Facebook Twitter Google +1     Admin
Contador Gratis
accesos desde el 12/Sept/2008

Temas

Enlaces

Archivos

Basurde Xiao Long

Viaje a Bangladesh: 10-17 febrero 2013

20130223164118-vv.jpg

He escrito una parrafada enorme sobre mi viaje a Bangladesh porque me sirve de diario. Sin embargo es imposible que las palabras describan lo visto allá.

Para haceros una mejor idea podéis echar un vistazo a las

346 FOTOS AQUÍ

 

Del sábado 9 al domingo 17 de febrero tuvimos en la escuela las vacaciones del Nuevo Año Chino. Hemos entrado en el Año de la Serpiente. Además de los 12 animales del zodiaco chino se tienen en cuenta otros factores como son los cinco elementos del pensamiento chino, que son agua, madera, fuego, metal y tierra. Combinados con esos 12 animales nos dan ciclos de 60 años. Es decir, que el año de la serpiente se repetirá en 12 años, pero tendrán que pasar 60 para que vuelva a ser el año de la serpiente de agua, en el que acabamos de entrar.

 

El primer año que estuve en China me quedé en Shanghái para ver las celebraciones y fue muy interesante. Después de visto decidí que no me quedaba ya más por varias razones:

- es una época muy ruidosa, ya que tiran petardos, cohetes y fuegos artificiales continuamente durante toda la semana y a todas horas.

- no es fácil viajar en esas fechas en China ya que para la mayoría de los trabajadores emigrantes de otras ciudades es la única fecha que tienen al año para volver a sus casas, con sus familiares. Por lo que los medios de transporte interurbanos están a tope.

 

BILLETE DE AVIÓN

 

Así que tocaba planear una escapada y Bangladesh era un destino que me interesaba. Entré en mi cuenta de viajero frecuente ¨Flying Blue - Skyteam¨ y vi que tenía suficientes millas para comprar un billete de premio a Dhaka. El vuelo costaba 40.000 millas más tasas. Mirando en páginas de Internet vi que el vuelo más barato –con CTrip- costaba 7.070 yuanes + 2.595 yuanes de tasas = 9.665 yuanes  (1.175 euros). ¡Una pasta! Con eso llamé a Flying Blue y me confirmaron que podía comprar el billete, descontándome 40.000 millas + 198 euros de tasas + 15 euros de servicio. Con lo que se quedaba un buen precio.

 

Esta fue mi ruta:

 

Ida:

9 de febrero de 2013

CZ3614 : Shanghai-Pudong (20:45) – Guangzhou (23:15)

10 de febrero de 2013

CZ0391 : Guangzhou (08:35) – Dhaka (10:50)

 

Vuelta:

17 de febrero de 2013

CZ0392 : Dhaka (12:00) – Guangzhou (17:35)

MU5304 : Guangzhou (20:30) – Shanghai-Hongiao (22:45)

 

¡Billete comprado!

 

En la ida tenía que pasar noche en Guangzhou, ya que llegaba a las 23:15 y mi conexión salía al día siguiente a las 08:35. Lo mismo que hace dos años cuando fui a Birmania, también tuve que pasar la noche en un hotel del aeropuerto. Así que hice la reserva en el Hotel Guangsha, porque aparte de no ser muy caro y estar al lado del aeropuerto te recogían en la terminal y te volvían a llevar al aeropuerto al día siguiente.

 

Para la próxima vez ya sé que me puedo ahorrar el hotel. En el check-in de Shanghái a Guangzhou me dieron un papel los de la compañía aérea China Southern que decía:

¨Transfer Guidance in Guangzhou – Domestic to International

Free accommodation for overnight transfer. If you have to connect the CZ flight the next day at Guangzhou, you may enjoy our overnight free hotel service and free bus transportation between the airport and hotel. Please turn to our transfer counter for further information¨.

 

Vamos, que como tenía que pasar la noche en Guangzhou la compañía me ponía el transporte y el hotel para esa noche. Pasé de cancelar mi hotel con tan poca antelación pero para la próxima vez estará bien tenerlo en cuenta.

 

PREPARATIVOS

 

Lo primero para mi en estos viajes es comprar la guía Lonely Planet. Así que me metí en su página Web, la compré on-line y en un par de días la tuve en casa. Echando un vistazo rápido a lo que se puede hacer por Bangladesh vi que una de las cosas más interesantes para hacer es visitar una zona de manglares llamada Sundarbans, donde existe la mayor colonia de tigres en libertad del mundo. Sin embargo la guía también decía que había que reservar estos viajes en barco con al menos 3 semanas de antelación. Escribí a un par de compañías y recibí la respuesta de que no tenían viajes disponibles en las fechas en las que yo iba.

 

The Bengal Tours Ltd. <info@bengaltours.com>, respuesta del 19 de enero:

 

¨Dear Sir,

 

Thank you for your mail & showing interest to visit Sundarbans with us. Unfortunately the date you have mentioned for Sundarbans trip is fully sold out. If you have any further query please feel free to contact.

 

Regards

 

http://www.guidetours.com/, respuesta del 20 de enero:

 

¨Dear Javier Castro,

 

Greetings from The Guide Tours Ltd and thank you for your mail.

During February we have several trips but all are booked by other groups exclusively. If you prefer we can arrange a trip to Sundarban on hired boat which will be expensive one.(around BDT 80,000). But if we get any more people interested on it the price will come down. The boat will be with basic facilities (one/two cabins, no shower facility)¨

 

Sundarbans National Park entonces descartado, porque sin contratar un tour es una zona a la que el acceso es muy difícil.

 

Me interesé por otra zona montañosa –Chittagong Hill Tracts-, que hace frontera con Myanmar, pero vi que por ahí había que tener cuidado con la malaria. No me apetecía preocuparme por eso en un viaje de una semana, así que área también descartada.

 

Decidí que escaparía de Dhaka cuanto antes porque no me gustan las ciudades grandes, y buscaría alguna zona más tranquila en el norte de Bangladesh.

 

El visado para Bangladesh se puede conseguir directamente en el aeropuerto así que no había nada más de lo que preocuparse.

 

DÍA 1 – 10 febrero 2013 : GUANGZHOU – DHAKA – SRIMANGAL

 

Llego al aeropuerto de Dhaka y pago en la caja los 50 dólares necesarios para el visado. Hablo un rato de fútbol con los policías de aduanas y voy al banco –Sonali Bank- a cambiar dólares a takas. El cambio : = 80.10 dakas.

 

Es importante guardar el resguardo del banco porque a la vuelta lo necesitas si quieres cambiar los dakas que te sobran a dólares. Si no, lo puedes tener más difícil. A la vuelta el cambio en otra oficina del mismo banco en el aeropuerto era = 80.80 dakas. Con lo que conviene cambiar de una vez en el aeropuerto en lugar de ir con la idea de cambiar más adelante. El cambio en el aeropuerto es bueno comparado con otros lugares, y tampoco vas a perder mucho dinero con la compraventa de dakas.

 

Salgo a la calle con la idea de coger un rickshaw a la estación de Sayedabad, de donde salen los autobuses a Srimangal, mi próximo destino. Pregunto en un puesto de rickshaws en el aeropuerto cuanto me costaría y me dicen que 1.300 dakas. Es caro así que salgo a la calle para parar uno. Le digo donde quiere ir y me dice que 300 dakas. Perfecto. Luego me pidió 500, porque decía que le había dicho otro sitio, pero todavía era un precio razonable porque tuvo que cruzarme toda la ciudad.

 

Llegué a la estación de Sayedabab y a las 2 de la tarde cogí un autobús a Srimangal.

 

¿Por qué había elegido esa ciudad?

- Tamaño: tiene solo 20.000 habitantes, y no me molan las ciudades grandes.

- Cosas para ver: está rodeada de plantaciones de té, dicen que es una zona muy buena para alquilarte una bicicleta y pasear por el campo, y también se puede hacer un poco de senderismo hasta una cascada llamada Hum Hum.

 

Después de unas tres horas y media de viaje llegué a Srimangal, donde me alojé en el Green View Rest House las siguientes tres noches. Una habitación individual con baño 500 dakas/noche, lo que equivale a 4.8 euros/noches. ¡Se puede dormir por menos de 1000 pesetas!

 

Me pego una ducha y salgo a investigar un poco el pueblo. En la calle se me acercan un par de chavales y uno de ellos se pone a hablar conmigo en inglés. Me invitan a tomar un té y acepto la invitación. Luego me enseñan el mercado y llaman a otros dos colegas suyos. Parece que la atracción turística soy yo y no al contrario :) Me dicen que en su pueblo nunca ha estado un extranjero –está a unos 8 km. de Srimangal- y me invitan a visitarlo al día siguiente. Les digo que perfecto y me dicen que me recogerán en mi hotel a las 2 de la tarde.

 

DÍA 2 – 11 febrero 2013 : SRIMANGAL

 

Me levanto y voy a la calle de la estación a alquilarme una bicicleta para dar un paseo por los campos de té. En otras ocasiones para rentar una bicicleta he necesitado dejar el pasaporte, que recogía al devolver la bici. Aquí nada, me hicieron pagar 200 dakas por todo el día (1.92 euros) y no me tomaron nota ni del nombre :-)

 

Salí por la carretera Srimangal-Bhanugach y la primera plantación de té que me encontré fue la de  ¨Finley¨. Al lado había un río donde mujeres se estaban lavando. El paseo por esa zona ideal y la temperatura perfecta.

 

Llegué al llamado museo del té y pregunté a ver si podía visitarlo, pero me dijeron que estaba cerrado. Por esa zona coincidí con otro local que iba en bicicleta y hablaba inglés, y me dijo que se dirigía a una escuela que patrocina con una ONG, y que si quería acompañarlo. Así que me fui con él a la escuela.

 

La escuela se encontraba en una aldea adivasi, en las plantaciones de té Zareen, que son productores del té Ispahani que a alguno le puede sonar. Adivasi en Bangladesh se refiere a grupos indígenas del país. La escuela era un pequeño refugio de chapa, en el que había una profesora y unos 20 niños de tercer grado sentados en el suelo. Si sillas ni mesas.

 

VIDEO DE LA ESCUELA

 

En ese video podéis haceros mejor una idea de la escuela.

 

Le pregunté por qué los niños no iban a una escuela pública y tenía que hacerse cargo una ONG. Me dijo que la escuela pública está lejos, que no se la pueden permitir y que ahí había algún alumno extranjero, como una chica de Nepal.

 

Seguimos el paseo en bici y pasamos por un lugar donde Habitat for Humanity había construido unas casas, según decía el cartel. Visitamos posteriormente la casa de su hermano para tomar un té y volví al hotel porque había quedado con la cuadrilla del día anterior.

 

Los chavales me llevaron a su pueblo, que no daba la idea de pueblo sino de una casa aquí, otra casa allá, y un montón de lagos artificiales alrededor. Me dijeron que cada familia tiene uno, que utilizan para lavar, para asearse, etc. Cuando saqué un par de fotos a un par de ellos uno me dijo ¿vas a sacar a todos? Porque hay más de mil :-) OK, entonces no.

 

A comer fuimos a la casa de uno de ellos. Pasaron la jarra de agua pero yo dije que no quería beber agua, que gracias –no es una buena idea para extranjeros beber agua no embotellada-. Me dijeron que no era para beber, que era para lavarse. Uno pasaba con la jarra en una mano, con un barreño en otra, y te iba echando agua en las manos para que cada uno de la mesa se lavara. ¡Y a comer! Solo que sin cubiertos ni palillos. Con las manos. Arroz con curry. Lo cual es un poco extraño, por la textura del arroz con las salsas y porque no es fácil meterte un puñado de arroz con la mano, es mucho más fácil con un tenedor o palillos. Pero a ellos se les veía práctica :)

 

Después del té fuimos a dar un paseo. Había un grupo de críos jugando a cricket y me pidieron que bateara. Bueno, que intentara batear porque yo para eso soy bastante inútil.  Ya caída la noche fuimos a una oficina de un tío con televisión donde se juntó un montón de gente a ver un partido de cricket: Dhaka Gladiators vs. Sylhet Royals.

 

De vuelta a Srimangal se unieron un rato a la protesta que durante esos días se estaba celebrando en muchas ciudades de Bangladesh. Aquí podéis ver un video explicativo:

 

VIDEO – PROTESTAS PACÍFICAS EN BLANGADESH

 

DÍA 3 – 12 febrero 2013 : SRIMANGAL (Cascada Hum Hum)

 

El plan para ese día era visitar la reserva natural Rajkandi donde se encuentra la cascada Hum Hum.

 

De la estación de autobús Lowacherra cogí un autobús a Upazilla (45´).

En Upazilla tomé otro bus a Kulmaghat (45´).

Allá negocié un rickshaw que con el guía me llevaría a Kolobagan, pueblo donde empezaba el trekking. 

 

La ruta es muy bonita. No son montañas altas, sino que vas continuamente subiendo y bajando pequeñas colinas. Al principio tienes que pasar tres puentes de bambú. Al final tienes que vadear un río para llegar a la cascada. No es una cascada espectacular en esta época, sí que debe serlo en época de lluvias. Es más una excusa para hacer la ruta, que sí merece la pena.

 

Es una zona en la que debe de haber bastantes monos pero yo no vi ninguno. Mi guía –que no hablaba inglés- iba a lo suyo, que era llegar a la cascada y volver a piñón. Caminaba estilo tarahurama, ya que no llevaba botas de monte sino unas chancletas, que la mayoría del tiempo llevaba colgadas de la mano, andando descalzo por el monte :-)

 

En un momento de la ruta se ve a lo lejos la alambrada que marca la frontera con la India. En la ruta también nos encontramos con gente cortando bambú. En ciertas zonas se ve que la deforestación puede ser un problema si no tienen cuidado.

 

DÍA 4 – 13 febrero 2013 : SRIMANGAL – DHAKA – MYMENSINGH

 

Jornada de tránsito. Por la mañana abandoné el hotel y de camino a la estación paré otra vez en el mercado que me habían enseñado unos chavales el primer día.

 

A las 10:26 salía mi tren con destino a Dhaka. Había reservado un asiento en un vagón de primera clase -512 taka (5 euros) 5 horas- que compartí con un local y con dos alemanes, los primeros extranjeros que veía desde que dejé el aeropuerto de Dhaka. Eran padre e hijo. El padre trabajaba en Dhaka, y el hijo estaba estudiando en una universidad en Holanda. Había llegado de visita y estaban haciendo un poco de turismo.

 

Dejé mi vagón de primera clase para darme una vuelta por el tren. Segunda clase, donde la gente está sentada en sus asientos, y luego ya la clase ¨ponte donde puedas¨. Vendedores recorriendo los pasillos, cuarto de máquinas, interesante :-)

 

El plan una vez llegado a Dhaka no lo tenía muy claro. Si encontraba un tren para Mymensingh lo tomaría. Si no me quedaría en Dhaka una noche y buscaría que hacer los días siguientes.

 

Sí que había tren a Mymensingh para esa tarde, así que compré otro billete de primera clase -175 taka (1.70 euros) 3 horas 30 minutos-. Se supone que mi tren, el Jamuna Express, salía a las 16:20. Sin embargo no partió hasta las 18:00. Esperando se dio una situación curiosa. Siendo turista enseguida te viene gente a hablar. Comentando que el tren no llegaba, uno dijo que no me preocupara que tenía el mismo tren. Sin embargo... ¡en su billete la hora de salida era las 17:00! ¡Y luego más tarde apareció otro tío con un billete con el mismo tren y otra hora diferente! Respiré aliviado cuando apareció el tren a las 6 p.m. y pude encontrar mi asiento en mi vagón :-)

 

En total fueron unas 8h30 minutos de tren: 5h de Srimangal a Dhaka, 3h30´ de Dhaka a Mymensingh. Si hubiera estado más vivo esto lo podría haber optimizado mucho haciendo lo siguiente:

- Srimangal – Sylhet : 2h en autobús o tren

- Sylhet – Mymensingh : esta conexión no la vi en Lonely Planet, pero una persona con la que coincidí posteriormente en el autobús de Mymensingh a Dhaka me dijo que era posible.

 

Al llegar a Mymensingh busqué un hotel. Entré primero en el Hotel Amir Internacional, que Lonely Planet decía que estaba bien. Lonely Planet te indica los precios –decía que una single costaba 750 takas y con aire acondicionado 1.500 takas- y algunos ¨truquillos¨. De este hotel decía ¨probablemente te dirán que todas las habitaciones sin aire acondicionado están ocupadas, pero casi seguro que no será cierto¨. Pregunté por una habitación sin aire acondicionado y me dijeron que estaban todas tomadas, que solo tenían con aire acondicionado por 1.200 takas. Les insistí en que no quería aire y ellos insistieron en que no tenían, así que me fui a otro hotel justo al lado, hotel Khan International, a 730 takas -7 euros- la noche.

 

DÍA 5 – 14 febrero 2013 : MYMENSINGH – MUKTAGACHA – BIRISIRI

 

Mymensingh es una ciudad de unos 230.000 habitantes. En mi imaginación una ciudad de este tamaño debería ser tranquila, como Vitoria. Sin embargo nada de eso. Mymensingh es un caos de ciudad con tráfico por todos los lados. Pero tiene su encanto.

 

Mi primera visita fue a Muktagacha, que es otra ciudad que se encuentra a 30 minutos en autobús de Mymensingh. Cuenta con un par de atracciones:

 

1.- Rajbari: Un rajbari es un palacio o mansión construida por un zamindar (=terrateniente) durante la época raj, que se refiere al periodo de gobierno británico en el subcontinente indio, de mediados del siglo XVIII a mediados del XX. Os sonará la expresión ¨vives como un rajá¨. Pues haceros una idea de cómo vivían :-)

 

En Muktagacha se encuentra un rajbari ya en ruinas de unos 300 años de antiguedad. La visita es muy interesante, entre otras cosas te vas a encontrar con:

- cajas fuertes, donde el rajá guardaba su tesoro.

- la prisión y la sala de ejecución donde se cargaban a los que recibían esa sentencia.

- restos de un salón de baile giratorio.

- templos dedicados a Shiva

 

El conjunto te da una idea del lujo con el que vivían estos rajás en su época. Fuera de esta residencia ya en ruinas, y ocupado ahora por un cuartel de la policía local, se encuentra lo que en su día fueron los establos para los 99 elefantes del rajá.

 

¿Por qué se encuentra en ruinas esta residencia? En 1947 se separaron India y Pakistán, y siendo hindúes los terratenientes abandonaron la residencia para ir a India.

 

Después de visitar el rajbari visité la universidad que está al lado, y un local me llevó a ver diferentes templos hindúes. Bangladesh es un país de mayoría musulmana (casi el 90%) sin embargo en esta zona la minoría hindú es numerosa.

 

Terminamos la ruta en la

2.- Tienda de dulces ¨monda¨ Gopal Pali Prosida.

Visitar esta tienda de dulces es como visitar la churrería San Ginés en Madrid, o comerte una tajada de bacalao en Casa Labra. Esta tienda de dulces es un histórico de Bangladesh.

 

Cuentan que hace casi 200 años la familia Pal cocinó mondas para el terrateniente. Mondas son como unos pasteles de yogur. Al terrateniente le gustaron tanto que empleó a toda la familia. Cuando en 1947 se dividieron India y Pakistán y el terrateniente abandonó su residencia, la familia Pal abrió esa tienda que ha estado en funcionamiento desde entonces. Entré a probar las mondas, charlé un poco con los propietarios del negocio –familia Pal- y me sorprendió ver que no paraban de vender. Me cogieron prestada Lonely Planet para sacar una fotocopia de la página en la que se les hacía referencia.

 

Hecha la visita me volví a Mymensingh en autobús, pese a que un conductor de rickshaw que me quería haber llevado decía que no había opción de volver en autobús. ¡Qué fenómeno! :-) Pero no coló...

 

Mymensingh se encuentra a las orillas del río Brahmaputra y tiene un paseo al que los mymensinghanos -¿será ese el gentilicio?- van a pasear y a socializar. Un remanso de paz comparado con la ciudad. Visité otra rajbari en esta ciudad, el tempo de Shiva, la parte vieja que es un Cristo de calles y mercados, y después de ducharme en el hotel me cogí un autobús a un lugar más tranquilo, Birisiri.

 

Me alojé en el dorm de la YMCA, solo que era el único ocupando una de las 8 camas. Precio por noche: 200 dakas = 1.92 euros. ¡No es muy caro dormir en Bangladesh! Cené arroz con curry y pollo con el que al día siguiente sería mi guía, y al sobre. Eso de comer con la mano no me acaba de convencer...

 

DÍA 6 – 15 febrero 2013 : BIRISIRI – MYMENSINGH – DHAKA

 

He mencionado anteriormente que a los grupos indígenas del país se les conoce generalmente como ¨adivasi¨. En Birisiri más concretamente habitan los Garo. Esta etnia está formada por unos 2 millones de personas, siendo unos 100.000 o 200.000 los que viven en Bangladesh. Se cree que emigraron de las mesetas tibetanas hace más de 2.000 años y mirando sus caras si que tienen rasgos muy diferentes. Una curiosa costumbre de los garos es que en su sociedad los bienes los heredan las mujeres y no los hombres. En España ahora si alguien hereda se reparte a partes iguales entre hermanos y hermanas, pero hemos oído que en otro tiempo era el primogénito el que heredaba todo. Con los garos es al contrario, los bienes pasan a la mujer  y cuando un hombre se casa pasaría a vivir en la casa de la mujer. No es un matriarcado porque todavía son los hombres los que toman las decisiones.

 

Mi visita del día transcurría por tierras garo. El destino era el llamado ¨China Clay Hills¨, un pequeño lago especial por el color púrpura de sus aguas. Al igual que la cascada Hum Hum, más una excusa para disfrutar de la ruta que el destino en sí. Quería haber ido en barca –la guía Lonely Planet decía que era posible hacerlo en tres horas- pero en la YMCA me dijeron que eso solo era posible en época de lluvias, y que ahora el río estaba bajo y no era posible. Con lo que fui de pasajero en un triciclo donde el ciclista era a la vez el guía.

 

VIDEO TRANSPORTE EN BANGLADESH

 

En ese video podéis ver cómo son los triciclos de los que hablo, y en las últimas imágenes podéis ver a mi guía disfrutando del paseo :-)

El paisaje muy bonito, con campos de arroz, pequeñas aldeas y gente trabajando el campo.

 

Por la tarde comí otra vez arroz con curry y pollo con el guía, y me volví a Mymensingh.

 

En la estación de trenes pregunté a ver si había algún tren que fuera a Dhaka y me dijeron que sí, pero solo había billetes para la clase ¨búscate la vida y siéntate donde puedas¨. Con lo que me cogí un rickshaw y me fui a la estación de autobuses, cogiendo un bus a Dhaka.

 

En Dhaka te puedes bajar en varias estaciones:

- Aeropuerto, más al norte de la ciudad

- Banini, la zona más desarrollada de la ciudad

- Central Dhaka

- Old Dhaka, en el sur.

 

La idea que tenía era la de alojarme en Central Dhaka. Sin embargo hablando con una persona en el autobús me dijo que mejor me quedara por Banini, porque el tráfico en Bangladesh es terrible y nos iba a llevar mucho tiempo llegar a Central Dhaka. También el último día iba a necesitar más tiempo para ir al aeropuerto. Así que opté por la zona de Banini.

 

Miré en Lonely Planet un par de alojamientos que recomendaban –Viator y Liebenzell Mission Guesthouse- pero los dos estaban completos, así que terminé en el tercero llamado Regent Guest House. Los precios del alojamiento aquí ya empiezan a subir comparados con el resto del país, por ser la capital y por la zona. Una habitación costaba 1.800 dakas/noche (18 euros/noche) después de que me la bajara de 2.000 dakas. Desayuno incluido que te llevaban a la habitación por la mañana, wifi y una buena zona. No estaba nada mal. Llama la atención poder dormir por dos euros una noche y la siguiente por 18 :-)

 

DÍA 7 – 16 febrero 2013 : DHAKA

 

Había dejado la capital para el final porque no me molan nada las ciudades grandes y me gusta más visitar zonas rurales. Pero tampoco te puedes ir de Bangladesh sin conocer Dhaka, ¿no?

 

Empecé mi visita por la parte vieja de Dhaka, por Sadarghat. Di un paseo por la orilla del río Buriganga disfrutando de toda la actividad: mercado, barcas yendo y viniendo, gente trayendo y llevando cosas de un lado para otro, lonjas y la sensación de ritmo frenético.

 

Sin abandonar la parte vieja de Dhaka me fui al Palacio Rosado, o Ahsan Manzil. Era una residencia de un terrateniente construida en 1.872 y una visita obligada, porque tanto el parque y la arquitectura como la decoración interior es preciosa.

 

De ahí me fui al Fuerte Lalbagh cuya construcción empezó en 1.677, para terminar el día por la zona de la Universidad de Dhaka. Ahí se encuentra la Plaza Shahbag donde desde el 5 de febrero se han estado produciendo protestas populares reclamando la pena capital para un criminal de la guerra del ´71. Gran animación por la zona.

 

Vuelta a mi zona, Banani, y para la última cena me metí un homenaje en un turco llamado Turkish Bazaar.

 

y DÍA 8 – 19 de febrero de 2013 : DHAKA – GUANGZHOU – SHANGHAI

 

Vuelta a Shanghái. Ninguna novedad salvo un contingente de boinas azules de la ONU en el aeropuerto y retraso en mi vuelo de Guangzhou a Shanghai, aterrizando a medianoche. Al día siguiente a la mina.

 

REFLEXIONES

 

He vuelto encantado de mi visita a Bangladesh, principalmente por la gente. No es todavía un país turístico. Desde que salí del aeropuerto hasta que regresé 8 días más tarde solo vi a:

- dos alemanes en un tren, uno de los cuales trabajaba en Dhaka y el otro era su hijo, de visita.

- unos 10 extranjeros en mi visita de un día a Dhaka.

 

La gente que habla un poco de inglés continuamente se acerca para preguntar cosas. El interés es genuino, quieren saber lo que haces allí, a qué has ido. No están buscando nada a cambio como puede pasar en otros países donde la industria turística ya está desarrollada y están esperando la oportunidad de sacar algo del viajero.

 

He recibido un montón de invitaciones para sentarme a tomar té con desconocidos, cuando he tenido que preguntar algo se han desvivido por ayudarme y me he sentido bienvenido en el país.

 

Es evidente que Bangladesh es un país pobre, pero cuando lo comparas con los países desarrollados te das cuenta de que sí que tienen muchas menos cosas materiales, pero en valores y humanidad nos dan muchas vueltas y tenemos mucho que aprender.

 

En una semanita es poco lo que puedes ver comparado con la extensión del país, pero sí es suficiente para hacerte una idea de cómo es la gente.

 

Es un país al que hay que ir con mucha flexibilidad y con muy buen humor. Es imposible que paseando por la calle o en una estación de tren no se te acerque alguien para hablar. Si conocer gente nueva no es lo tuyo o prefieres que te dejen a tu aire este no es tu país. Pero si te gusta mezclarte con la gente del país aquí tienes todas las facilidades del mundo.

 

Me ha sorprendido gratamente ver como convive pacíficamente la mayoría musulmana y la minoría hindú. He tenido la oportunidad de tener interesantes conversaciones sobre religión y sobre temas que en ese país son tabú, pero que una vez roto el hielo se trataban con normalidad.

 

He venido encantado de Bangladesh y es un destino que recomiendo al 100%.

 

23/02/2013 16:27 basurde Enlace permanente. Viajes

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Basurde

Me acabo de dar cuenta de que continuamente me he referido a la moneda de Bangladesh como ¨daka¨, pero es ¨Taka¨ :-)

Fecha: 24/02/2013 13:26.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris