Facebook Twitter Google +1     Admin
Contador Gratis
accesos desde el 12/Sept/2008

Temas

Enlaces

Archivos

Basurde Xiao Long

Cabinda (Angola) + Tchiamba Nzassi (República del Congo) – 7 marzo 2020.

20200308190441-1.jpg

246 fotos aquí.

 

Endomondo – Ruta.

 

Relive – Video de la ruta.

 

Cabinda es una de las 18 provincias de Angola y tiene varias peculiaridades:

 

1.- Es un enclave.

 

Esta palabra deriva del latín medieval inclavare = encerrar. La RAE define enclave como ¨territorio incluido en otro con diferentes características políticas, administrativas, geográficas, etc.¨

El ejemplo más cercano de enclave, siendo alavés, lo veo en el Condado de Treviño. Pertenece a la provincia de Burgos, sin embargo está rodeado en su totalidad por la provincia de Álava. Ahí, concretamente en La Puebla de Arganzón, nació mi madre y 9 generaciones anteriores a ella.

Cabinda pertenece a Angola pero se encuentra rodeada por el mar al oeste, por la República del Congo al norte y por la República Democrática del Congo al sur y al este.

 

2.- Produce mucho petróleo.  

 

Angola es uno de los 14 países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y se suele situar en el top-10 de esta lista en cuando a exportaciones. Bien, siendo Cabinda una provincia pequeña en extensión y un enclave, estimaciones conservadoras dicen que el 60% del petróleo de Angola se extrae de Cabinda (puede ser más).

 

3.- Parte de la Selva de Mayombe está en su territorio.

 

Esta selva tropical se extiende además por otros tres países: República del Congo, República Democrática del Congo y Gabón. Este bosque de Maiombe se ha ganado además un puesto entre ¨Las 7 maravillas naturales de Angola¨.

 

Y esta tercera era nuestra principal razón para ir a visitar este lugar.

 

Compramos los billetes con TAAG, la línea area angoleña, el 13 de diciembre de 2019, con intención de visitar Cabinda en un puente que teníamos del 1 al 4 de febrero de 2020. No me preocupé demasiado en investigar al respecto hasta después de Navidades.

 

Fue entonces cuando me di cuenta de que no era como viajar a cualquier lugar de Angola. En cuanto a seguridad el tema parecía algo más complicado. Simplemente buscando en Internet ¨Travel advice – Cabinda¨ aparecían las siguientes recomendaciones:

 

-Gobierno del Reino Unido

 

¨The Foreign and Commonwealth Office (FCO) advise against all but essential travel to:

-the provinces of Cabinda (but not including Cabinda city)

-within 1km of the border with the Democratic Republic of Congo in Lunda Norte province, except at official border crossings and their access roads.

Most visits to Angola are trouble-free.¨.

 

Que viene a decir:

 

¨La Oficina de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth (FCO) desaconseja todos los viajes excepto los esenciales a:

-la provincia de Cabinda (pero sin incluir la ciudad de Cabinda)

-dentro de 1 km de la frontera con la República Democrática del Congo en la provincia de Lunda Norte, excepto en los cruces fronterizos oficiales y sus vías de acceso.

La mayoría de las visitas a Angola son sin problemas.¨

 

Vamos, dice bien que por Angola se puede viajar sin problemas, pero ojo en la provincia de Cabinda y en Lunda (diamantes). Ah, una aclaración. Cabinda es el nombre de una provincia pero también el de su capital, como Burgos. Indica que la ciudad de Cabinda no tiene problemas.

 

Haciendo clic en ¨safety and security¨ da más detalles:

 

¨The FCO advise against all but essential travel to Cabinda province (but not including Cabinda city). There are regular violent incidents including rape, murder and kidnappings involving foreigners and Angolans in the province of Cabinda. Groups claiming responsibility for these attacks have declared their intention to continue attacks against foreigners.¨

 

Traducido:

 

¨El FCO desaconseja todos los viajes menos los esenciales a la provincia de Cabinda (pero sin incluir la ciudad de Cabinda). En la provincia de Cabinda se producen incidentes violentos regulares, como violaciones, asesinatos y secuestros de extranjeros y angoleños. Los grupos que se atribuyen la responsabilidad de estos ataques han declarado su intención de continuar los ataques contra extranjeros¨.

 

Más abajo explicaré de qué grupo habla.

 

-Gobierno de Canadá – Dice lo mismo.

 

-Ministerio de Asuntos Exteriores español – No pone la provincia de Cabinda como una región especial de Angola, simplemente dice ¨Seguridad: Tras el fin de la guerra no hay zonas especialmente peligrosas. La paz en Cabinda se alcanzó con la firma de un Memorando en agosto de 2006¨.

 

Como en los toros, división de opiniones.

 

El siguiente paso fue hablar con un amigo portugués que trabaja en la escuela y que había estado allá. Se había alojado en Maiombe resort, que es un alojamiento en la selva. Me dijo que el lugar es espectacular, precioso. No por el alojamiento en sí, sino por el entorno, dice que la naturaleza es una pasada.

 

Pero me dijo que Maiombe resort estaba cerrado. La pregunta era, ¿cerrado por la seguridad en la zona, cerrado por falta de clientes? Me pasó un contacto de una persona que había trabajado allá y nos empezamos a comunicar. Ese primer contacto no tenía WhatsApp y todas las comunicaciones eran en portuñol por teléfono o por mensaje de texto. Dijo que no había problema en visitar la zona, que el se encargaba de todo. Pero los días transcurrían y de ahí no salía ningún plan claro: dónde nos íbamos a alojar, qué íbamos a hacer, transporte, etc. Desafortunadamente además este hombre, sin trabajo después del cierre de Maiombe resort, debe vivir al día. Le tuve que transferir dinero para que pudiera llamar por teléfono, para que pudiera coger el autobús para ir al cybercafé para enviarme información –que fueron unas hojas genéricas que transcribo a continuación en portugués-, para pagar el cybercafé…

 

¨Visitar o Maiombe Resort é entrar num mundo dominado pelo medio ambiente que o envolve; é tambén chegar a un oásis urbano tendo os pés fincados numa clareira aberta em plena Floresta. Porta de entrada principal para a cintura verde e equatorial do continente africano, con tudo o que de fantástico isso representa: paisagens intensas e deslumbrantes onde sobressaem as cores matizadas de verdes e cinzentos; vida por todos os lados; cascatas, montanhas, rios; sândalo, ébano, pau-preto, e gastronomia local, alojamentos e servicos que proporcionam conforto e descanso num mundo que possui tanto de desconhecido como de atraente. Visita obrigatória.

 

ACTIVIDADES DE LAZER

 

PISCINA PRINCIPAL

 

Piscina de água doce como tratamiento salino por electrólise onde pode relaxar nas nossas cadeiras de descanso con proteção dos guardas sóis e beneficiar ainda do nosso serviço do Bar. Este serviço é grátis para os hóspedes e onerado com uma taxa diária de 1.500 kz para os visitantes.

 

PISCINAS DA PRIMEIRA CASCATA

 

Piscinas naturais na base da Cascata do Rio Quiaba, cincundadas de rochas e do verde da floresta húmida, permiten disfrutar do ambiente e da frescura das aguas.

Preço:

Adultos: 1,500

 

CIRCUITO CASCATA ÁRBORE DE SEDA E GRUTA

 

A contemplação de Seda e da Cascata com 50 metros de extensão, o que faz com que a água caia sobre uma piscina natural e continue e seu curso através do serpenteante Río Quiaba que possui um leito de pedras e areaia agradável de se ver e, ao mesmo tempo conhecer a fascinante história das Grutas adjacentes fazem deste circuito pedrestre uma imagem ilustrativa do que é a Floresta do Maiombre. Duraçao: 1 hora

Preço adulto: 1.500

 

PESCA NO RIO

 

A época ideal para a pesca no rio é a época chuvosa, no cacimbo não se pode pescar porque o rio fica totalmente baixo devido a retençao da água nas barragens.

 

Preço:

Tarifa por tempo: 2h

1 Pessoa: 3000

2 Pessoas: 4000

 

PASSEIO DE CANOA NA BARRAGEM

 

Com uma vista linda do Rio Quiaba onde poderás ver pássaros ao longo do rio.

 

Preço:

Por pessoa: 1 hora sem pesca: 3.000 con pesca: 4.000

 

CIRCUITO ¨A ÁRVORE DAS MIL RAÍZES ATÉ ÀS BARRAGENS¨

 

A visualização desta maravilhosa e enorme árvore, única no Maiombe Resort, permite-nos sentir o esplendor e a força da naturaleza no seu todo. As suas muitas e fortes raízes causam admiração pelo tamanho e força que emanam. Linda de se ver. Caminhar dentro da floresta por este trilho até às barragens, olhar o rio Quiaba de cima e através do arvoredo circundante constituem um desafio a não perder. Duraçao: 2 horas

 

Preço: 1 pessona: 2.000

Em grupo: 2 pessoas: 3.000 – Acima de 2 pessoas: 2.500

 

CIRCUITO: ¨QUARTEL MILITAR¨

 

O antiguo quartel do exército colonial português no Miconje Velho é um dos lugares a conhecer, testemunho de outras lutas. Duração: 2h

 

Preço:

1 Pessoa: 1.500

Em grupo: 2 pessoas: 2.000 Acima de 2 pessoas: 1.000/pessoa

 

SAFARI 1

 

O safari que lhe ofrecemos é uma oportunidade única de observar de perto animais, na densa Floresta do Maiombe e estar em contacto com o micro clima que o espaço oferece.

O Safari tem lugar num espaço propicio, onde coabitam diferentes espécies em um regime de total liberdade.

Com duraçao de 3h realizado a pé, é possivel observar elefantes, macacos, chinpanzés, uma diversidade de Aves raras que produzem um som belo de se ouvir, único e sincronizado na floresta, e outros animais.

 

Preço: 2.500

 

VISITA A SEGUNDA CASCATA:

 

Uma viagem de 9 km ao ar livre e dentro da densa floresta, faz a combinação perfeita para relaxar nas águas refrescantes que a cascata oferece. Duraçao: 2h

 

Preço: Adulto: 1.500

 

CIRCUITO ¨CAMINHADA NA FLORESTA EM CONTACTO COM A FAUNA E FLOR¨

 

Caminhar… o escape de vivir uma vida activa longe de stress! Pronto para partir á aventura? Temos a certeza que quando terminar vai querer mais! A caminhada é uma actividade praticada dentro da floresta, onde impera o contacto privilegiado com a naturaleza promovendo-se o bem-estar físico e psicólogo dos praticantes. Os percursos são de nível médio e são acompanhados por um guia experiente que ajudará a identificar as espécies animais e flora. Duração: 3h

 

Preço: Pessoa: 3.000

Em grupo: 2 pessoas. 2.500

3 pessoas: 2.000

 

PESCA NAS BARRAGENS

 

Temos para si canas de Pesca Profissional e artesanal

O período ideal para a pesca é de noite, mas também se pode pescar durante o dia.

 

Preço:

Tarifa por tempo: 2h

1 pessoa: 3.000

2 pessoas: 4.000 ¨.

 

En estas estábamos cuando Annabelle contactó con un colega suyo que controla mucho del tema, ha viajado por allá y sabe bien de lo que habla y esta fue su respuesta:

 

¨My feeling is that Cabinda is a bit risky at the moment given the security situation (just been looking at this on Twitter). Maiombe Resort is really the only well-organised place that could guarantee security, and if they have shut down fully then there must be a reason for that.

 

If I were you I would head to São Tomé or Brazzaville for now, where tour operators can give you a proper jungle trekking experience with less of the security concerns!

 

Maybe wait until a domestic tour operator starts running trips to Cabinda in the future...¨

 

Que traducido:

 

¨Mi sensación es que Cabinda es un poco arriesgado en este momento dada la situación de seguridad (acabo de estar mirando esto en Twitter). Maiombe Resort es realmente el único lugar bien organizado que podría garantizar la seguridad y si han cerrado por completo, entonces debe haber una razón para ello.

 

En tu situación me dirigiría a Santo Tomé o a Brazzaville por ahora, donde los operadores turísticos pueden brindar una buena experiencia de trekking en la jungla con menos problemas de seguridad.

 

Tal vez esperad hasta que un operador turístico nacional comience a realizar viajes a Cabinda en el futuro ... ¨

 

Esa era otra, imposible encontrar una agencia de viajes que organizara viajes a esa zona.

Así que después de esa información, Cabinda para el puente de 4 días en febrero descartado, y visitamos en su lugar la provincia de Zaire.

 

También en esos días me había comunicado con otro contacto en Cabinda que me habían pasado. Cuando le pregunté cómo estaba el tema de seguridad su respuesta fue: ¨When it comes to Mayombe Forest it is always a security issue… so I advise you to write to government in order to provide you with security¨.

 

Traducido:

 

¨Cuando se trata de la Selva de Maiombe siempre es un problema de seguridad… así que te aconsejo que escribas al gobierno para brindarte seguridad¨.

 

Los billetes de avión estaban comprados. Los vuelos de Luanda a Cabinda son bastante baratos, cualquier día el precio del billete de ida y vuelta es de 27.627 kwanzas, que a día de hoy al cambio oficial serían 50 euros. Lo que hicimos en lugar de perder el billete es pagar una penalización y cambiarlos al sábado 7 de marzo, con el plan de hacer símplemente una visita a la ciudad de Cabinda, que no tiene ningún problema. Estuvimos pensando en si quedarnos o no a dormir y pasar el fin de semana, pero optamos por un día porque siempre hay cosas de curro que hacer el fin de semana y con la combinación de vuelos íbamos a estar todo el día allá. Este era el plan de vuelo, el 7 de marzo:

 

Vuelo DT120 Luanda (05:50) – Cabinda (06:50)

Vuelo DT127 Cabinda (20:50) – Luanda (21:50).

 

Al llegar al aeropuerto nos estaba esperando un conductor con el que había contactado el día anterior. Esa es otra historia. El lunes contacté con mi contacto número dos para conseguir un coche con conductor para ese sabado. Dijo que me diría algo, el miércoles insisto, el jueves no tengo todavía nada y estando en una obra de teatro del cole hablé con otro colega: ¨el sábado vamos a Cabinda y todavía no he pillado un coche, ando esperando¨. Este amigo trabaja en una empresa que tiene una sucursal en Cabinda, sacó el teléfono, llamó a un contacto y le dijo que a ver si conocía a algún conductor de confianza. Quedó en que preguntaría y el viernes para las 7 a.m. ya estaba resuelto el tema. Le dije al contacto 2 que ya tenía coche y unas horas después me respondió diciendo que me podía ofrecer un Toyota Tacoma a tal precio, etc. Le dije que ya nada, que no había oído nada de él desde el lunes, así que asunto del coche arreglado. No tiene que ser fácil hacer negocios en Angola…

 

Nuestro conductor –Leonardo- resultó ser una maravilla, un tío muy proactivo con muchas ganas de enseñarnos todo y de dar explicaciones. En primer lugar visitamos el Parque Primero de Mayo, que está muy cerca del aeropuerto y tiene estatuas de animales (un elefante, una jirafa, un gorila, una palanca…) a tamaño natural, aunque no en demasiado buen estado. Pasamos por la Iglesia de la Inmaculada Concepción, que tiene al lado una gran estatua del Papa al lado del mar, y de ahí fuimos a la llamada Sé Catedral de Nossa Senhora Rainha do Mundo, Catedral de Nuestra Señora Reina del Mundo. Enfrente tiene un parque chulo –Largo Pedro Benge- y al lado el ubicuo busto del Dr. Agostinho Neto que puedes encontrar en cualquier ciudad angoleña. De ahí pasamos por la sede del MPLA (partido que ganó la guerra civil angoleña y gobierna el país desde entonces) y nos fuimos a desayunar a una cafetería llamada Apolónia que estaba muy bien. De camino pasamos por el estadio municipal do Tafe, donde juega el Sporting de Cabinda de la primera división angoleña, pero ese fin de semana les tocaba jugar fuera.

 

Después de un buen café no fuimos al mercado de pescado de la ciudad, que tenía mucha actividad. Estaba a orillas del mar y se veían un montón de embarcaciones, algunas de ellas abandonadas, y mucha gente comprando y vendiendo. Muy colorista.

 

Durante el desayuno Leonardo nos preguntó: ¨¿Queréis ir hasta la frontera con la República del Congo?¨. La pregunta me sorprendió, porque no esperábamos salir de la ciudad de Cabinda y esa frontera se encuentra a unos 100 kilómetros al norte. Pero encantados con la propuesta, claro, le dijimos que sí y tiramos para el norte.

 

Pasamos por el Estadio Nacional de Chiazi, que fue una de las sedes de la Copa Africana de Naciones 2010 de fútbol que organizó Angola. Se contruyó especificamente para este evento y ahora se encuentra abandonado, no se utiliza.

 

Ese campeonato tuvo su historia negra. Aquí podéis leer más al respecto (Wikipedia – Ataque a la Selección de fútbol de Togo). Resumiendo, un grupo de atacantes del Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda (FLEC) abrió fuego contra el autobús que transportaba a la selección de Togo. Fue una emboscada que duró unos 20 minutos y dejó 3 muertos –entre ellos el conductor del autobús- y 9 heridos. Emmanuel Adebayor, que ha jugado en equipos como Arsenal, Manchester City y cedido una temporada en el Real Madrid se encontraba en ese autobús. El autobús había cruzado la frontera con la República del Congo que nosotros íbamos a visitar, y Leonardo nos mostró el punto exacto de la emboscada.

 

El problema de seguridad en la jungla de Maiombe es que a día de hoy todavía se ocultan guerrilleros del FLEC, que tienen como objetivo la independencia de Cabinda.

 

Pasamos Buco Mazi, Montanha São Luis, Fútila y la zona de Malongo. Esta zona de Malongo es muy interesante. Dice esto la guía Bradt Angola de la ciudad de Cabinda: ¨Despite its importance as an oil town you don´t see many foreigners on the streets. The vast majority of oil workers live in a complex just north, in a town called Malongo –a veritable fortress of its own, and walled off by barber wire and minefields. For security reasons the oil companies often refuse to let their staff drive the 20km between the complex and the city –they all take helicopters. At one stage in the awful conflict here, there was the glorious incongruity of American oil workers in a communist state being protected by Cuban troops from anti-government rebels (UNITA) funded by the American government –true globalisation!¨

 

En otra sección dice:

 

¨Malongo: Chevron Texaco´s large oil compound straddles the road with endless coils of barbed wire and electrified fences, and behind those fences are defensive minefields. So, don’t be tempted to jump the electrified fence¨.

 

Traducido:

 

¨A pesar de su importancia como ciudad petrolera, no se ven muchos extranjeros en las calles. La gran mayoría de los trabajadores petroleros viven en un complejo justo al norte, en una ciudad llamada Malongo, una verdadera fortaleza en sí misma y cercada por alambres de espino y campos minados. Por razones de seguridad, las compañías petroleras a menudo se niegan a dejar que su personal conduzca los 20 km entre el complejo y la ciudad, todos toman helicópteros. En una etapa del terrible conflicto, aquí se produjo la gloriosa incongruencia de tener trabajadores petroleros estadounidenses en un estado comunista protegidos por las tropas cubanas de los rebeldes antigubernamentales (UNITA) financiados por el gobierno estadounidense: ¡verdadera globalización!¨

 

Ja, ja, ¿cómo te quedas? Y estamos hablando de que Cabinda llegó a alojar a ¡15.000 soldados cubanos!

 

¨Malongo: el gran complejo petrolero de Chevron Texaco se extiende a ambos lados del camino con bobinas interminables de alambre de espino y cercas electrificadas, y detrás de esas cercas hay campos de minas defensivos. Por lo tanto, no te sientas tentado a saltar la cerca electrificada¨.

 

Después de leer eso tenía curiosidad de ver cómo era esa zona. Y sí, ves las vallas con alambre de espino y llegamos a ver unos carteles rojos en el arcén que decían ¨Perigo minas¨ y tenían una calavera pintada. Al volver al aeropuerto por la noche sí que vimos que había un cartel que indicaba dónde ir para el embarque del helicóptero a Malongo.

 

Dejamos esa zona, pasamos Cacongo y paramos en Lagoa de Massabi, que me encantó. Es un lago y en sus orillas había un montón de cayucos de madera tradicionales. Muy bonito y estaba muy animado de gente.

 

Más adelante llegamos a un cruce. Hacia el norte íbamos a la frontera, hacia el este hacia la localidad de Belize, es decir, hacia la Selva de Maiombe. La carretera hacia Belize dejaba de estar asfaltada para convertirse en una carretera de parcelaria. Charlando con Leonardo nos dijo que la seguridad en esos momentos no era un problema, que si queríamos un día podríamos ir. Pero mejor en mayo o así porque por las lluvias la carretera no estaba bien, y además mejor llevar otro coche, no el que llevábamos que era normal (no un 4x4).

 

Durante el camino pasamos algunos controles de policía. En uno de ellos nos hicieron bajarnos del coche y caminar hasta el otro lado, casi como una frontera. Cuando les enseñé mi pasaporte de España empezó la conversación de siempre, ¨¿Real Madrid o Barcelona?¨, y yo siempre les respondo ¨Athletic de Bilbao¨. Esto del fútbol está muy bien porque en cuanto ven en el pasaporte que eres español se relajan hablando de fútbol. Pero vamos, en cualquier caso con la policía ningún problema, miran lo que tengan que mirar (seguro de coche, etc.) y te dejan seguir sin problemas.

 

Llegamos al punto donde se perpetró el ataque al autobús de Togo. Cerca nos encontramos un palo cruzado en la carretera, puesto por gente que está limpiando la carretera y piden dinero por ello. En Indonesia ocurría igual. Hablando con Leonardo, el conductor, no le parecía del todo mal, porque dice que el gobierno hasta esas zonas no llega, y que si no las limpian ellos estarían llenas de malezas y serían más inseguras.

 

Por fin llegamos a la frontera con la República del Congo. Pensaba que el tema que Leonardo tenía en mente era verla, por dar un paseo, y volver. Pero no, no fue así, fue una situación más curiosa.

 

Salimos de Angola sin que nos pusieran el sello en el pasaporte. Sí que una funcionara que estaba aburrida quiso ver lo que llevaba Annabelle en la mochila y yo en mi bolsa. Fuera de Angola entramos en tierra de nadie y un poco más adelante estaba el puesto fronterizo de Congo. En él había un funcionario congolés recogiendo documentos de identidad de angoleños que simplemente iban a pasar al primer pueblo del Congo, Tchiamba-Nzassi, hacer lo que tuvieran que hacer (comprar, vender), y volver el mismo día. Leonardo nos dijo que nosotros podíamos hacer lo mismo. Dejar el pasaporte en la entrada, pasear por el pueblo y volver y recogerlo. Sin sellos, visados ni historias. Así que eso hicimos. Eso sí, en la entrada nos tuvimos que lavar las manos con un desinfectante, nos tomaron la temperatura y la apuntaron en un cuaderno con nuestros nombres (eso lo hacían con todos). Consecuencias del covid-19.

 

Dimos un paseo por Tchiamba-Nzassi. La lengua cambió a francés, los taxis a un color azul más oscuro y sí, estábamos en otro país, sin haberlo siquiera pensado esa mañana. Nos tomamos un par de cervezas congoleñas en el Congo y vuelta a la frontera esperando no encontrarnos ninguna sorpresa, como que el tío que guardaba nuestros pasaportes hubiera desaparecido y nos quedaramos en el Congo sin pasaporte explicándole a algún funcionario ¨mira, es que me habían dicho que…¨. Pero no, no fue así, ahí estaban nuestros pasaportes y salimos del Congo sin problemas, y sin tener que pagar nada.

 

Pasamos la tierra de nadie, y así como en la entrada al Congo nos tomaron la temperatura, en la entrada a Angola no lo hicieron.

 

En ese frontera se veía a mucha gente cargando carros con plátanos de Angola al Congo, por lo visto los cogen en la Selva de Maiombe.

 

Por deformación profesional posteriormente preparé esta actividad para utilizar en mis clases de español.

 

Vuelta hacia Cabinda City. De camino vi a un cazador que llevaba su presa, un mono. Paramos a charlar con él, el tío muy amable. Le pregunté a Leonardo ¨¿esto no es ilegal?¨, y me dijo que sí, que en teoría no se podía cazar esos animales, pero que el gobierno hace la vista gorda porque esta gente de esos pueblos a veces no tiene otra forma de supervivencia. Hablando con el cazador me dijo que cazaba jabalís, palancas, monos…

 

A la vuelta paramos en la playa de Cacongo. Había un mercado de pescado, pero lo curioso fue ver a gente pescar. Con una barca habían tirado una gran red al agua y desde la orilla, en dos grupos, la estaban arrastrando. Fue un proceso que llevó bastante tiempo. Al final sacaron bastantes peces, seleccionaron los mejores que metieron en cubos y el resto, de menos valor, se los fueron dividiendo entre los que habían tirado de la red, no sin un pequeño conflicto y cierta confuçao.

 

A la salida de Cacongo había una iglesia a la que se le había derrumbado recientemente la torre. Era una iglesia grande, bonita, con unas cristaleras de colores e impresionaba ver la torre caída. Leonardo me dijo que era una iglesia de tiempos de la colonia, pero tampoco me decía eso mucho porque fueron muchos años de colonización portuguesa.

 

Ya de vuelta en la ciudad de Cabinda entramos a ver el Monumento al Tratado de Simulambuco, que tiene cierta importancia. Este tratado fue firmado en 1885 entre el Rey de Portugal y los príncipes de Cabinda, y mediante él se creaba un Protectorado de Cabinda que era independiente de Angola. Esto fue así hasta 1975 -fecha de la independiencia de Angola de Portugal-, año en el que el Tratado de Alvor integró Cabinda en Angola. Pero este tratado fue rechazado por las organizaciones políticas de Cabinda, que manifestaron que debido a que ellos no habían firmado el tratado, éste era ilegal y por tanto no les ataba a Angola.

 

Grabado en uno de los lados de la base pone esto en portugués:

 

¨Neste lugar de Simulambuco foi assinado em 1 de fevereiro de 1885 o tratado que integrou o territorio de Cabina na naçao portuguesa¨.

 

En otro lado dice:

 

¨O Presidente da Republica General F.H. Craveiro Lopes visitou este historico lugar no dia 31 de maio de 1954¨.

 

El Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda a menudo hace referencia al Tratado de Simulambuco para justificar su movimiento separatista. Historicamente parece justificado, y que de tu área se extraiga la mayor parte del petróleo que exporta Angola pero que los beneficios no se queden en tu región pues es otra justificación que parece difícil de discutir.

 

Era hora de comer y si a la mañana Leonardo nos había llevado a desayunar a Apolónia Pastelaria, para comer fuimos al Restaurante Apolónia. Mismo dueño, distinto lugar. Después de comer visitamos otros sitios como el Mercado de São Pedro, o por hacer algo nos llevó a ver una nueva urbanización, Urbanizacão 4 de Abril, y eso fue lo que dio el día de si. Nos llevó al aeropuerto, nos despedimos, y vuelta a Luanda. El check-in en el aeropuerto de Cabinda fue desastroso, una organización pésima con un policía con cero autoridad que preparó un caos bueno. Solo había un mostrador de facturación, el equipaje lo tenían que pesar en una báscula aparte… ¿y de aquí sale el 60% del petróleo de Angola? Si que tienen algunas razones para andar algo descontentos. Al aterrizar en Luanda sí que nos dieron un líquido para desinfectarnos las manos y nos tomaron la temperatura, a pesar de tratarse de un vuelo doméstico.

 

Un día que nos cundió mucho, vimos un montón de cosas interesantes y nos sirvió para confirmar que Cabinda es un lugar seguro. Después de una experiencia muy positiva no descartamos volver por allá en mayo y contactar con Leonardo, que se portó de maravilla con nosotros, para esta vez sí, visitar la Selva de Maiombe.

08/03/2020 19:04 basurde Enlace permanente. Angola

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris