Blogia
Basurde Xiao Long
Chollo del día - Auriculares inalámbricos Logitech 33,60 € 90 € -63%

Primer mes en China

Primer mes en China

¡A la velocidad del viento se ha pasado este primer mes! Y la verdad es que cualquiera que haya estado dos días de turismo por Shanghái… ha visto más que yo. Solo me he acercado un par de veces al centro, y las dos ha sido por cosas que tenía que hacer; una darme de alta en el consulado español, y la otra solicitar el visado de residente.

Las razones son varias. Principalmente curro, y que estoy bastante lejos del centro.

En el trabajo… todo bien, pero se podía estar mejor. La gente es súper-maja, los alumnos fenomenales, y la administración te apoya a tope. Tengo una clase de 4, otra de 6, una de 7, otra de 10 y otra de 14. Pocos alumnos y muy responsables, educados y estudiosos. ¿Entonces por qué podría estar mejor? Bueno, en primer lugar no tengo mi clase. Eso quiere decir que tengo que ir a las clases de otros profesores a enseñar cuando el aula está libre, y durante mis periodos de preparación estoy en una oficina con otros 5 profesores. Los colegas entran y salen, se habla, nos reímos, pero no hay manera de trabajar. Nunca me he concentrado con ruido y si alguien está hablando… pues de jodió, pierdo completamente la concentración y no puedo ni escribir un e-mail. Así que básicamente en mis periodos libres no puedo hacer nada L

El otro problema es el número de asignaturas que tengo para preparar. Son 4 distintas a preparar. En teoría tendrían que ser 6, porque en dos clases tengo dos programas mezclados. Pero eso sería una locura, así que preparo 4. Tres de ellas son de nivel bastante alto y nunca las he enseñado. Además tampoco cuento con buenos materiales. He hablado con la administración, y eso se resolverá pronto porque ya hemos pedido libros. Te ayudan la leche. Pero en cualquier caso la carga de trabajo es bestial. Y si a ello sumas reuniones y actividades extra-escolares, pues ando a salto de mata. Razón number 1 por la que vivo en Shanghái… pero no conozco Shanghái J

Ah, y lo comento, pero no me quejo del trabajo porque estoy encantado, principalmente con los chavales. Sarna con gusto no pica. Me quejaría si tuviera turnos de 12 horas en una fábrica, si estuviera en una mina, o de soldado en Afganistán, por ejemplo.

 

La otra es que estoy lejos del centro. Pero eso tiene la ventaja de que estoy al lado del colegio, y puestos a elegir prefiero esta opción. La residencia está a todo lujo, con piscinas, jacuzzis, sauna, vapores, gimnasio… vamos, que tampoco me preocupa mucho salir a conocer. Después del verano también me apetece estar tranquilo. Me recuerda a la situación en Londres. Tarde un montón de meses en ver el Támesis,  y la primera vez que lo vi fue porque fui a ver Putney Bridge por la canción de Ramoncín. Luego tarde otro mes o así en verlo pasar por delante de Tower Bridge. Estando dos años aquí como mínimo no tengo prisa. Sé que me picará el gusanillo pronto, pero hoy por hoy, tranquilo con mi cañita como diría ¨el Negro¨.

Vida social… sí que he tenido bastante vida social, con la gente del colegio. Pero este fin de semana, y después de currar como un animal me apetece más descansar, hacer un poco de deporte, actualizar el blog que lo tenía abandonado. Ayer después de un coctel que tuvimos con los padres unos amigos se fueron a cenar, y me caí de la convocatoria. Hoy también tenía un cumpleaños y les dije que me quedaba en casa. Es lo que pide el cuerpo, un fin de semana tranquilo. Pese a que ahora mismo estoy recibiendo SMS-s recordándome lo ¨pussy¨ que soy J

Hoy he empezado las clases de chino, tres horitas. Voy a ir 7 sábados, en total 21 horas. La profesora es muy maja y vamos 5. Su nombre se traduce como ¨la mujer que mira a la luna y a las nubes¨  J A ver si poco a poco vamos aprendiendo lo básico.

De regalo de cumpleaños me puse a nadar. Después de la ¨pedrada¨ que me dio en el gemelo, eso era lo que más me apetecía. Hoy he dado un paso más. He vuelto a las canchas de baloncesto, y he andado media hora en esa máquina que no sé cómo se llama. Elyptical machine?

Aprovechando la coyuntura, el lunes visitaré por primera vez a un acupuntor. Me han hablado muy bien de este tipo de medicina, y si se puede hacer algo para mejorar lo de la hernia y –sería la hostia- volver a correr, pues hey, let´s do it.

Qué más, qué más… ah, sí, yo solo me meto en unos fregados buenos J Me he apuntado de monitor a un club que se llama ¨Community Service¨. Lo que hacen los alumnos en este club es visitar escuelas 100% chinas, o escuelas de niños emigrantes y les enseñan inglés. También van a residencias de ancianos. Mi grupo irá a Hong Wei, una escuela. Seré el único monitor de ese grupo, pero los alumnos ya saben lo que tienen que hacer, y muchos hablan chino. Así que no habrá problemas. Ya os contaré a ver que tal. Me apetece porque son oportunidades de salir de la vida de expat y conocer un poco más los entresijos de este país.

Otra cosa que me hace mucha ilusión es otro viaje que me voy a pegar del 21 al 25 de Septiembre.  La escuela organiza unos viajes que se llaman China Alive, para que los estudiantes conozcan mejor la República Popular. Es para los alumnos de grado 9 y 10. Hay un montón de destinos, como a Mongolia –la región que está en China-, a un templo Shaolín, viajes en bicicleta, escalada, … Yo voy a Lijiang, que está en el suroeste, muy cerca del Tibet. La idea es hacer un trek por allá, en la llamada ¨Garganta del Salto del Tigre¨.  Cuanto más leo sobre el tema, más ganas tengo de que pasen estas dos semanas. Cuando llegue la fecha ya daré más datos, tampoco hay que aburrir.

Y esas son por ahora las noticias desde China. No he notado ningún shock cultural, por varios motivos. Uno, porque vivo en una zona de expats y no en la verdadera China. Y dos, porque al final te das cuenta de que en todos los sitios se cuecen habas. He vivido en otros tres países extranjeros, y al final el día a día no difiere mucho de un lugar a otro, en la esencia. Es un poco triste, pero pierdes la capacidad de asombro, y eso no es bueno. Desde el primer momento que caminé por una calle auténticamente china, veía un restaurante y era un restaurante, un mercado es un mercado, y gente pescando en un rio contaminado, como el que cruzo cada día al ir al colegio, pues podría pasar en muchos lugares.

Hey, sin malinterpretarme. La esencia es la esencia, pero son las particularidades lo que hacen a un país interesante. Así que estoy encantado de estar aquí, y a ver si consigo organizarme con el trabajo cuanto antes para empezar a descubrir los entresijos del gigante amarillo. Zàijiàn.

0 comentarios