Facebook Twitter Google +1     Admin
Contador Gratis
accesos desde el 12/Sept/2008

Temas

Enlaces

Archivos

Basurde Xiao Long

Lubango + Desierto de Namib + Ilha dos Tigres (Sur de Angola, 1-5 de marzo de 2019)

20190310204334-aaa.jpg

FOTOS

 

Álbum 1

Provincia de Huíla (Angola) – 1-3 marzo 2019.

(Lubango, Pululukwa resort, Fenda da Tundavala, Serra da Leba, mumuilas)

 

Álbum 2

Ilha dos Tigres (Angola) – 4 marzo 2019.

 

Álbum 3

Provincia de Namibe (Angola). 3-5 marzo 2019

(Flamingo Lodge, Parque do Iona, Desierto de Kaoko)

 

VIDEOS

 

Serra da Leba – GoPro (29´54¨)

 

Serra da Leba – Relive (30¨)

 

Ruta por el desierto, de Flamingo Lodge a Ilha dos Tigres (Angola) – (9´39¨)

 

Chacal de lomo negro (1´07¨)

 

Duna – Parque de Iona – (2´30¨)

 

RUTA

 

Endomondo

 

Relive

 

A principios de marzo tuvimos por delante un inesperado fin de semana largo, de 4 días. El 5 de marzo en Angola fue festivo, Martes de Carnaval, y hace unos meses el gobierno angoleño pasó una ley que dice que si un festivo cae en martes –imagino que también en jueves- se hacía puente. No estaba previsto en el calendario escolar del curso 2018-19 esta mini-vacación, pero bienvenida sea. Y no solo eso. Martes de Carnaval siempre es un martes, con lo que el año que viene tendremos lo mismo.

 

Un grupo de profesores organizaron un viaje al sur de Angola y me invitaron. Este era el plan:

 

Viernes 1 de marzo: Vuelo de las líneas aéreas de Angola, TAAG 461 Luanda (19:00) – Lubango (20:20).

Dos noches en Lubango (@Pululukwa Lodge)

Dos noches en Namibe (@Flamingo Lodge)

Vuelta el martes 5 de marzo: Vuelo de TAAG 454 Namibe (17:10) – Luanda (18:30)

 

Íbamos a ser en el viaje 10 profesores. Pero las cosas no salieron como estaban previstas, por razones fuera de nuestro control. El miércoles 27 de febrero la agencia de viajes comunicó que TAAG había decidido cambiar la hora de salida del vuelo del viernes, de las 7 de la tarde a las 3:41 p.m. (no a las 3:40 o 3:45, a las 3:41 p.m.) El caso es que en el colegio terminamos a las 4 p.m., y hay que contar con la media hora al aeropuerto, y el tiempo para hacer el check-in. Con lo que o perdíamos clase o no podíamos ir el viernes. En mi caso tenía libre por la tarde, no tenía estudiantes y sí una reunión de departamento, pero le conté la situación a la jefa de departamento y al director y me permitieron irme antes. Al final fuimos 4 los que salimos el viernes, y los otros 6 iban a reunirse con nosotros el sábado. Pero el sábado no había vuelos, así que se saltaron uno de los destinos y volarón directamente a Namibe el domingo. Para la compañera que organizó el viaje –de maravilla, por cierto-, un dolor de cabeza, porque tuvo que estar en contacto con la agencia, con el hotel en Lubango para cancelaciones, cambiar de furgoneta a un coche más pequeño… ¡Muchas gracias Georgina!

 

Con lo que el viernes nos fuimos 4 profesores al aeropuerto. Era mi primer viaje doméstico en Angola en avión, y debía ser también el de mis compis, porque por la costumbre fuimos al aeropuerto internacional. Ahí nos dimos cuenta de que nuestro vuelo salía de la terminal doméstica, a la que hay que ir en coche. Con lo que otra vez Georgina tuvo que llamar al conductor de la escuela para que nos recogiera en el aeropuerto internacional y nos llevara a la terminal doméstica.

 

Una cervecita para facilitar la transición de la jornada laboral al modo vacaciones, y al avión.

 

VIERNES 1 DE MARZO

 

En el aeropuerto nos estaba esperando una furgoneta para llevarnos al hotel donde pasaríamos las dos siguientes noches, Pululukwa Lodge Resort. Es una maravilla de lugar, en medio de la naturaleza. El alojamiento es en cabañas construidas de forma artesanal, pero con todas las comodidades. Es uno de los mejores alojamientos de Angola. De hecho, el presidente de Portugal ha estado recientemente de visita oficial en Angola (6-8 marzo), ha visitado Lubango y se ha alojado en este hotel. Así que malo no es.

 

La sensación es la de estar en el campo. Desde nuestra terraza solo veíamos verde, naturaleza. Tienes cebras que caminan por el complejo a su libre albedrío, y otros animales que están encerrados y se pueden ver: un cocodrilo, dos monos, avestruces y un venado, que yo viera. Desde nuestra cabaña al restaurante habría como 10-15 minutos andando, esto para indicar lo grande que es. Si no te apetece pasear llamas a recepción y te viene un carrito a recoger.

 

La tarde y noche la pasamos en el hotel. Los edificios principales están hechos de piedra, y con la vista de las montañas alrededor parece que estás en algún pueblo de montaña europeo. Por la noche encendieron fuego en las chimeneas del restaurante y de la sala de estar, lo que me llamó la atención siendo Angola. Pero es que Lubango está a 1.720 m. sobre el nivel del mar, no es el clima costero.

 

SÁBADO 2 DE MARZO

 

Desayuno y visita a Lubango. La antolatzaile Georgina llamó a un coche, negoció el precio y empezamos la ruta. En primer lugar visitamos dos mercados, uno interior, el otro exterior. No me pude resistir y me compré tres arcos con sus flechas. Posteriormente subimos a los 2.130 metros en los que se encuentra una estatua de Cristo Rey de 30 metros, similar a la del Cristo Redentor de Rio de Janeiro. De hecho tienen la misma altura. En la misma explanada hay un cartel estilo Hollywood que dice Lubango, pero en bastante mal estado. Desde arriba se tiene una bonita vista panorámica de la ciudad.

 

Bajamos a la ciudad y entramos en un supermercado, Shoprite. Fuera vi a tres niñas de la etnia Mwila o Mumuila. Antes habíamos visto una con su bebé en el mercado. Desde el punto de vista estético dos cosas llaman mucho la atención: el pelo, y el collar. Traduzco la información de esta página web: Angola, Mwila Tribe.

 

¨Women hairstyles are very important and meaningful in Mwila culture. Women coat their hair with a red paste called oncula, which is made of crushed red stone. They also put a mix of oil, curshed tree bark, dried cow dung and herbs on their hair. Besides they decorate they hairstyle with beads, cauri shells (real or plastic ones) and even dried food. Shaving the forehead is considered as a sign of beauty. The plaits, which look like dreadlocks, are called nontombi and have a precise meaning. Women or girls usually have 4 or 5 nontombi, but when they only have 3 it means that someone died in their family.¨

 

Los peinados de las mujeres son muy importantes y significativos en la cultura mwila. Las mujeres se cubren el cabello con una pasta roja llamada oncula, que está hecha de piedra roja triturada. También ponen en su cabello una mezcla de aceite, corteza de árbol triturada, estiércol de vaca seco y hierbas. Además, decoran el peinado con cuentas, conchas de cauri (reales o de plástico) e incluso alimentos secos. Afeitarse la frente es considerado como un signo de belleza. Las trenzas, que parecen rastas, se llaman nontombi y tienen un significado preciso. Las mujeres o las niñas usualmente tienen 4 o 5 nontombis, pero cuando solo tienen 3 significa que alguien murió en su familia.

 

En el blog de Georgina he leído también que la pasta que tienen en la cabeza es de color rojo para las mujeres solteras, y amarillo para las casadas.

 

¨Mwila Women are also famous for their necklaces, which are central and meaningful as for each period of their life corresponds a specific type of necklace. Young girls wear necklaces, heavy red made with beads covered with a mix of soil land latex. Women never take their necklace off and have to sleep with it. They also use headrest to protect their hairstyles. However, more and more men and women dress in a western way, because people make fun of them when they go to the markets. Mwila are not allowed to mention people´s name in public.¨

 

Las mujeres mwila también son famosas por sus collares, que son importantes y significativos, ya que para cada período de su vida corresponde un tipo específico de collar. Las niñas usan collares de un rojo intenso hecho con cuentas cubiertas con una mezcla de látex de la tierra. Las mujeres nunca se quitan el collar y tienen que dormir con él. También usan reposacabezas para proteger sus peinados. Sin embargo, cada vez más hombres y mujeres se visten de manera occidental, porque la gente se burla de ellos cuando van a los mercados. A los mwila no se les permite mencionar el nombre de la gente en público.

 

De ahí fuimos a comer, a un restaurante llamado Le Chalet. Se refieren a él como ¨La pequeña Suiza¨, porque está rodeado de montañas y produce su propio queso. Nos acercamos a ver una pequeña cascada y vuelta a Pululukwa.

 

DOMINGO 3 DE MARZO

 

El plan para ese día era recorrer los 250 kilómetros que separan Lubango de Flamingo Lodge, nuestro siguiente alojamiento. Pero entre medias teníamos dos paradas interesantes:

 

FENDA DA TUNDAVALA

 

Es un mirador natural precioso. Te encuentras en una meseta, a unos 2.200 metros, y a tus pies tienes un cortado de 1.200 metros sobre una planicie. La vista es espectacular, de kilómetros.

 

Por la zona había 5 niñas mwila, que se sacaban fotos con los turistas (a cambio de pasta). Una de ellas tenía los nontombis amarillos, por lo que deduzco que estaba casada. Pero no dejaba de parecer una niña.

 

SERRA DA LEBA

 

En Fenda da Tundavala nos encontrábamos en la Sierra de la Leba, pero cuando se menciona Serra da Leba a la gente le viene a la cabeza las imágenes del puerto de montaña, con una preciosa carretera serpenteante.

 

Jorge González de Matauco es un fenómeno de Vitoria (aunque vive en Mallorca). Ha corrido los 7 maratones en 7 continentes + Polo Norte, ha escrito un libro muy bueno llamado ¨En busca de las carreras extremas¨, otro sobre el Camino de Santiago, y ahora está embarcado en otra aventura, que es correr por puertos de montaña míticos. Escribe sus crónicas en esta Web. Su última aventura fue Etiopía. Es curiosa la perspectiva de la gente. Cuando le dije en verano a un tío de Gasteiz que me venía para Angola me dijo ¨qué guay, de ahí viene la kizomba¨. El tío es bailarín y kizomba es un estilo de baile originario de Angola (en ese momento parecido lo único que me sonaba era Kissama, que es un parque nacional que tenía fichado). Bien, cuando le comenté a Jorge que me venía para Angola me dijo: ¨ahí hay un puerto mítico que quiero correr, Serra da Leba¨. Tampoco había oído nunca hablar de ese puerto. Por lo que ya veis, cada loco con su tema: uno con el baile, otro con los puertos, y yo con el parque.

 

Le comenté a Jorge que me venía para aquí y quedé en que iba a hacer un pequeño trabajo de documentación, por si le servía para preparar la carrera. Así que me pasé la bajada grabando con la GoPro y con Endomondo. Este es el resultado:

 

-Video de la ruta con la GoPro (29´54¨)

-Video de la ruta con Relive (30¨)

 

A ver cuándo viene, me encantaría acompañarle en ese desafío (pero como espectador, no corriendo).

 

Bajada Serra da Leba el verde paisaje montañoso iba dando paso al desierto. Como curiosidad pasamos por un pueblo llamado Caraculo, y diferentes señales nos iban indicando a cuántos kilómetros estábamos de ese lugar de tan curioso nombre. Pasamos Namibe y continuamos hasta el cruce que indica ¨Flamingo Lodge – 23 kilómetros¨. A partir de ahí un coche normal no puede continuar, a Flamingo Lodge solo se puede acceder en todoterreno. Nos vinieron a buscar (en el 4x4 traían una nevera con cervezas) y nos llevaron al paraíso. El complejo se encuentra a pie de playa, con el desierto detrás.

 

De camino a Flamingo Lodge vimos varias Welwitschia mirabilis, unas plantas endémicas del desierto de Namib, que solo se encuentran en Angola y Namibia. Se cree que pueden llegar a vivir más de 1.000 años, incluso 2.000.

 

En Flamingo Lodge me fui a dar un paseo por el desierto. Poco después de volver llegaron los 6 compañeros que no pudieron venir el viernes por el cambio en la hora de partida del avión de TAAG. Cena, unas cervezas, y a dormir temprano porque al día siguiente tocaba madrugar.

 

LUNES 4 DE MARZO

 

Rico es el dueño de Flamingo Lodge. Con Rico me estoy refiriendo a su nombre, no era mi intención utilizarlo como adjetivo en una contrucción más poética. En su día llegó a este lugar, le gustó, y creó en principio unos albergues muy básicos para personas que querían ir a pescar. Poco a poco lo fue ampliando hasta lo que es hoy en día. Rico es un apasionado del desierto, y transmite esa pasión.

 

No estaba en el plan, pero días antes nuestra gran organizadora Georgina recibió un mensaje de Rico diciendo que acababa de volver de Ilha dos Tigres, y que a ver si queríamos ir. Es obligatorio que leáis esta entrada en mi blog para conocer más sobre Ilha dos Tigres, porque es un lugar espectacular:

 

Ilha dos Tigres – Traducción de artículo publicado en inglés.

 

Básicamente es una isla, en su día conectada a la tierra, con una ciudad que llegó a tener 1.500 habitantes. Sin embargo en 1974 se abandonó y hoy está siendo devorada por la arena del desierto. No os perdáis ese artículo, es muy interesante.

 

El acceso es difícil, ya que solo se puede acceder en todoterreno a la costa que está enfrente de la isla durante ciertos días al mes, y cuando la marea está baja. Se tienen que dar esas circunstancias. No puedes decir ¨quiero ir el día 15¨, porque puede ser que la franja de playa que hay entre el mar y las dunas esté cubierta de agua. De hecho, los días que se va hay que saber cuándo es la marea baja, porque si sube te puede pillar el agua y hay un tramo de kilómetros donde no hay escapatoria, porque tienes las dunas al lado. Si se tiene mala suerte, yendo solo y con un problema mecánico, el agua podría tragarse un coche. Es por ello que tocaba madrugar, ya que por las mareas íbamos a salir de Flamingo Lodge a las 5 a.m.

 

La ruta es muy chula –dentro del Parque Nacional de Iona- y el personal de Flamingo Lodge es experto manejando los 4x4 y moviéndose por el desierto. Durante el trayecto vimos focas en el mar y algunas muertas en la playa. Un bebé foca pasó corriendo delante de nuestro coche de camino al mar.

 

Llegamos al punto de la costa que se sitúa enfrente de la isla, y por tandas fuimos accediendo a la Ilha dos Tigres en una lancha neumática. Durante el trayecto por el mar veíamos a las focas jugar. Ilha dos Tigres te deja impresionado, es un lugar increíble. Anduve paseando y  tomando muchas fotos, y mejor que yo describiendo el lugar lo harán las imágenes. La idea era acampar aquí, pasar la noche en la isla, pero por lo visto en tiempo iba a cambiar y Rico dijo que mejor dormir en el continente. Así que después de unas horas en Ilha dos Tigres regresamos. Esta vez de vuelta, además de las focas vimos ¡una ballena! Rico dijo que en otro viaje ese día habían visto dos. Nos acercamos bastante a ella con la lancha neumática, las sorpresas no paraban de llegar.

 

Instalaron el campamento entre las dunas. Yo me fui a dar un paseo y vi lo que parecía un zorro. Le enseñé las fotos que saqué a Rico y me dijo que era un ¨black-backed jackal¨, un chacal de lomo negro. Dijo que a veces por la noche bajaban al campamento, y así fue, mientras estábamos cenando bajaron un par de ellos y se pasearon por las dunas.

 

Noche en tienda de campaña, colofón a un día perfecto.

 

MARTES 5 DE MARZO

 

El plan era volver a Flamingo Lodge, pero a Rico no le gusta lo fácil, y en lugar de volver por el camino que habíamos venido nos metio un tramo entre dunas, una gozada. Ahí arriba tenéis un video de una que bajamos.

 

La costa por la que pasamos debe ser muy traicionera. Vimos unos hierros en la playa y Rico me enseño una foto en Flamingo Lodge del barco de madera al que pertenecián. Encalló hace años y solo queda ese rastro. Otra foto que nos enseño es la de cómo estaba otro barco cuando encalló, y ahora está practicamente enterrado por la arena. Y curiosidad, pasamos por al lado de un barco chino que estaba encallado, llevaba 10 días en la playa y lo estaban intentando sacar de la arena. Había una excavadora quitando la arena y estaban esperando a que subiera la marea para que otro barco lo remontara al mar. Todo esto lo podéis ver bien en las fotos.

 

Llegamos a Flamingo Lodge, y con el retraso del avión todavía teníamos tiempo para comer y pegarnos un baño en el mar. Después nos llevaron al aeropuerto, y final de unas mini-vacaciones fantáticas.

07/03/2019 18:03 basurde Enlace permanente. Angola

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris