda. La fortaleza fue reconstruida en el siglo XVII y parcialmente restaurada en la década de 1940. La iglesia adyacente de Nuestra Señora de Victoria (Nossa Senhora da Vitória) se construyó al mismo tiempo que el fuerte y fue la primera iglesia que se construyó fuera de Luanda. Sirvió como catedral durante la ocupación holandesa de Luanda. Los esclavos eran bautizados aquí antes de ser enviados a Luanda y de allí a las Américas¨.

 

Fuimos al fuerte y al vernos llegar un grupo de niños se acerco allá para jugar y curiosear. No el fuerte, sino curiosear qué hacían dos turistas por allá perdidos. Es una de las cosas bonitas de Angola: todavía el turismo no se ha desarrollado y puedes ver estos lugares sin entrada, sin gente, disfrutando de las comunidades locales.

 

No lejos del fuerte, antes de llegar al pueblo, hay también una construcción del siglo XVI con un cartel que dice ¨Tribunal – Casa reclusāo¨. Vamos, lo que en su día serían los juzgados y la cárcel.

 

FUERTE Y CENTRAL HIDROELÉCTRICA DE CAMBAMBE (Fail)

 

El siguiente plan era visitar el Fuerte Cambambe.

Aquí está la dirección en Google Maps.

Del fuerte de Massangano a las ruinas del fuerte Cambambe eran unos 49k (1h09´).

Esto es lo que la guía Bradt Angola dice sobre el mismo:

 

¨Nearby is the ruined Kambambe Fort, built in 1604 and used by the Portuguese to support their penetration into the interior and also as a staging post for slaves awaiting onward transfer to Luanda¨.

 

Traducido:

 

"No lejos se encuentran las ruinas del fuerte Kambambe, construido en 1604 y utilizado por los portugueses para apoyar su penetración en el interior y también como un puesto intermedio para los esclavos que esperaban ser transferidos a Luanda".

 

Justo al lado hay un pantano con una presa. Esto es lo que dice la guía Bradt Angola:

 

¨The hydro-electric plant at Kambambe is about 9km south of Dondo. Within the guarded complex there´s the Pousada Kambambe. Built in the 1950s, this is an iconic piece of Modernist architecture with stunning views of the Kwanza Valley from the balcony. Sadly, today it has become very run down and it was not clear at the time of writing whether they were still accepting guest. Ask around and you may get permission to go down to the 102m-high curved dam wall. A security guard will accompany you and it´s well worth it for the spectacular view and the cooling mist that comes from the chutes of water that thunder over the grey concrete dam wall. The dam was built between 1958 and 1962 and is the final dam on the Kwanza in a series which starts at the Capanda Dam some 200km away in Malanje province. It supplies electricity to all of Angola´s northern provinces, including Luanda¨.

 

Traducido:

 

¨La planta hidroeléctrica en Kambambe está a unos 9 km al sur de Dondo. Dentro del complejo vigilado está la Pousada Kambambe. Construida en la década de 1950, esta es una pieza icónica de la arquitectura modernista con impresionantes vistas al valle de Kwanza desde el balcón. Lamentablemente, a día de hoy está bastante deteriorada y no está claro en el momento de escribir estas líneas si todavía aceptan clientes. Pregunte y puede obtener permiso para bajar a la pared curva de la presa, de 102m de altura. Un guardia de seguridad lo acompañará y vale la pena por la vista espectacular y la niebla refrescante que proviene de las rampas de agua que truenan sobre la pared gris de la presa de hormigón. La presa fue construida entre 1958 y 1962 y es la última presa en el río Kwanza, de una serie que comienza en la presa de Capanda, a unos 200 km de distancia, en la provincia de Malanje. Suministra electricidad a todas las provincias del norte de Angola, incluida Luanda¨.

 

Ese era el plan, ver el fuerte y la presa.

Pero no lo pudimos llevar a cabo. Nos encontramos con un puesto de seguridad en el camino hacia el fuerte y la presa y el segurata nos dijo que no podíamos seguir adelante. Que para visitar el fuerte o la presa teníamos que pedir un permiso en Dondo, pero que siendo sábado la oficina estaba cerrada y no abrirían hasta el lunes. OK, siguiente.

 

Seguimos al sur y cruzamos un puente sobre el río Kwanza. Estas son las coordenadas: 9°46'10.9"S 14°31'15.3"E

 

Brandt Angola lo menciona así:

 

¨About 2.5km south of the turning to Kambambe on the road to Kibala, the road crosses the Kwanza River and, unusually for Angola, it is possible to take photos of the bridge and the river below (though you must ask permission from the police guarding the bridge first)¨.

 

Traducido:

 

¨A unos 2.5 km al sur del desvío hacia Kambambe en el camino a Kibala, el camino cruza el río Kwanza e, inusualmente para Angola, es posible tomar fotos del puente y el río debajo (aunque debe solicitar permiso a la policía guardando el puente primero)¨.

 

No paramos y seguimos hacia

 

QUIBALA

 

Quibala está a 138 kilómetros al sur de Cambambe (1h24´).

 

Esto es lo que dice Bradt Angola sobre la ciudad:

 

¨Quibala was a strategic point and suffered heavily during the war. The town still shows many of its battle scars with tanks and destroyed bridges and buildings clearly in evidence. The ruins of a once-impressive fort are situated atop a high rock on the edge of town.¨

 

Traducido:

 

¨Quibala fue un punto estratégico y sufrió mucho durante la guerra. La ciudad aún muestra muchas de sus cicatrices de batalla con tanques, puentes y edificios destruidos claramente en evidencia. Las ruinas de una fortaleza que alguna vez fue impresionante están situadas sobre una roca alta en las afueras de la ciudad¨.

 

Echamos gasolina y hablamos con un motorista para que nos hiciera de guía por el pueblo, llevándonos a ver los tanques destruidos y el fuerte.

 

Vimos tres tanques:

-En estas coordenadas hay dos: 10°44'08.4"S 14°58'59.0"E

-En estas coordenadas hay otro: 10°43'57.8"S 14°58'44.6"E

 

También en las fotos podréis ver un par de edificios que todavía permanecen en pie, pero en su día fueron claramente bombardeados. También en un edificio rotulado de la siguiente manera, ¨União Nacional das Assoc. dos Camp. Angolanos – U.N.A.C.A.¨ vi bastantes agujeros en la pared que no sé si corresponderían con disparos, en su día.

 

Hablando con el motorista le pregunté a ver si había más tanques por los alrededores. Me dijo que sí, que en un pueblo que se llama Cariango había más, al lado de la carretera, pero que estaban cubiertos de maleza. Miré en Google Maps y Cariango estaba a unos 45 kilómetros de Quibala, así que decidimos ir. Sin embargo los servicios de inteligencia desplegados en el campo nos fallaron esta vez. En Cariango preguntamos a gente allá, jóvenes y mayores que habrían vivido la guerra, y nos dijeron que tanques abandonados por allá no había ninguno. Así que vuelta a Quibala.

 

GABELA

 

Llegados a este punto nos dirigimos al Este, hacia Sumbe. De camino, a unos 107km de Quibala pasamos por Gabela. Estos es lo que dice la guía Bradt de Angola sobre esta ciudad:

 

¨Gabela was once the centre of a thriving coffee industry and some coffee plants are still clearly visible, sheltered under the forest canopy alongside the main road. In its heyday, Gabela even had its own railway line to take the coffee, bananas and oter agricultural produce to Porto Amboim for export. Evidence of its former wealth is everywhere but now its ramshackle buildings give it a sad and neglected feeling which is not helped by the cool and damp climate. The town hosts a good market where you can still purchase locally grown coffee. You should also climb up the Morro do Cruzeiro hill in the centre of town to check out the ruined fort.¨

 

Traducido:

 

¨Gabela fue en su tiempo el centro de una próspera industria cafetera y algunas plantas de café todavía son claramente visibles, protegidas bajo el dosel del bosque junto a la carretera principal. En su apogeo, Gabela incluso tenía su propia línea de ferrocarril para llevar el café, las bananas y otros productos agrícolas a Porto Amboim para su exportación. La evidencia de su antigua riqueza está en todas partes, pero ahora sus edificios destartalados le dan una sensación triste y descuidada que no se ve favorecida por el clima fresco y húmedo. La ciudad alberga un buen mercado donde aún puedes comprar café cultivado localmente. También debes subir a la colina Morro do Cruzeiro en el centro de la ciudad para ver el fuerte en ruinas¨.

 

Eso hicimos, subir a la colina Morro do Cruzeiro, lo que se puede hacer en coche. Hay una cruz, un pequeño fuerte (nada que parezca tener valor histórico) y unas excelentes vistas a la ciudad.

 

Llegados a este punto, en la planificación que había montado teníamos dos opciones:

 

A.- Tirar hacia el sur (hasta Seles) y luego al este (a Sumbe).

B.- Ir directamente a Sumbe.

 

Nos decantamos por la segunda opción, por la hora que era, por las condiciones climáticas (parecía que caería tormentón) y porque la carretera del plan A era de montaña, y en malas condiciones de luz y meteorológicas no era la mejor opción. Este hubiera sido el plan, si hubiéramos seguido la opción 1:

 

CONDA

 

Está a unos 40 kilómetros al sur de Gabela.

Lo interesante de esta parada es que aquí hay unas termas de agua caliente. Nada espectacular por lo visto, pero se ha construído una piscina de hormigón y es posible darse un remojo con el agua caliente natural que entra, con la gente de allá.

 

No lejos se encuentra Fanzenda Rio Iris (o Fazenda Rio Uri). Es una hacienda de café en la que te puedes quedar a dormir. La zona es montañosa y tiene pinta de ser un precioso destino para un fin de semana irse por allá a hacer rutillas. Apuntado queda.

 

SELES (En Google Maps aparece como Uku)

 

Seles se encuentra a unos 40 kilómetros al sur de Conda. Lo interesante aquí es que en estas coordenadas se encuentran los restos de un par de tanques soviéticos de la guerra:

11°24'04.0"S 14°18'09.8"E

-11.401120, 14.302707

 

De Seles a Sumbe hubieran sido casi 80 kilómetros más.

 

Así que descartamos este Plan A y nos decantamos por el Plan B, que era ir directamente a Sumbe, parando en el camino en las

 

CATARATAS DE BINGA

 

También conocidas como Cachoieras de Binga o Cachoeiras do Rio Keve.

 

Esto es lo que dice la guía Bradt Angola sobre ellas:

 

¨The Binga Waterfalls are an almost obligatory side trip when travelling between Luanda and Benguela. However, the extra couple of hours needed to visit them means you may with to consider staying overnight in Sumbe and continue to Benguela the next morning. About 53km south of Porto Amboim and just after the National Petroleum Institute, take the left turn to Gabela and follow this road for about 26km. The car park for the falls is on the left immediately before the new bridge over the River Keve (also spelt Queve). Depending on the depth of the water, there may be a small river beach where you can take a dip. The falls are short and wide, and brown water thunders over the cliff into a deep pool before continuing its journey down the green tropical valley.

This is an ideal place for a picnic (take everything you will need). After looking at the falls, walk up to the new road bridge which replaced the one destroyed in the war in 1988. The old bridge, with several spams missing, is a sad reminder of the region´s past. There´s a small market and petrol station by the bridge.¨

 

Traducido:

 

¨Las cascadas de Binga son un desvío casi obligatorio cuando se viaja entre Luanda y Benguela. Sin embargo, el par de horas adicionales necesarias para visitarlas significa que puedes considerar pasar la noche en Sumbe y continuar a Benguela a la mañana siguiente. A unos 53 km al sur de Porto Amboim y justo después del Instituto Nacional del Petróleo, gira a la izquierda hacia Gabela y sigue esta carretera durante unos 26 km. El estacionamiento para las cataratas está a la izquierda inmediatamente antes del nuevo puente sobre el río Keve (también deletreado Queve). Dependiendo de la profundidad del agua, puede haber una pequeña playa fluvial donde puedes darte un chapuzón. Las cataratas son cortas y anchas, y el agua marrón truena sobre el acantilado en una piscina profunda antes de continuar su viaje por el verde valle tropical.

Este es un lugar ideal para un picnic (lleva todo lo que necesites). Después de mirar las cataratas, camina hasta el nuevo puente de carretera que reemplazó al destruido en la guerra en 1988. El viejo puente, con varios tramos desaparecidos, es un triste recordatorio del pasado de la región. Hay un pequeño mercado y una gasolinera junto al puente¨.

 

En otra página la guía Bradt Angola dice lo siguiente:

 

¨After about 30 minutes you will pass the bridge over the Binga Waterfalls. Turn off to the viewpoint 300m before crossing the bridge. There is big space to park here (-10.988632, 14.091895). Caution: the viewpoint after the bridge was mined (and was only recently poled-off)¨.

 

Traducido:

 

¨Vaya al mirador unos 300 m antes de cruzar el puente. Hay un gran espacio para estacionar aquí (-10.988632, 14.091895). Precaución: el mirador pasando el puente fue minado (y fue recientemente retirado)¨.

 

Upps, tranquilizador saber que ya han retirado las minas.

 

Estas cataratas son una maravilla y la opción de verlas desde abajo y desde el puente está muy bien. Pasamos un buen rato allá, hasta la puesta de sol.

 

SUMBE

 

De ahí nos quedaban 40 kilómetros al Hotel Ritz Sumbe, donde pasaríamos la noche.

Os podéis imaginar que de Ritz solo tiene el nombre, no pertenece a la cadena internacional y es un hotelillo normal.

Al hacer el check-in vi los precios y estaban bastante más baratos que lo que había pagado por Internet. Algo a tener en cuenta. Pero es lo de siempre, ¿prefieres asegurar y tener alojamiento al llegar, o te la juegas a que no haya plaza y luego tienes que buscar otro sitio?

Como suele pasar no había wifi (pese a que lo anuncian), y el cachondo de la recepción me dijo ¨te voy a dar una habitación con vistas hacia allá¨. Ese ¨hacia allᨠse refería al lado contrario de la playa, y le dije ¨¿me estás vendiendo que esa es una buena vista?¨ El mar está al otro lado. Finalmente nos la cambió.

 

En la Web también anunciaban que el restaurante del hotel estaba a pie de playa, pero la construcción que tenían se ve que hace tiempo dejó de ser utilizada. No problem, porque justo al lado hay también un buen restaurante a pie de playa donde cenamos.

 

DÍA 2

 

Nos levantamos y dimos un paseo por la playa. La zona tenía buena pinta, con un paseo marítimo y se veía de vez en cuando a gente que pasaba corriendo o haciendo deporte. También había un bicicarril, cosa bastante inusual por aquí.

 

Después del desayuno tiramos al sur, para ver

 

LA GARGANTA DEL RÍO CUBAL

 

Esto es lo que dice la guía Bradt Angola:

 

¨The main Luanda-Benguela road crosses the Cubal River, also known as the Keve or Kikombo River, and it´s certainly worth stopping here to take photos of the steep-sided gorge and fast-flowing brown river. Upstream you may be lucky and see bananas being brought down on wooden rafts for sale on the bridge. Downstream, women wash clothes and kids play in the water. On the Luanda side of the bridge there is a small café¨.

 

Traducido:

 

¨La carretera principal Luanda-Benguela cruza el río Cubal, también conocido como el río Keve o Kikombo, y ciertamente vale la pena detenerse aquí para tomar fotos del desfiladero empinado y el río marrón que fluye rápidamente. Río arriba puede que tenga suerte y vea cómo se bajan los plátanos en balsas de madera para la venta en el puente. Río abajo, las mujeres lavan la ropa y los niños juegan en el agua. En el lado de Luanda del puente hay una pequeña cafetería¨.

 

También la guía Bradt Angola da el siguiente aviso:

 

Warning (Bradt): ¨Be very wary of crocodiles in the Cubal River. The crocodiles here are man-eaters with confirmed fatalities as recently as 2017. In 2009 at least nine children were killed and several women were attacked by crocodiles after a water canal was closed, forcing local inhabitants to collect water from the river. Although cocodriles oftem seem to float slowly in the water, they can move with surprising speed and agility when hunting.¨

 

Traducido:

 

Advertencia (Bradt): ¨ Tenga mucho cuidado con los cocodrilos en el río Cubal. Los cocodrilos aquí son comedores de hombres con muertes confirmadas en 2017. En 2009, al menos nueve niños fueron asesinados y varias mujeres fueron atacadas por cocodrilos después de que se cerró un canal de agua, lo que obligó a los habitantes locales a recoger agua del río. Aunque los cocodrilos parecen flotar lentamente en el agua, pueden moverse con sorprendente velocidad y agilidad cuando cazan ".

 

Upps! Me acerqué a la zona del río, a la zona oeste del puente, y le pregunté a una mujer que pasaba por allá si había cocodrilos. Me dijo que sí, pero no sé si me llegó a entender. Subí al puente a ver la garganta y desde allá vi a unos niños jugando en el río con unas barcas, tirándose al agua totalmente confiados. También lo que se suele ver siempre en los ríos angoleños, mujeres lavando la ropa o aseándose. No llegué a ver esas barcas con plátanos, pero sí que había una de mangos y un pequeño mercado.

 

De ahí tiramos al sur para ver

 

EL FORTIM DE QUICOMBO

 

Así lo describe la guía Bradt Angola:

 

¨About 2km beyond the gorge there is a dirt track off to the right which leads to the forts of Kikombo. These little round stone constructions probably date from 1645; the actual date is not known. It was from this bay that Salvador Correia de Sá e Benevides anchored his boats in 1648 before setting off to liberate Luanda from the Dutch. An anchor from one of this boats which sank in the bay is said to be held in the Câmara Municipal building in Sumbe. Later, the forts were used as collection points for slaves before they were embarked to the Americas¨.

 

Traducido:

 

¨Unos 2 km más al sur del desfiladero hay un camino de tierra a la derecha que conduce a los fuertes de Kikombo. Estas pequeñas construcciones de piedra redonda probablemente datan de 1645; se desconoce la fecha real. Fue desde esta bahía que Salvador Correia de Sá e Benevides ancló sus barcos en 1648 antes de partir para liberar Luanda de los holandeses. Se dice que un ancla de uno de estos barcos que se hundió en la bahía se encuentra en el edificio municipal de Câmara en Sumbe. Más tarde, los fuertes se usaron como puntos de recolección para esclavos antes de embarcarse para las Américas¨.

 

Del hotel en Sumbe a este Fortim de Quicombo solo teníamos 18 kilómetros, pero tardamos una barbaridad en cubrir esa distancia porque a partir de Sumbe la EN100 se encontraba en obras.

 

Vuelta a Sumbe y de ahí tocaba visitar las

 

GRUTAS DE SASSA

 

En esta década que termina, una organización convocó un concurso/votación para dar con las «siete maravillas naturales del mundo». Las elegidas fueron las siguientes:

-La isla de Jeju (Corea del Sur)

-Las cataratas de Iguazú (Argentina y Brasil)

-La Montaña de la Mesa (Ciudad del Cabo, Sudáfrica)

-El Parque Nacional de Komodo (Indonesia)

-La Amazonia (la comparten un montón de países sudamericanos)

-La bahía de Ha-Long (Vietnam)

-El río subterráneo de Puerto Princesa (Filipinas)

 

También, esta organización animaba a cada país a elegir sus 7 maravillas naturales. Normalmente se selecciona una lista y luego por votación popular se deciden las 7 ganadoras.

 

En España son:

-Gaztelugatxe

-El Parque Natural de Somiedo

-El Parque Natural de Cabo de Gata

-Las Médulas

-El Parque Natural de Lagunas de Ruidera

-Fuente Dé

-La Playa de Las Catedrales.

 

En Angola son:

-Quedas de Kalandula (Malange)

-Morro do Moco (Huambo)

-Fenda da Tundavala (Huíla)

-Floresta de Maiombe (Cabinda)

-Lagoa do Carumbo (Lunda Norte)

-Grutas do Nzenzo (Uíge)

-Quedas do rio Chiumbe (Lunda Sul)

 

He visitado 4 de las maravillas naturales del mundo, solo una de las de España y tres de Angola, con planes para visitar la cuarta en febrero. ¡Un poco triste, que más en el mundo y en Angola que en España!

 

Las Grutas de Sassa estuvieron entre las 27 finalistas, sin embargo no pasaron el corte final. Pero aquí quedo este video de promoción que es interesante:

 

Grutas da Sassa - 7 Maravilhas Naturais de Angola (11´48¨)

 

Esto es lo que dice la guía Bradt Angola:

 

¨Grutas da Sassa: There are some impressive caves 10km to the southeast of Sumbe. Known locally as the Grutas da Sassa, they are located at -11.258750, 13.892139 , about 1km off the main road towards the River Cambongo¨.

 

En otra sección dice lo siguiente:

 

¨Adventurers can visit impressive caves just off the road between Seles and Sumbe (closer to Sumbe). You will know you are on the right tracks as you will pass an impressive baobab (-11.260687, 13.870302), around which someone is thoughtlessly building a restaurant.

Leave the road (-11.266327, 13.885133) and drive as far down as you can before walking to the entrance of the caves (-11.25863, 13.892101). The local farmer will guide you through. Torches are required. Caution: there is a risk from crocodiles in the rainy season. This is a beautiful place, but not on the beaten track.¨

 

Traducido:

 

¨Grutas da Sassa: hay unas cuevas impresionantes a 10 km al sureste de Sumbe. Conocidas localmente como las Grutas da Sassa, se encuentran en -11.258750, 13.892139, a aproximadamente 1 km de la carretera principal hacia el río Cambongo¨.

 

¨Los aventureros pueden visitar unas impresionantes cuevas cerca de la carretera entre Seles y Sumbe (más cerca de Sumbe). Sabrás que estás en el camino correcto al pasar un impresionante baobab (-11.260687, 13.870302), alrededor del cual alguien está construyendo un restaurante sin pensar (imagino que se referirá al impacto visual).

Sal de la carretera (-11.266327, 13.885133) y conduce lo más abajo que puedas antes de caminar hacia la entrada de las cuevas (-11.25863, 13.892101). Un agricultor local te puede guiar. Se requiere linterna. Precaución: existe riesgo de cocodrilos en la temporada de lluvias. Este es un lugar hermoso, pero no de los frecuentemente visitados¨.

 

De guías no tuvimos agricultores locales, sino un grupo de niños. Nos los encontramos en el camino, uno de ellos llevaba un pájaro que habían cazado y que decían se iban a comer. Nos acompañaron a la cueva. Desde el lugar en el que aparcamos hasta la entrada de la primera cueva fueron unos 20 minutos andando, por un sendero de bajada. Lo primero que tuvimos que hacer es depositar 2.000 kwanzas (al cambio oficial unos 4 euros) en unas hojas que había en el suelo, para el jefe y para tener protección dentro de la cueva. La primera cueva que visitamos es enorme en altura, anchura y longitud. Si la atraviesas volverías a salir al exterior, a un río. Esa salida creo que no se usa como entrada porque ese río está metido dentro de un cañón, y el acceso a esa entrada por ese otro lado puede no ser fácil. El río se ve que un poco más adelante se vuelve subterráneo al entrar en otra cueva. Tiene que ser interesante navegarlo a ver por qué gruta te lleva, pero eso ya sería cosa más seria, para espeleólogos. El río además bajaba con bastante fuerza.

 

Durante el paseo por dentro de la cueva los chavales cazaron unos cuantos murciélagos. Dijeron que luego los prepararían con agua y sal y se los comerían. ¿Cómo los cazan? Por lo visto cuando vuelan, a veces se pelean entre ellos. Si uno de ellos cae estos están atentos para darle un palazo en la cabeza y a la cazuela. También cayó uno pero ese estaba enfermo y no lo tocarón. Se cayó también un bebé murciélago y dijeron que ese ya tenía las horas contadas, que su madre no iba a bajar a recuperarlo. Unos Félix Rodriguez de la Fuente los chavalillos, es lo que tiene el contacto continuo con la naturaleza.

 

Caminando entre rocas me tropecé, nada serio que no fuera poner las manos. Pero con la mala suerte que en la mano tenía la cámara y el objetivo golpéo con fuerza una de las rocas y pasó a mejor vida. Me jodió, porque no es el primero que cae y son caros, pero bueno, es el precio por meterle mucho tute a la cámara. ¡Menos mal que pagamos 2.000 kwanzas por protección y solo se rompió la máquina de fotos! A la salida nos dijeron que teníamos que depositar 1.000 kwanzas. OK, no seremos nosotros los que rompamos las costumbres (creadas probablemente para sacar un poco de pasta al turista).

 

Salimos por entrada a la que habíamos accedido, y le pregunté a los chavales a ver si había otra cueva, porque unos colegas me habían hablado de ella, aunque no habían estado. Uno de ellos me respondió que sí, que a unas dos horas. Otro dijo que no, que solo a una hora. Les dijimos que adelante y allá fuimos. Marqué la ruta porque tenía curiosidad de saber qué distancia había realmente entre la entrada de una cueva y la otra y eran simplemente 900 metros, que hicimos en unos 18 minutos. Así que estando allá recomiendo visitar las dos.

 

Para acceder a la segunda cueva también tuvimos que depositar en unas rocas 1.500 kwanzas a la entrada y 1.500 kwanzas a la salida. Echando la vista atrás esos billetes iban luego al bolsillo de uno de los chavales, que luego los repartiría entre todos. Esta cueva es diferente a la anterior, con ojos o aberturas al cañón. De hecho, asomándose a uno de ellos se puede ver la salida al río de la otra cueva, desde arriba.

 

Fue una visita muy chula y muy divertida, en compañía de los chavales que trataban de impresionarnos con sus saltos, dotes de cazadores o mostrándonos las rutas. Eran muy responsables, si me quedaba atrás echando alguna foto se quedaba también alguno, en plan protector, para mostrarme el camino.

 

Vuelta al coche y de ahí directamente a Luanda, unas cuatro horitas.

Otro buen fin de semana en Angola disfrutando de las muchas cosas que este país tiene para ofrecer.

05/12/2019 14:47 basurde Enlace permanente. Angola

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris