Facebook Twitter Google +1     Admin
Contador Gratis
accesos desde el 12/Sept/2008

Temas

Enlaces

Archivos

Basurde Xiao Long

Viaje a Taiwan: 21-25 diciembre 2009

20100103030653-lakers.jpg

En estos dos enlaces podéis ver las fotos de mi viaje que ilustran este texto:

 

Album 1: http://picasaweb.google.com/jcastroguinea/Taiwan1December21252009#

 

 

Album 2: http://picasaweb.google.com/jcastroguinea/Taiwan2December21252009#

------------------------------------------------------------------- 

 

¡Por fin vacaciones! Tenía comprados los billetes de avión Shanghai-Taipei-Manila-Shanghai desde septiembre, sin embargo tuve que ponerme el día anterior a buscar los albergues, y un vuelo interno en Filipinas, ya que me habían dicho colegas que habían vivido en Manila que allá no había mucho que hacer. ¡Todo a última hora!

 

Por no tener no tenía ni la Lonely Planet de Taiwan, porque en la biblioteca del colegio no la tienen y no tuve tiempo de ir a comprarla –desde septiembre, upss-. Pero investigando en Internet vi que se podía descargar el capítulo que a mi me interesaba, de Taipei.  62 páginas sobre la capital a 4.62 euros. Así que horas antes de partir pasé por la escuela y me la imprimí. ¡Todo solucionado, y me quedó tiempo para ir al downtown a tomarme una cerveza con Emel, la profesora de francés y español del año pasado que este año está en Marruecos! Vino de visita con su marido, y quedamos con otro profesor de español y su prometida china para cenar en Xintiandi, en un restaurante tailandés.

 

LUNES 21 DE DICIEMBRE DE 2009

 

Amanezco, y cojo un taxi directo al aeropuerto. Más barato taxi-metro-maglev, pero como siempre se me echó el tiempo encima preparando la mochila.

 

El vuelo era con Eva Air, una compañía taiwanesa. Salida de Pudong a las 13:10, llegada a Taipei a las 15:00. La aeronave tenía dos pisos y a mi me tocó el de arriba, al lado de unos ancianos de Taipei. Mi intención era sobar las dos horas de viaje pero no me lo permitieron. Esta pareja había vivido en EEUU y querían hablar. Incluso en un momento de la conversación la mujer se emocionó y me dio un billete de 1000 dólares taiwanes, unos 20 euros. Me tenía que haber hecho el loco y habérselos cogido, pero muy de vez en cuando mis principios morales afloran –muy de vez en cuando- y rechazé la generosa ofrenda.

 

El aeropuerto de Taipei está a unos 50 kilómetros del centro de la ciudad. Se encuentra sin embargo muy bien comunicado, y unos tres euros de autobus te llevan a la gran urbe. Yo me alojaba en un hostel que se llama JV´s hostel, en Tonghua St. Pago 10 dólares por noche en una habitación con 8 camas.

 

La chica que regenta el hostel es joven, se llama Vanessa. Me informa de que en la habitación hay otro español… con el que al final llegué a intercambiar solo un par de frases, porque no coincidimos.

 

Dejo la mochila y listo para explorar la ciudad. En esta ciudad te manejas de maravilla en metro, así que compro un bono y a rular. La estación de metro más cercana a mi albergue es Liuzhangli, y me desplazo 8 paradas hasta Longshan Temple. No especialmente porque quiera ver el templo, sino porque cerca de esa parada se encuentra una calle donde está el mercado de serpientes.

 

Entro a ver el templo y me sorprende muy gratamente. Muy bonita la decoración, mucha gente rezando, y mucha ofrendas que con el hambre que llevaba me tientan. Otra vez mis principios morales me impidieron coger nada. El templo data de 1738, alberga un montón de dioses, pero la principal deidad es la diosa Matsu, que ¨garantiza¨ una vuelta segura a los viajeros por tierra y mar. Para los que vuelan hay otra, Guanyin. Matsu está flanqueada por dos guardas. Uno que ve lo que pasa a 1.000 millas, otro que escucha lo que se dice a la misma distancia. ¨Yo no creo en las meigas pero haberlas haylas¨, así que por si acaso me moví poco y no dije nada.

 

De ahí caminé a ¨Snake Alley¨, el mítico lugar donde se cocinan serpientes. Una gran decepción. Esperaba ver a los mercaderes ofreciendo vasos de sangre de serpiente mezclados con licor, encarnizadas luchas hombre-cobra para terminar con la vida del réptil, un lugar concurrido y con mucha vida alrededor del ponzoñoso animal. Sin embargo no fue nada de eso. Sí que había culebras en restaurantes, y se podían ver, pero el lugar en si estaba bastante tranquilo. Y, a no ser que cenaras allá… no veías nada anormal.

 

Seguí paseando y paseando… y oh, sorpresa, llegué a una zona de marcha, Ximending. Zona peatonal con un montón de tiendas, restaurantes y cines. Por lo menos yo vi tres cines diferentes, cada uno con un montón de salas. Aprovechando la ocasión me metí a ver ¨The abidden citizen¨. ¡Muy buena!

 

De ahí al hostel, y a dormir.

 

MARTES 22 DE DICIEMBRE DE 2009

 

Todos los días en Taipei han amanecido con la misma rutina vacacional. Café en un restaurante con el periódico local, nada mejor para empezar el día.

 

El plan para esa jornada era visitar Danshui. Este pueblito se encuentra en la última parada de metro de la línea 2, la roja. Viviendo en Shanghai no me apetecía meterme en el mogollón, y el transporte público de Taipei te da la oportunidad de alejarte fácilmente del barullo, como a esta ciudad de 110,000 habitantes. Está situada justo en la desembocadura del río Danshui, y andando se puede llegar al mar. Salí del metro, y dando un paseo llegué a un museo llamado ¨Believe it or not¨, con cosas curiosas. Visité un par de templos –Longshan y Fuyou- visité un mercado, y dirigí mis pasos hacia el Fuerte Santo Domingo.

 

No tenía ni idea de que los españoles habían ocupado también el norte de Taiwán, pero así fue de 1626 a 1641. En aquella época construyeron un fuerte que fue destruido, no se sabe si por los mismos españoles cuando se retiraron ante el acoso holandés, o si fueron los holandeses los que lo destruyeron para construir una estructura más fuerte. En cualquier caso, desde entonces ha habido un fuerte cuya estructura básica data de 1642 y que es interesante visitar por ver la situación estratégica de la fortaleza en la desembocadura del río, y por como está explicada la historia del lugar, tras las diferentes conquistas.

 

Muy cerca de ahí se encuentra la Universidad Alethia, y también me di una vueltilla para ver como los universitarios pasaban el día. Esta es la primera universidad de estilo occidental de Taiwán. El edificio original, Oxford College, data de 1882.

 

Seguí paseando y vi en la calle lo que creí eran dos perros comiendo. Pero al acercarme comprobé que no, que habían atado a dos puercos a una valla y allá estaban sobre la acera degustando un plato de no sé qué.

 

Proseguí mi paseo hasta Fisherman´s Wharf, dejando otro fuerte a la derecha, llamado Huwei Fort. Ya había tenido mi ración con el otro y pasé de entrar. Fisherman´s Wharf es un puerto para pescadores y barcos de recreo, con un montón de restaurantes. Pero la verdad es que hacía un poco de frío y estaba bastante muerto. Ahí cogí un barco al pueblo enfrente de Danshui llamado Bali. Como Bali en Indonesia, pero Bali en Taiwán. Este Bali tiene un maravilloso paseo de unos 14 kilómetros bordeando la rivera del rio, apto para andarines, ciclistas y korrikolaris. Así que me alquilé una bicicleta y estuve pedaleando un ratillo. Aquí si que había ambiente de gente haciendo deporte. Después me cogí otro barco, y crucé el rio de vuelta a Danshui.

 

Antes de volver al centro de Taipei hice una parada en la estación de Guandu, para ver un templo. El templo de Guandu es uno de los más viejos de Taiwan, y data de 1661. Tiene un tunel de unos 100 metros que atraviesa un pequeño montículo, y mientras lo recorres vas viendo estatuas de muchos dioses a ambos lados, hasta llegar a una sala más grande, y finalmente a una terraza que da al rio, con una bonita vista.

 

Este templo tiene también una historia. En sus dominios había tres árboles, que murieron el mismo día en 1895. Los locales interpretaron esto como que un desatre se avecinaba. Y así fue, ya que la ocupación japonesa empezó ese mismo año.

 

Volví a Taipei, y para cenar me metí en un restaurante bastante interesante, llamado Jurassic Restaurant. Está decorado, tanto el interior como el exterior, con reproducciones de esqueletos de animales del jurásico. Incluso en los baños la decoración era afín. Amenizó la cena una cantante.

 

De ahí me dirigí a un centro comercial cercano, Breeze Centre, y me tragué la segunda película de las vacaciones, ¨2012¨. Esperaba más, tampoco es gran cosa.

 

Vuelta al hostel donde conocí a una catalana. Abrí la boca una vez y me dijo ¨tú eres español, se te nota por el acento¨. Shit! Me dijo que a los catalanes se les nota menos el acento porque tienen nosequécoño de pronunciación, blah, blah, blah. Estuvimos hablando, y como una hora más tarde apareció el español que estaba en nuestra habitación. En este caso fue ella la que dijo algo en inglés y me descojoné cuando el valenciano este le dijo ¨hey, tú eres catalana, no?¨. Ja, ja, cazadora cazada, la que pensaba que no tenía acento :-)  En nuestro cuarto también había un iraquí que había vivido por todo el mundo, un tío interesante. La catalana esta también era una chica interesante, llevaba 9 meses trabajando por ahí en granjas, etc., cosas de voluntaria.

 

MIÉRCOLES 23 DE DICIEMBRE DE 2009

 

El plan para ese día era subir un poco de monte, y para ello mi destino era el parque nacional Yangminshan, donde se encuentra el pico más alto del norte de Taiwan, con 1.120 m. Pero antes hice una parada en la estación de Shilin para ver una de las residencias del antiguo presidente de Taiwán, Chiang Kai-shek. Cuenta con un montón de jardines, de diferentes estilos. Había muchos estudiantes, y una pareja sacandose fotos de boda, así que podéis imaginar que el lugar era bastante bonito. También había en display un viejo Cadillac blindado que había sido propiedad del máximo mandatario.

 

De ahí cogí tres autobuses para llegar a Xiayoukeng donde iba a iniciar la ascensión al monte Cising, como digo el más alto del norte de Taiwán con sus 1.120 metros. Pero no os esperéis gran cosa, la ruta comenzaba a 811 metros y en 1.6 kilómetros se cubría el desnivel. Digo que no es gran cosa a nivel de ejercicio, porque a nivel de vistas este paraje es espectacular. Y lo es por un motivo. El monte es de origen volcánico, y todavía de su superficie emana humo y agua caliente. Esto ocurre en muchas zonas de la isla, y es aprovechado por los taiwaneses –que cucos- para hacer termas donde se bañan. Es espectacular ver salir ese humo con olor a azufre, y meter la mano en una fuente y ver que podrías cocer ahí un huevo en un par de minutos.

 

Por la cara que ascendí el monte estaba bastante pelado, hasta llegado casi el final, donde había bambú. Bueno, la especie que llaman ¨arrow bambu¨, o ¨bambú flecha¨, que crece a partir de 800 metros. Esta planta vive 60 años, y solo florece una vez. Cuando florece mala señal… porque quiere decir que está próxima su hora.

 

Llegué a la cima sin novedad, me saqué la foto de rigor en la cumbre, y estuve hablando un rato con gente que había por allá: un alemán, unas taiwanesas, y otro tío que había venido en mi autobús, pero que se había bajado una parada más tarde y ascendido por el otro lado. Y eso es lo que hice yo pero al contrario, bajar por el otro lado. Me alegro de haberlo hecho así, porque subir esa cara era más duro. Hasta el autobus se bajada a una altura de seiscientos y pico metros, en 2.27 kilómetros. Doscientos metros más de desnivel, que se hacen mejor de bajada que de subida :-)

 

Hecho un poco de ejercicio me volví para Taipei. Le había cogido el gusto al cine, así que me metí a ver la tercera película de las vacaciones, ¨Paranormal activity¨.

 

De vuelta al hostel había ambientillo en la sala común. Estuve hasta las tres hablando con la peña. Nos juntamos dos tías yankees, una madrileña y una guatemalteca -las cuatro que viajaban juntas y vivían en Japón-, un canadiense que trabajaba en la Antártida cuatro meses y luego se tomaba el resto del año libre, y Vanessa, la dueña del hostel. El hostel está justo al lado de un mercado nocturno –Tonghua night market-, así que me fui allá a cenar con ella. Me propuso algo que pensaba que me daría asco, arroz con sangre de cerdo, vamos, morcilla! :-) Había morcilla en el mercado. ¿Igual la trajeron los españoles?

 

JUEVES 24 DE DICIEMBRE DE 2009

 

Me acosté a las 3 a.m. así que tampoco madrugué. El plan para ese día era visitar unas termas públicas. Metí el bañador y la toalla en la bolsa y rumbo a Xinbeitou, una estación de metro en el norte donde hay muchas termas. Elegí unas que estaban al aire libre, públicas. Había tres niveles. Empecé por la del medio y bien –más o menos- pero cuando subí a la de arriba… casi me abraso!!!! Tuve que salir rápido, viendo anonadado como los taiwaneses estaban ahí metidos tan frescos. Como he escrito anteriormente, el que salga el agua caliente –casi hirviendo en la de arriba- es natural, no es calentada por otros medios.

 

Ducha, y fresco como una lechuga a pasear por el pueblo. Pasé por un colegio y vi que había chavales fuera… ¡jugando a soka-tira!

 

De ahí me desplazé al zoo, porque hacía mucho que no había estado en un zoo –creo que desde que estuve en Singapur- y me apetecía. Sin embargo llegué a las 4:10 p.m., y a las 4:00 cerraban la entrada. Bueno, no pasa nada. Dirigí mis pasos a un teleférico que se suponía te llevaba a una montaña donde había campos de té y tenía buenas vistas de la puesta de sol –Maokong- pero me dijeron que lo estaban reparando. Así que segundo plan frustrado de la tarde. Leí en la Lonely Planet que había un centro comercial curioso, Core Pacific, que parecía una bola de golf, y allá me fui. Interesante diseño, y más interesante la cuarta película de las vacaciones que me vi, ¨Sherlock Holmes¨.

 

La siguiente parada en mi periplo era el gran edificio de la ciudad, el mítico Taipei 101, considerado el mas alto del mundo de 2004 a 2007. Aquí la controversia está servida. Cuando se inaugure, no hay duda de que el Burj Dubai será el más alto del mundo con 818 metros. Este rascacielos Taipei 101 tiene 509.2 metros hasta la antena. Sin embargo, si quitamos la antena y contamos únicamente el último piso útil nuestros pies estarían a 439.2 metros. El WFC de Shanghai es más bajo técnicamente porque no tiene antena (¨sólo¨ 492 m.), pero el último piso útil está a 474 metros, casi 35 metros más alto que el de Taipe. Go Shanghai! :-)

 

Siendo nochebuena había un ambiente de gala en los alrededores. Estaba a tope con un montón de gente por allá rondando y mostrando su espíritu navideño. ¿De dónde salen tantos ¨cristianos¨? ¡Pensaba que esta gente era budista! :-)

 

Vuelta al hostel, y me fui con la catalana y Vanessa, la dueña del hostel, a cenar al mercado nocturno. Probé el ¨stinky dofu¨, algo que existe en China pero que nunca me había atrevido a comer porque huele asqueroso. Y efectivamente, sabe como huele. Pensé… ¨lo que es la vida, todo el mundo comiendo cosas buenas en nochebuena… y yo probando stinky dofu¨ :-)

 

Seguimos de cháchara en la sala común y esta vez me dieron las 3:30 a.m., ¡vaya! :-) Hubiera llamado a casa para felicitar la nochebuena, pero no había ni altavoces ni micrófono en el ordenador de sobremesa.

 

VIERNES 25 DE DICIEMBRE DE 2009

 

En teoría tenía que haber cogido el vuelo a Filipinas a las 13:55, pero el día 23 me llegó un mensaje de Cebu Pacific diciendo que lo retrasaban a la 01:25 a.m. del día 26. El problema es que ahora llegaba a las 3:35 a.m. a Manila… la ventaja, que tenía todo el día en Taipei, la ciudad me gusta y me quedaban muchas cosas por ver.

 

Había quedado para desayunar con Vanessa, la dueña del hostel a las 11:00 a.m., asi que no tuve que madrugar. Después de las dos noches anteriores pensé que me llevaría a probar algo raro, pero esta vez fue buena y desayunamos en una cafetería Western. A la 1:30 p.m. me puse en marcha y fui a visitar el llamado Chiang Kai-Shek Memorial Hall, uno de los monumentos –y plaza- más impresionantes de la ciudad. De ahí caminando fui a un museo llamado 2-28, que explica una masacre ocurrida el 28 de febrero de 1947. Más tarde cogí el metro para visitar uno de los mejores hoteles de la ciudad, el Grand Hotel, una atracción turística en si mismo. Terminé mi agenda de turista en el Marty´s Shrine, un templo dedicado a los que han muerto por la República de China. Tan interesante como la estructura en si es ver el cambio de guardia, con los soldados marchando y girando sus bayonetas.

 

Último día y última película, la quinta. Me fui otra vez al Breeze Center y me tragué ¨Avatar¨, en 3D. De ahí al hostel, mochila, autobús, avión… y rumbo a Filipinas.

------------------------------------------------------------------- 

 

He vuelto encantado de Taipei. Shanghai tiene casi veinte millones de habitantes. Taipei solo 3.5, y notas que es una ciudad ¨pequeña¨, comparando con lo que ahora me toca. El transporte público es excelente, y combina perfectamente lo moderno con lo tradicional. La comida se sale y tienes la naturaleza, montañas y el mar a un tiro de piedra. En la escala de ciudades donde podría vivir Taipei se lleva una nota bastante alta. Cinco días a tope viendo cosas… y me he quedado con la sensación de que todavía me quedan muchas más por ver. No se puede decir lo mismo de muchas otras ciudades…

 

01/01/2010 06:04 basurde Enlace permanente. Viajes

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Rafael López

que tal, he leido tus publicaciones de la ex-hacienda la escondida, me ha parecido muy interesante tu investigacion, hoy he estado en ella, tal vez pudiera colaborar un poco con eso. Te dejo mi msn raffary@hotmail.com

Fecha: 25/01/2010 06:11.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris