Facebook Twitter Google +1     Admin
Contador Gratis
accesos desde el 12/Sept/2008

Temas

Enlaces

Archivos

Basurde Xiao Long

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Angola.

Baloncesto: Angola 69 - 63 Túnez.

20181203215421-aaa.jpg

131 fotos aquí. 

 

Próximamente la crónica. 

02/12/2018 23:59 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Campeonato Angolano de Rali/Raid @Albufeira da Quiminha – 1 diciembre 2018

20181201185244-1.jpg

183 fotos aquí.

 

El Campeonato Angolano de Rali/Raid está compuesto por 7 pruebas en diferentes lugares de Angola, y hoy a unos 100 kilómetros de Luanda se celebraba la última. De esta información me he enterado porque sigo en Facebook esta página.

 

Así que para allá he ido. He reservado un coche con conductor (Sebastião) y hemos tirado al punto de salida, Albufeira da Quiminha, en estas coordenadas. Este lugar en medio de la nada -para acceder había que transitar los últimos kilómetros por una pista- está a unos 20 kilómetros de Catete, un pueblo pequeño pero que es conocido por ser el lugar de procedencia del primer presidente de Angola, António Agostinho Neto, y se puede visitar un centro cultural que recuerda la lucha por la independencia angoleña. Hemos pasado por delante pero no hemos entrado. Si estamos a setas estamos a setas.

 

Este era el programa del evento:

 

9:30-10:00: Verificaciones administrativas y técnicas y anuncio del recorrido en Albufeira da Quiminha + Reconocimiento del Prólogo.

10:30 – Salida primera etapa prólogo – 3,5km

11:30 – Salida segunda etapa prólogo – 3,5km

13:00 – Salida primera etapa especial – 44 km

14:00 – Inicio segunda etapa especial – 44 km

15:00 – Inicio tercera etapa especial – 44 km

17:00 – Entrega de premios.

 

La salida de la etapa prólogo estaba a un kilómetro más o menos del lugar donde estaban aparcados los coches y las motos. Mi idea era hacer esa ruta andando, así que comencé a caminar hacia la salida. Justo al salir paró un todoterreno y era el organizador de la prueba que iba para la salida, y me dijo que montara. Un tío muy majo. Me dijo que son su equipo y él los que organizan 5 de las 7 pruebas. En un país como Angola no tiene que ser nada fácil, sin embargo se veía que estaba todo muy bien organizado, muy profesional, con mucha gente de apoyo con walkies, coches de la policía revisando el recorrido y un hospital de campaña muy bien surtido en caso de accidente.

 

El paseito guay, porque la ruta transcurría por medio de la naturaleza. De vez en cuando me paraba a hablar con algún grupillo de espectadores. No había muchos, así que estábamos como en familia. Una de las mujeres con las que hablé me dijo ¨tú también estuviste en el motocross en Gamek¨. ¡Efectivamente! Me dijo que su hijo corría en quad, que era su primera carrera en un año porque había tenido un accidente gordo la temporada anterior, y que ahora no andaba al 100% pero quería volver.

 

Después de dar la ruta pasé por el hospital de campaña y sorpresa, los médicos eran cubanos -un hombre y una mujer- y un angoleño que también estaba con ellos había estudiado medicina en Cuba. Me invitaron a sentarme y estuvimos charlando un rato, de noticias, de libros, y me estuvieron contando su experiencia. Llevaban 4 años en Angola. Pero el médico antes había estado en Algeria -en el Sáhara- y también en Ghana. Me contó un par de ejemplos de experiencias bastante durillas que ha vivido. El ritmo de la sanidad y las emergencias en África es muy distinto al que estamos acostumbrados en España y en Cuba.

 

Después de las dos etapas prólogo me volví para Luanda, no me quedé para las especiales. Un evento muy chulo, lo disfruté un montón.

01/12/2018 18:52 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Fortaleza de São Miguel - Luanda (Angola) – 24 de noviembre de 2018.

20181125103738-i63-copy.jpg

81 fotos aquí.

 

El sábado después de visitar el cementerio de barcos me fui al centro de Luanda a visitar el Fuerte de San Miguel. En Wikipedia no hay información en español, pero traduzco lo que dice en inglés:

 

¨La Fortaleza de São Miguel fue un fuerte portugués construido por Paulo Dias de Novais en 1576 en Luanda, Angola. Se convirtió en el centro administrativo de la colonia en 1627 y fue un centro importante para el tráfico de esclavos a Brasil. El fuerte fue durante muchos años una ciudad autónoma protegida por gruesos muros rodeados de cañones. Dentro del fuerte, elaborados azulejos de cerámica cuentan la historia de Angola desde su origen y en el patio hay grandes e imponentes estatuas del primer rey de Portugal, del primer europeo en llegar a Angola Diogo Cão, del renombrado explorador Vasco da Gama y de otros personajes importantes. Hasta 1975 el fuerte sirvió como cuartel general del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Portuguesas en Angola. Hoy alberga el Museo de las Fuerzas Armadas¨.

 

El fuerte está en un lugar estratégico, en una colina desde la que se divisa perfectamente el mar y la ciudad de Luanda. La entrada al museo cuenta 100 kwanzas, lo que al cambio de hoy serían 28 céntimos de euro. Dentro se pueden ver cañones portugueses, un par de aviones portugueses utilizados ¨para repelir acciones de los movimientos de liberación nacional¨ durante la guerra por la independencia, y tanques y aviones capturados o derribados al ejercito racista sudafricano (así lo describe en los carteles) durante la guerra civil.

 

36 fotos de Luanda desde el coche.

 

He subido fotos del cementerio de barcos, del Fuerte de San Miguel, y mientras accedía a esos dos lugares he ido sacando fotos desde el coche porque la vida de esta ciudad me sigue pareciendo fascinante, lo que veo por la ventanilla no deja de llamar mi atención. Tristemente muchas veces la razón es la situación tan dura que muchos angoleños afrontan en su día a día. Otras muchas otras es cómo pese a sus dificultades sacan lo mejor de sí mismos.

---------------------- 

¨Las ciudades son un conjunto de muchas cosas; memorias, deseos, signos de un lenguaje; son lugares de trueque, como explican todos los libros de historia de la economía, pero estos trueques no son sólo de mercancías, son también trueques de palabras, de deseos, de recuerdos¨. 


 “A city is a combination of many things: memory, desires, signs of a language; it is a place of exchange, as any textbook of economic history will tell you—only, these exchanges are not just trade in goods, they also involve words, desires, and memories.”


----------------------

¨La ciudad no cuenta su pasado, lo contiene como las líneas de una mano, escrito en las esquinas de las calles, en las rejas de las ventanas, en los pasamanos de las escaleras, en las antenas de los pararrayos, en las astas de las banderas, cada segmento surcado a su vez por arañazos, muescas, incisiones, comas¨.


“The city, however, does not tell its past, but contains it like the lines of a hand, written in the corners of the streets, the gratings of the windows, the banisters of the steps, the antennae of the lightning roads, the poles of the flags, every segment marked in turn with scratches, indetations, scrolls.”


---------------------- 


Las ciudades invisibles – Invisible Cities.

Italo Calvino.


24/11/2018 20:26 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Cementerio de barcos – Norte de Luanda (Angola) – 24 de noviembre de 2018.

20181125090353-j17-effects-copy.jpg

Video – 2´44¨

 

137 fotos aquí.

 

A unos 40 kilómetros al norte de la Fortaleza de São Miguel (en el centro de Luanda) y en estas coordenadas (8°40’21.6"S 13°24’58.3"E) se encuentran las llamadas Praia do Sarico y Praia de Sao Tiago. Tienen la peculiaridad de ser un cementerio de barcos (en portugués lo llaman Cemitério de navios, en inglés Shipwreck Beach and Boat Graveyard).

 

La mejor explicación al respecto, de por qué los barcos están ahí oxidándose la he encontrado en esta página Web en portugués.

 

http://obviousmag.org/archives/2010/02/cemiterio_de_navios_em_angola.html

 

Dice lo siguiente:

 

¨Entre 1961 y 2002 Angola vivió dos terribles guerras. Durante esos años muchos barcos fueron abandonados en Luanda y remolcados hacia la playa de Santiago. Hoy, el inmenso cementerio de barcos se ha convertido en un curioso punto de encuentro de bañistas que disfrutan de este exótico paisaje bañado por las aguas del Atlántico.

 

Angola es un país en reconstrucción. En 1961 empezó una larga guerra colonial contra el dominio portugués. La independencia fue conquistada en 1975, año en que inició una nueva guerra, esta vez civil, que se extendió hasta 2002. Durante décadas decenas de navíos fueron abandonados a los alrededores del puerto de Luanda, lo que provocó diversas limitaciones para los barcos que deseaban atracar. Para resolver la situación los barcos abandonados pasaron a ser remolcados hacia una playa desierta, de nombre Santiago, ubicada a menos de 100 km al norte del puerto.

 

Las carcasas suman más de treinta embarcaciones, la mayoría de ellas muy grandes, como el barco Karl Marx, petrolero que mide seguramente más de 70 metros, ubicado a menos de diez metros de la playa. Para llegar al cementerio de barcos es deseable poseer un vehículo 4x4 y se recomienda cautela al conductor cuando esté en la orilla, para no chocar con los barcos que reposan en la arena.

 

Los fines de semana cientos de jóvenes se desplazan para pasar el día, rodeados de música muy alta, neveras repletas de bebidas y un acogedor clima de coqueteo en el aire. Aunque el ambiente es frecuentado casi exclusivamente por angoleños de hasta 30 años, el lugar parece tener un fuerte potencial turístico y hay quienes están organizando visitas dada la curiosidad que el cementerio de buques despierta en los extranjeros que tuvieron el privilegio de visitar este sorprendente paisaje.

 

Angola desde el final de la guerra en 2002 se está modernizando y una de las apuestas es en el turismo. Además de la riqueza histórica y cultural, el país cuenta con bellezas naturales propias de la sabana africana, así como bosques verdes e incluso un área desértica. Para quienes les guste lo inusitado, un cementerio de barcos no se encuentra todos los días¨.

 

Un par de meses antes, el 23 de septiembre, estuve por la costa de Luanda viendo ballenas desde un barco y en la ruta pasamos por esta playa, viendo el cementerio de barcos desde el mar (Entrada anterior ¨Por ahí sopla¨). Hablándolo con el capitán no estaba muy contento con ese proceder. En su opinión lo que habría que hacer antes de dejar un barco abandonado ahí es hundirlo en medio del mar. Dice que sería bueno para la fauna ahí abajo. No lo sé.

 

El caso es que me apetecía ver este cementerio a pie de playa. Reservé un coche con conductor a través de la escuela y para allá me fui el sábado. Muy muy pronto. Estos días amanece en Luanda sobre las 5:30 a.m., y reservé el coche a las 5:15 a.m. La razón es que en Internet había leído que no era un lugar muy seguro -nada extraño en Angola- y por un razonamiento que probablemente no tenga ni pies ni cabeza inferí que la probabilidad de ser robado sería menor a primera hora, ya que madrugar le cuesta tanto a los ladrones como a la gente de bien. Comenté mi plan con algunos profes pero algunos porque tenían plan -los sábados muchos de ellos quedan con los Hash Harriers-, otros porque no les apetecía y otros porque no les apetecía madrugar me quedé solo, lo cual para mí no es ningún problema.

 

Me vino a recoger Carlos, que es un conductor con el que me llevo muy bien y al que le tengo que traer unos Cohibas de España después de Navidades. Vivo en el sur de Luanda y tomando la circunvalación para evitar el centro de la ciudad nos costó 1h20´ recorrer los 77k. Con lo que antes de las 7 a.m. ya estábamos en el destino.

 

Relive: Esta fue la ruta de casa a Praia do Sarico.

 

Imaginaba que a esas horas la ciudad estaría durmiendo, pero qué va, en cuanto hay luz empieza la actividad, y las calles ya rebosaban de vitalidad.

 

Carlos aparcó el coche cerca de la playa y me indicó que tirara para el sur (en dirección a Luanda), porque hacia el norte (donde están los acantilados) era zona prohibida y podía tener problemas con la policía. Así que eso hice. En total fueron 9k de paseo en unas 2 horas: 5k por la playa y luego los otros 4k por el interior. No volví al punto inicial, sino que andando llegué a la carretera por la que habíamos venido y le llamé a Carlos para que me fuera a recoger allá.

 

Relive: ruta por la playa.

 

La playa la tenía para mí solito, no había nadie. El espectáculo de los barcos abandonados es espectacular: porque los hay muy grandes, porque hay muchos y porque están a pie de playa, ahí mismo. Viendo el álbum de fotos os haréis una mejor idea que lo que yo os pueda contar.

 

Después de caminar unos 2k llegué a un lugar donde había casas cerca de la orilla y empecé a cruzarme con algunas personas. Un grupo de pescadores, niños, mujeres. Con algunos me paraba a hablar, a otros simplemente saludaba.

 

En ese paseo por la playa vi un par de tortugas muertas, bastante grandes. En Facebook hay un grupo llamado Angola Ambiente en el que la gente cuelga fotos de animales salvajes y plantas (se debe poner la fecha y el lugar aproximado de avistamiento). La idea es ir poco a poco catalogando especies y hacer un estudio más serio de la flora y fauna, ya que debido a las largas guerras este campo se dejó bastante apartado en este país. Es un grupo en el que hay gente muy técnica pero no tienes que ser biólogo para entrar en él, está abierto a cualquier persona ya que cualquier dato puede ayudar. Colgué las fotos de esas tortugas y uno de los comentarios ha sido este:

 

¨Michel M.: A grande causa está associada a redes de pesca que por esta altura provoca uma mortandade de tartarugas sem precedente... estima-se uma mortalidade anual média de aproximadamente 5.000 animais a terem este fim na costa de Angola... é impactante? claro que é!¨

 

Vamos, que según Michel unos 5.000 animales al año mueren en las costas de Angola debido principalmente a las redes de pesca.

 

Después de caminar unos 5 kilómetros vi que ya para el sur no había muchos más barcos y decidí volver al coche. Poco antes me había cruzado con un tío que venía en mi dirección por la playa. Para evitar el encuentro -no me daba muy buena espina o ando demasiado alerta- me fui hacia el interior, por un montículo. Él se fue también hacia el interior y pensé -uppps, no mola-. Así que tiré para la playa. Saludé al tío y no sé que me quiso decir, pero le dije que estaba corriendo y me fui trotando poco a poco. No me siguió así que guay. Creo que simplemente ese era su camino al pueblo. En estas salidas cuentas con que te pueden dar el palo. Así que aparte de la cámara -que cuento con que algún día me la podrán socializar- no llevo casi nada de valor. De hecho en el teléfono en el que tengo dos tarjetas -el sim de Angola y el de España-, antes de ir quité la tarjeta del número de España, por si me lo quitaban no tener que liarme a pedir un duplicado. Vamos, que toco madera para que no me roben, pero que si me dan el palo les doy lo que quieran sin abrir la boca. Otra cosa. Para la cámara llevaba tres tarjetas. Para cuando llegué donde me di la vuelta ya había usado las tres, porque cuando veía a lo lejos que me iba a cruzar con gente, ante la posibilidad de que la cámara volara cambiaba de tarjeta para por lo menos tener algunas fotos.

 

Decidí no desandar el camino por la playa hasta el coche para no pasar por los mismos sitios, así que lo hice por el interior. Ahí saqué fotos curiosas, de cabras pastando y al fondo estos barcos en terrible estado. Finalmente llegué a la carretera. De vez en cuando pasaban motoristas a los que saludaba. En un momento me encontré con 4 mujeres que llevaban sus cosas en sus cabezas y me dijeron ¨¿qué haces por aquí?¨. Y le dije que pasear, que me gustaba la naturaleza. Me dijeron que era peligroso, que había muchos bandidos en moto (a los ladrones en portugués les dicen bandidos). Upps, eso no me tranquiliza. Me despedí, empecé a caminar y vi que venían dos tíos en moto con la misma pinta que los rebeldes en Diamantes de sangre, y como justo había hablado con esas mujeres retrocedí para estar con ellas y que no me pillaran solo. Es ahí cuando decidí llamar a Carlos y decirle ¨tío, no voy hasta allá, salgo a la carretera y ven a buscarme¨.

 

Mientras iba por la playa solo y al loro, disfrutando de la visión de los barcos pero también bastante atento a los alrededores, pensé: ¨joder, esto es lo que sienten las mujeres cuando van solas a casa por la noche y están pendientes de que algún gilipollas no les de un susto¨. En la mayoría de los casos esa inquietud estará injustificada, pero por esa minoría de los casos no te puedes relajar. Más vale un por si acaso que un quién lo iba a decir.

 

Sabía en cualquier caso que yendo solo en esa playa tenía que estar atento. Disfruté mucho del paseo y es un lugar que merece mucho la pena visitar. Mirando Google Maps en las coordenadas que he escrito arriba podréis haceros la idea del mogollón de barcos que hay. Muchos están al lado de un acantilado pero no los pude ver por según Carlos ser zona prohibida. Ya los vi desde el barco pero hubiera estado chulo.

 

Después de colgar las fotos en Facebook mi colega Ribera ha escrito ¨Castro, cuando tuve la oportunidad de visitar Sao Tome y Príncipe, la imagen era la misma¨. En Bangladesh también leí en su día que hay un cementerio de barcos y cuando anduve por allá me planteé visitarlo, pero no lo llegué a hacer. Chittagong Ship Breaking Yard. Pero en este caso hablamos de otra liga, ya que se trata del lugar de desmantelamiento de barcos más grande del mundo y emplea a unos 200,000 bangladíes.

 

De este cementerio de barcos me fui al centro de la ciudad, a visitar la Fortaleza de São Miguel. Lo cuento en esta entrada.

24/11/2018 17:57 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Atardecer en Talatona (Luanda, Angola). 23 de novembro de 2018.

20181123201814-1.jpg

51 fotos aquí.

 

¨Y al llegar la noche la cosa se calienta en el garito de Ramón.

Viernes por la noche, de aquí nadie se mueve hasta que suene el rock¨.

-Los Suaves-

23/11/2018 20:18 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Fútbol: Angola 2-1 Burkina Faso @Estádio 11 de Novembro (Luanda)

20181118211146-1.jpg

105 fotos aquí. 

 

Esta tarde 3 colegas de la escuela y un servidor hemos asistido al partido de fútbol Angola vs. Burkina Faso, jugado en el Estadio 11 de Novembro de Luanda. Ha sido un partido oficial de clasificación para la Copa Africana de Naciones que se celebrará en 2019 en Camerún.

 

En este torneo de clasificación participan 51 países.

48 participan en una fase de grupos, en los que hay 12 grupos de cuatro equipos (del Grupo A al grupo L).

-45 de ellos entraron en esa fase de grupos por clasificación directa.

-Los otros 3 salieron de una eliminatoria previa jugada por los siguientes equipos: Santo Tomé y Principe vs. Madagascar, Comoras vs. Mauricio y Yibuti vs. Sudán del Sur.

 

Los dos primeros de cada uno de los 12 grupos (en total 24 grupos) participarán en 2019 en la Copa Africana de Naciones.

 

Angola está encuadrado en el grupo I. Antes de esta quinta jornada así estaba la clasificación:

-Mauritania: 9 puntos.

-Burkina Faso: 7 puntos.

-Angola: 6 puntos.

-Botsuana: 1 punto.

 

Angola necesitaba ganar a Burkina Faso para no quedar matemáticamente eliminada o perder el tren de la competición. Se impuso en su estadio por 2-1 y con la victoria de Mauritania frente a Botsuana así queda la clasificación de este grupo antes de la sexta y última jornada:

 

-Mauritania: 12 puntos (ya clasificado).

-Angola: 9 puntos.

-Burkina Faso: 7 puntos.

-Botsuana: 1 punto.

 

El último partido de Angola será el 22 de marzo de 2019 contra Botsuana. Una victoria le metería en la Copa Africana de las Naciones, con un empate dependería del resultado del Burkina Faso vs. Mauritania. Las Palancas Negras no se clasificaron en las dos últimas ediciones de 2017 (en Gabón-Buenas noches) y 2015 (en Guinea Ecuatorial). En 2010 fueron los anfitriones

 

El partido contra Burkina Faso, por lo tanto, gozaba de gran atractivo.

 

La primera vez que la selección de Angola pasó por mi radar fue el 12 de octubre. Ese día estaba yendo en coche a la recepción que la Embajada de España daba en Luanda con motivo de la Fiesta Nacional y el conductor, Carlos, llevaba puesta la radio y fuimos escuchando el partido Angola 4-1 Mauritania. Me di cuenta de que de poco me estaba enterando si la selección nacional de fútbol de Angola jugaba ese día en Luanda y yo no lo sabía. Así que a los pocos días me puse a buscar información.

 

Encontrar información aquí tampoco es fácil. A través de Wikipedia llegué a la página de la Federación, pero a una cuyas últimas entradas databan de 2006. Finalmente revolviendo revolviendo di con la página oficial y con la página de Facebook, y leyendo la sección de deportes del Jornal de Angola me fui enterando del día y la hora del siguiente partido. A través de Facebook dijeron que las entradas salieron a la venta el sábado 10 de noviembre en los establecimientos WAMMO, que es una cadena de electrodomésticos. Por ahí me pasé ese sábado 10 y el lunes 12, y en ambas ocasiones me dijeron que no habían llegado. Finalmente opte por llamar por teléfono, y con 4 cosas básicas de portugues (¨jogo¨, ¨ingresos¨ por entradas, etc.) me decían si habían llegado o no. Por fin el jueves 15 de noviembre las recibieron y pasé a comprar 5: 3 para tres colegas, 1 para el conductor que nos llevara por si quería entrar con nosotros -fue Eugene y entró-, una para mí. Había dos precios:

-General = 500 kwanzas (al cambio oficial 1,40 euros)

-VIP = 2.000 kwanzas (al cambio oficial 5,62 euros)

Digo lo de cambio oficial porque en las calles hay otro tipo de cambio.

 

Angola tiene fama de ser un país poco seguro y las imágenes de locura que había visto en estadios africanos hacía que fuera al estadio con cierta precaución. Llevaba la cámara réflex que tengo -obviamente no a la vista-, poca pasta y la idea clara de que en Angola si me pegan el palo les doy todo lo que lleve encima casi antes de que terminen de pedírmelo. Sin embargo no tuve esa sensación de inseguridad. Había mucha policía, todas las localidades eran sentadas (no había las míticas gradas de pie de antaño) y no tuve la sensación de andar por un sitio peligroso. Era de día y había mucha gente, lo cual es bueno.

 

Vista la primera parte sentado y con una Cuca (cerveza local que se vendían dentro del estadio) me apetecía en la segunda parte darme una vueltilla para conocer otras zonas del estadio. Así que les dije a mis compis que me piraba a dar una vuelta. Anduve por el exterior, por los fondos, y me apetecía subir al último anfiteatro. En esas estaba cuando di con una zona más VIP que nuestra VIP, la zona de palcos. Le dije al de seguridad si podía entrar a sacar unas fotos y me dijo que no, que necesitaba una entrada especial. Discretamente le saqué un billete de 1,000 kwanzas y el tío me dijo que me pasara luego, que su chefe andaba por ahí vigilando en esos momentos. Me alejé un poco y luego cuando volví estaba con una entrada. Me dijo que le dejara 2,000 kwanzas en un sobre (para que la transacción fuera menos evidente) pero le dije que solo tenía 1,000. Me permitió el paso y ahí en las fotos podéis ver esa zona de palcos.

 

Mientras esperaba estuve hablando con un par de policías, majos. Uno de ellos hablaba bien inglés, si no en español y poco portugués te manejas. Después de charlar un rato me dijeron que a ver si les daba algo para unas Fantas y les solté 1,000 kwanzas (son 3 euros, pero la bufanda de Angola que compré me costó 100 en el estadio, y la cerveza estaba a 250kw con lo que da para esas Fantas y con las fuerzas del orden público hay que estar a bien).

 

Después de sacar las fotos en los boxes me subí al anfiteatro, tercer piso. En las escaleras y en esa puerta no había nadie, así que por si las moscas las subí y bajé corriendo. Al salir otra vez a los aledaños del estadio un portero me pidió pasta para unas Fantas, porque ¨era angoleño¨. Dios, por esa razón en Angola acabaría yo mal. Le dije que no y seguí dando vueltas. Casualmente al llegar a la puerta 34 donde estaban mis colegas estaba este portero, le enseñe el ticket (que estaba partido porque había entrado antes) y me dijo que no podía entrar. A otro le había preguntado antes de salir a ver si podía volver y me dijo que sin problemas. La razón por la que no me dejaba entrar era clara: que no había subvencionado su Fanta. Pero fuera no me iba a quedar quieto esperando -más que nada por tema de seguridad-, así que corrí para dentro sin hacerle mucho caso.

 

Llegué donde estaban los colegas casi al final del partido y nos fuimos de vuelta al coche y a casita. El estadio tiene capacidad para 50.000 personas y no se llegó ni a la mitad del aforo, lo que hace que las gradas parezcan un poco tristes. Pero una buena experiencia ver un partido de la selección de Angola. En dos semanitas volveré a ver a las Palancas Negras, pero esta vez al equipo de baloncesto, que participa en un torneo en Luanda de clasificación para el Mundial de Baloncesto 2019 que se celebrará en China.

18/11/2018 20:13 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Asamblea del Día de la Independencia – Manuel Rui.

El pasado viernes 9 de noviembre tuvimos en el colegio (Luanda Internacional School) una bonita asamblea para conmemorar la Independencia de Angola, que se proclamó el 11 de noviembre de 1975. Entre los visitantes ilustres estuvo Manuel Rui, escritor angoleño que ocupo cargos políticos en el periodo de transición a la independencia y posteriormente fue representante de Angola en la Organización para la Unidad Africana (ahora llamada Unión Africana) y en las Naciones Unidas, entre otros cargos.

 

Manuel Rui apareció en el escenario antes de que se cantara el himno nacional de Angola, dándose la circunstancia de que es él el autor de la letra. Nos contó en portugués -mientras se iba traduciendo lo que decía al inglés- que lo compusieron de urgencia, dos días antes de la independencia, el autor de la música con la guitarra (Rui Mingas) y él con una hoja escribiendo el himno.

 

Es el siguiente:

 

Ó Pátria, nunca mais esqueceremos

Os heróis do quatro de Fevereiro.

Ó Pátria, nós saudamos os teus filhos

Tombados pela nossa Independência.

Honramos o passado e a nossa História,

Construindo no Trabalho o Homem novo,

(bis)

 

CORO

Angola, avante!

Revolução, pelo Poder Popular!

Pátria Unida, Liberdade,

Um só povo, uma só Nação!

(bis)

 

Levantemos nossas vozes libertadas

Para glória dos povos africanos.

Marchemos, combatentes angolanos,

Solidários com os povos oprimidos.

Orgulhosos lutaremos Pela Paz

Com as forças progressistas do mundo.

(bis dos últimas líneas)

 

CORO

 

Oh Patria, nunca más olvidaremos

A los héroes del Cuatro de Febrero.

Oh Patria, saludamos a tus hijos

Caídos por nuestra independencia.

Honramos nuestro pasado y nuestra historia

Construyendo en el trabajo al hombre nuevo.

(bis dos últimas líneas)

 

CORO

¡Angola, adelante!

¡Revolución, por el poder popular!

Patria unida, libertad,

¡Un solo pueblo, una sola nación!

(bis)

 

Levantemos nuestras voces liberadas

Para gloria de los pueblos africanos.

Marchemos, combatientes angoleños,

Solidarios con los pueblos oprimidos.

Orgullosos lucharemos por la Paz

Con las fuerzas progresistas del mundo.

(bis dos últimas líneas)

 

CORO

 

En este video lo podéis escuchar en versión Karaoke.

 

Me gusta y ya me lo estoy aprendiendo para cantarlo el domingo, que asistiré al partido de fútbol Angola vs. Burkina Faso y seguro que se canta al inicio. En Indonesia disfrutaba de las ocasiones en las que podía cantar el himno -Indonesia Raya, muy alegre-, también en Yankeelandia con el ¨home of the braves¨ y ahora toca el de Angola.

 

La semana pasada también en la escuela se celebró una pequeña feria del libro. Compré algunos libros para pegarle al portugués: cuatro para niños, de un autor llamado Octaviano Correia con el que estuve charlando tranquilamente un rato, y de Manuel Rui compré ¨Quem me dera ser onda¨. Para mis colegas mexicanos, Manuel Rui estará en la próxima Feria Internacional del Libro de Guadalajara que se celebrará entre el 24 de noviembre y el 2 de diciembre. Y bien sabéis que siendo este el mejor evento literario en lengua castellana, hay que ser alguien para dejarse caer por ahí.

 

Un honor contar con Manuel Rui en la asamblea.

18 fotos del fin de semana en Luanda, en el barrio.

20181112180832-coiu.jpg

18 fotos aquí.

 

Aquí una explicación de esas fotillos del fin de semana:

 

Arreglando la bici:

 

Los cambios se me saltan continuamente. Tenía que buscar un lugar donde poder enredar con ellos, y ese jardincillo con esa estructura de madera y un par de cuerdas me proporcionaron el taller adecuado. Unos tutoriales de Youtube y la cadena ya no se me sale... pero siguen sin andar bien. Seguiremos en ello.

 

Murciélago:

 

Mientras andaba arreglando la bici pasó Richard, un colega, y me dijo ¨¿has visto el murciélago?¨. Me acerqué y le saqué unas fotos. Avisé a un guarda de seguridad que andaba por allá, principalmente por la curiosidad de cómo se decía murciélago en portugués -¨morcego¨- y no pareció muy impresionado. Me dijo que estos bichos de día no ven, que de noche van a los plataneros, que tiene visión por radar. Luego colgué las fotos en Facebook y me dijeron un par de colegas que saben de esto que cuidadín:

-América: ¨¡Cuidadito con estos que trasmiten de todo!¨

-Lataburu: ¨Cierto; cuando nosotros vivíamos en Africa había campañas de concienciación para que no se los comieran ni enredaran con ellos. Ebola y así¨.

 

Entradas Angola vs. Burkina Faso:

 

En Internet han puesto que ya están a la venta las entradas para el partido del domingo, clasificatorio para la Copa de África. Sábado y hoy lunes me he pasado por uno de los puntos de venta y todavía nada. Me he vuelto con las manos vacías.

 

Fui en bici a este centro comercial. Entre por unas escaleras al parking cargando la bici y el segurata me dijo que aparcara en la zona de motos. Al marchar me fui otra vez a las escaleras, y mientras me iba el segurata me iba echando la bronca, que tenía que salir por la salida, que estaba más lejos. No le hice mucho caso y me piré. Unos metros después de di cuenta:¨coño, me está llamando porque he aparcado en el parking y me he marchado sin pagar¨. Lo que son las cosas, uno a veces no se da cuenta Todo bien

 

Motos:

 

Todavía no me puedo pillar una moto -no tengo el visado de residente y hasta entonces no puedo tener el carné de conducir angoleño- pero me he pasado por un concesionario Honda cercano para mirar burras y precios.

 

De las pequeñitas había tres a la venta:

 

1.- Honda Ace 125 Taxi = 789.000 kwanzas (al cambio de hoy 1$ = 310Kz = 2,544$)

2.- Piaggio ZIP 50 = 925.000 kz = 2.983$

3.- Honda XR 125 = 1.349.000 kz = 4,351$

 

El cambio de hoy es 1$ = 310Kz. Pero cuando llegué aquí el 29 de julio era 1$ = 250Kz. ¡Increíble como fluctua la moneda en 3 meses! Eso en el cambio oficial. En el mercado negro -que lo hay- son otras tasas de cambio.

 

He mirado por comparar un poco el precio de estas burras en España.

1.- Honda Ace 125 Taxi – No he encontrado la info.

2.- Piaggio ZIP 50. En Angola 2,653 euros, en España 1,799 euros.

3.- Honda XR 125. En Angola 3,869 euros, en España 2,699 euros.

 

(1 euro = 348 kwanzas a día de hoy).

 

Luanda tiene fama de ser una de las ciudades más caras del mundo. ¿Veis por qué?

 

El tío que me atendió en el concesionario, Domingos, muy majo. Le pregunté cuánto tardaría en recibir la moto desde que pagara hasta que estuvieran los papeles y me la pudiera llevar y me dijo que tres días. Guay, pensaba que serían semanas.

 

Clases de portugués:

 

Me he pasado por una academia cercana -London English School- para preguntar por clases de portugués. Les escribí un e-mail el 9 de septiembre así que después de dos meses de cortesía sin respuesta parecía hacerles una visita el siguiente paso lógico.

Me han dicho que no dan cursos, solo clases privadas. El precio por hora = 28.995 Kw. Me alegro de que se valore a los profesores, ¡claro que sí! Pero uppps, me parece un poco carillo cuando es a ti al que te toca pasar por caja. Al cambio de hoy una hora de portugués = 83 euros = 93$. Seguiré con otros recursos.

 

Motocross:

 

Pero eso ya lo he contado en otra entrada.

 

Es todo lo que os puedo contar de Luanda este fin de semana. ¡Feliz semana!

12/11/2018 18:08 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

¡Impresionante documental! ¨Diamantes en Lixeira¨.

20181112111449-1.png

https://www.youtube.com/watch?time_continue=1057&v=drpzci7oVcQ

 

¨Lixeira en portugués significa basurero. Lixeira en Angola es sinónimo de pobreza y delincuencia. Un barrio de aluvión que crece sin control por la llegada a Luanda de miles de personas desde las zonas rurales, huyendo de la guerra que asoló el país durante más de 25 años. Lixeira en salesiano en cambio, significa esperanza, desarrollo, crecimiento.

 

Los misioneros salesianos llegaron a Lixeira en el año 1996, cuando aquel vertedero comenzaba a vivir. La delincuencia, la prostitución y el tráfico de drogas y armas son el pan de cada día. Sin embargo, en medio del basurero también hay diamantes, que sólo necesitaban ser encontrados y pulidos para relucir. Los misioneros salesianos lo llevan haciendo todos estos años. El fruto de 20 años de trabajo son los diamantes de Lixeira¨. 

 

Campeonato Provincial de Motocross de Luanda – 7ª Prova do Campeonato.

20181111172159-0.jpg

136 fotos aquí.

 

El 11 de noviembre para mí siempre ha sido el Día de San Martín, pero a partir de ahora también tendré en cuenta que se celebra el Día de la Independencia de Angola. Fue un 11 de noviembre de 1975 cuando Agostinho Neto, primer presidente, proclamó la independencia de Angola, anteriormente bajo el gobierno colonial portugués. En cartelera ahora hay una película de cine muy buena basada en un libro homónimo, ¨Un día más con vida¨, que describe bien la situación en ese momento. Este acontecimiento fue consecuencia de los hechos que ocurrieron un año antes en Portugal, con la Revolución de los Claveles el 25 de abril de 1974. Arturo Pérez-Reverte en un articulo reciente en El Semanal -¨Los chicos de los tanques¨- nos cuenta por qué se llamó de los claveles.

 

Algunos datos sobre este país antes de meterme en harina:

 

-El nombre del país deriva de la palabra en Kimbundu N´gola, que quiere decir Rey. N´gola (Rey) Kiluange fue el rey del Reino de Ndongo cuando llegaron los portugueses.

-El majestuoso imbondeiro (baobab) es el árbol nacional, y la palanca negra gigante su animal nacional. Como en España al equipo nacional lo denominamos La Roja, a los equipos nacionales de Angola se les llama los ¨Palancas Negras¨. Por cierto, el próximo domingo partido de fútbol en el Estadio 11 de Novembro (ya sabéis el por qué de ese nombre) entre Angola y Burkina Faso, clasificatorio para la Copa de África. Allá estaremos para animar a las Palancas Negras.

-La lengua es el portugués, pero existen otras lenguas nacionales como el kinbundo, umbundo, gangela, etc.

 

Al tema, que es el motocross. Coincidiendo con el cuadragésimo tercer aniversario de la independencia de Angola se celebraba la séptima y última prueba del Campeonato Provincial de Motocross de Luanda. Me reservé un coche de la escuela y allá me presenté. A la hora de ubicar el circuito on-line tuve algunos problemillas. El nombre del circuito es Jorge Varela. Buscando en Google Maps me aparecía el circuito Fernando Varela en estas coordenadas. El circuito Jorge Varela no aparecía en Google Maps, pero me aparecía en otra aplicación diferente, ¨HERE WeGo¨, en estas coordenadas. Consulté varias veces con la organización dónde estaba el circuito pero no obtuve respuesta. Finalmente el conductor de la escuela que me llevó sabía donde era, así que sin más problema. Muy cerquita de casa, a unos 4 kilómetros, en el circuito que en Google Maps dice ¨Circuito de Motocross – Circuito Internacional Fernando Varela¨.

 

A las carreras fui con un colega, Dean. Viendo el álbum de fotos podéis ver el ambiente del circuito. Luanda es una ciudad de contrastes extremos y aquí podemos ver un buen ejemplo. Las imágenes que se me quedan de esa carrera aparte de las de los saltos y la competición, son las de los chavalillos que andaban correteando por allá. Muchos de ellos probablemente no tengan prácticamente nada y para sus familias el día a día sea su competición.

28-31 octubre: viaje relámpago a Madrid.

20181102153338-f12-copy.jpg

36 fotos aquí

 

Esta semana me he dado una vueltilla inesperada por Madrid para solucionar un tema de visado en el consulado de Angola.

 

Este fue el plan de vuelo:

Sábado 27 de octubre: Air Portugal TP 286, Luanda (23:20) – Lisboa (06:10+1) (Duración del vuelo = 6h50´)

Domingo 28 de octubre: TP1028, Lisboa (09:05) – Madrid (11:20) (Duración 1h15´).

 

Estar un domingo en Madrid mola, por el tema de Rastro y demás. Esperaba darme una vueltilla por allí con una amiga con la que había quedado en vernos. Pero esta chica dijo que sí, que quedábamos el domingo, pero después de preguntarle tres veces -antes de viajar, en el aeropuerto de Luanda y al llegar al hotel- a qué hora y en qué sitio nos veíamos no dio señales de vida. Cuando a las 12:30 del mediodía llegué al hotel Infanta Mercedes le escribí diciéndole que si para las 3:30 no recibía noticias pasaba a un Plan B. Leyó el mensaje y no contestó, así que a las 4:30 tiré de teléfono para otro plan. Poca cortesía, si no quieres o no puedes quedar poco cuesta quedar bien y que la peña se haga otros planes, que colegas con los que quedar en Madrid para echarse unas birras por el Rastro hay de sobra avisando con tiempo.

 

No problem, eché un rato bueno con la familia y por la noche me fui a ver una película que tenía muchas ganas de ver, ¨Un día más con vida¨, basada en una novela del escritor polaco Ryszard Kapuscinski sobre el comienzo de la guerra civil en Angola. ¡Buenísima, muy recomendable!

 

El lunes dejé la documentación y el pasaporte en el consulado de Angola. Me dijeron que me pasara la semana siguiente a recogerlos. Me fui a comer con un viejo colega, Javier Iglesias, y por la tarde quedé con Fons y en segunda convocatoria con Juanrra Lamiak y con los colegas de Fons. Cayeron unas cuantas cervecitas, nos pusimos al día y a gusto.

 

El martes tiré para casa de mi hermana y pasé el rato con los sobris. El miércoles me pasé por el consulado para ver si por casualidad tenían ya el pasaporte con el visado -aunque me dijeron que me pasara el jueves de la semana siguiente- y estaba listo, así que fue cambiar el billete de avión y marcharme de vuelta a Luanda a toda pastilla. Mi santa hermana me llevó al aeropuerto y este fue el plan de vuelo:

 

Miércoles 31 de octubre: TP1021 Madrid (18:50) – Lisboa (19:05)

TP289 Lisboa (23:10) – Luanda (07:50+1).

 

Duchita y para las 10:00 a.m. el jueves ya estaba en el cole. Hubiera estado guay estar más tiempo en España y haber tenido la oportunidad de darme una vueltilla por Gasteiz y por el pueblo, pero estas cosas cuanto antes se hagan mucho mejor, así que contento por volverme rápido a Luanda y de haber tenido la oportunidad de estar con peña y con familia en El Foro.

01/11/2018 22:11 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Trek4aid: Proyecto de ayuda a refugiados congoleños en Angola.

20181024194650-trek4aid-logo.jpeg

Queridos compañeros:

 

Comparto un proyecto fantástico en el que se han embarcado tres de mis alumnas de 1º de Bachiller. Ellas mismas os lo explican (traduzco su carta del original en inglés, que tenéis más abajo):

 

¨¡Los refugiados te necesitan!

Dona hoy para mejorar unas vidas que no eligieron.

 

Trek4Aid -se traduciría como ¨senderismo a cambio de ayuda¨- es una organización sin ánimo de lucro creada por tres alumnas de la Escuela Internacional de Luanda. El equipo está compuesto por Jenna y Julia, dos sudafricanas de 17 años, y por Ella, noruega de 16 años.

 

Estamos recaudando fondos desde ahora hasta junio de 2019 para un campo de refugiados congoleños en el norte de Angola que necesita desesperadamente de nuestra ayuda porque entre otras cosas carecen de productos de higiene para mujeres y de material educativo para los 4.000 niños que viven en el campamento y que no tienen la oportunidad de ir a la escuela. En 2017 casi 35.000 congoleños abandonaron su país con lo puesto a causa de la terrible violencia que sufre la República Democrática del Congo. Cruzaron la frontera a Angola buscando un lugar seguro donde escapar del terror. En la actualidad hay más de 80.000 refugiados viviendo en dos campos diferentes y nos vamos a centrar en el campo de refugiados de Dundo, en la provincia de Luanda Norte, que necesita de nuestra ayuda desesperadamente.

 

En junio de 2019 subiremos la montaña más alta de África, el Kilimanjaro, con el objetivo de concienciar sobre la situación de estos refugiados y pediros ayuda a cambio de este desafío. Agradecemos sinceramente todo vuestro apoyo y donaciones, como también lo harán los refugiados.

 

Podéis hacer vuestras donaciones a través de la plataforma GoFundMe, haciendo clic en este enlace o buscando ¨trek4aid LIS¨ en su página Web.

 

Correo electrónico: Trek4Aid@gmail.com

Instagram: trek4aid

Facebook: trek4aid

 

Si queréis más información sobre el campo de refugiados podéis visitar esta página Web que proporciona información detallada:

 

https://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/Angola-DRC-paper-final.pdf ¨

 

Si hacéis una donación en GoFundMe veréis que la moneda para hacer donaciones no es $ o €, sino Kr. Es el símbolo de la corona noruega.

 

Esta es la carta original en inglés:

 

¨The refugees need YOU!

Donate today to make a difference in the life they never chose

 

Trek4aid is a non-profit organisation started by 3 girls from different places of the world currently attending Luanda International School. The eager team includes Jenna and Julia both 17  from South Africa, and Ella 16 from Norway.

 

We are raising funds between now and next year June for a Congolese refugee camp in northern Angola that is in desperate need of your help because they lack hygiene products for women and educational materials for the 4000 children living in the camps that don't have the opportunity to go to school. In 2017, almost 35 000 Congolese fled their country because of terrible violence...leaving them with nothing. They crossed the border into Angola in search of a safe place to escape the terror. Now in 2018 their are over 80 000 refugees living in two different camps, we are going to be focusing on one camp that is located in Dundo in the Luanda Norte province, they desperately need our help. In 2019, June next year we will be climbing the highest mountain in Africa, Mount Kilimanjaro in support of the refugee's to raise awareness and to ask for your support in exchange that we embark on the journey! We really appreciate all your support and donations, so will the refugees!!

 

Easy donation platforms are:

Through gofundme:  https://www.gofundme.com/trek4aid or search “trek4aid LIS” on their website. 

Donating money into our trek4aid school bank account: please contact us for the banking details.

 

Email: Trek4Aid@gmail.com

Instagram: trek4aid

Facebook: trek4aid

 

If you want any additional information about the refugee camp you can visit a website that provides in detail information:

https://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/Angola-DRC-paper-final.pdf ¨

24/10/2018 19:46 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Grande Prémio Cuanza Sul – Autódromo de Luanda (Angola) – 20 de outubro de 2018

20181020232322-gp1.jpg

161 fotos aquí.

 

¡Cosas de la vida! En octubre de 2017 estuve en Malasia viendo MotoGP en el circuito de Sepang con el gran Kev Lawson, un año después también me he acercado a un circuito, pero el ambiente ha sido bastante diferente.

 

En el Autódromo de Luanda se celebra este fin de semana el Gran Premio Cuanza Sul, cuarta prueba puntuable para el Campeonato Angolano de Velocidad. Cuanza Sul es una de las 18 provincias de Angola. Tienen Gran Premio, pero curiosamente no tienen un circuito en condiciones que pueda albergarlo. Con lo que este Gran Premio se celebra en la capital, Luanda. La provincia de Cuanza Sul se encuentra al sur de Luanda, pero no es contigua, en medio se interpone la provincia de Bengo. Con lo que sería equivalente a celebrar el Gran Premio de Álava no en Navarra, Guipúzcoa, Vizcaya, La Rioja o Burgos, que son limítrofes, sino en Soria por ejemplo.

 

El autódromo de Luanda tampoco está para echar cohetes en cuanto a mantenimiento. No está vallado en todo el perímetro y dando un paseo por la pista he visto que había zonas que estaban conectadas con el exterior y con viviendas al lado. Vamos, prácticamente como si tramos del circuito pasaran por una zona de tu barrio. Es por ello que se veía a chavales jugando al lado y viendo tranquilamente los coches y las motos pasar. Me recordó al aeropuerto de Jayapura, en Papua. Mi vuelo salía con retraso y me di una vuelta por los alrededores. Para mi sorpresa vi que la valla que limitaba el aeropuerto estaba caída o no había en muchas partes, y había vacas pastando cerca de la pista de despegue, sin ningún obstáculo que les impidiera darse un paseo por ella.

 

Aparte de los equipos poca asistencia de público, mañana son las carreras y espero que asista más gente. La ventaja es que el ambiente es más distendido y te puedes pasear tranquilamente por el padock y entrar hasta la cocina, una experiencia que en eventos de mayor entidad no podrías hacer.

 

Una mañana divertida conociendo cómo está el mundo del motor en Angola.

20/10/2018 22:20 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Celebración de la Fiesta Nacional de España en Luanda – 12 de octubre de 2018

20181014103559-0.jpg

25 FOTOS AQUÍ

 

Ayer 12 de octubre se celebraba la Fiesta Nacional de España. Estando en el extranjero y registrado en el consulado suele ser normal recibir una invitación para una recepción organizada por la embajada, y así fue en Luanda. Esta vez sin embargo la invitación estaba en portugués, lengua de Angola, y no en castellano como la he solido recibir en otros países en los que he estado viviendo. Decía así:

 

Por ocasião do Dia Nacional de Espanha e da Hispanidade

S.E. Sr. Manuel Hernández Ruigómez,

Embaixador do Reino de Espanha em Angola,

Tem a honra de convidar

Exmo.(a) Sr. Javier Castro e esposa

para uma recepção no dia 12 de Outubro de 2018 das 18H30 as 20H30,

que terá lugar no Clube dos Caçadores.

 

Formal

Clube dos Caçadores

Miramar

 

R.S.V.P.

Por motivo de segurança apresentar este convite a entrada.

 

Así que tocaba desempolvar el traje y darse una vuelta por el centro de la ciudad, donde se encuentra el Clube dos Caçadores. Estuve un ratillo, me tomé unos cuantos vinos de la bodega Vivanco y me fui después a una fiesta de profesores donde sabía que iba a estar mejor. Estos ambientes de corbata y formalidad no son lo mío, me siento bastante fuera de lugar. Pero estuvo bien para ver el ambientillo. Entre las cosas que me llamaron la atención fue algún cura con alzacuellos o algún militar con su traje y medallas. Tenía que haber llevado un boli rojo o una manzana para hacer más evidente mi profesión.

13/10/2018 21:48 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

BTT @Cabo Ledo (Angola) – 7 de octubre de 2018

20181014154353-p7-copy.jpg

83 fotos


Video – Surfistas (2´37¨)

 

Relive de la carrera

 

El domingo pasado se celebró la quinta y última prueba del 5o Circuito BTT Allstarts Fidelidade. El circuito tenía unos 23K con unos 450m de desnivel acumulado, y había tres categorias:

-Prueba femenina y mini = 1 vuelta.

-Media maratón = 2 vueltas.

-Maratón = 3 vueltas.

 

La salida de la prueba se daba en la llamada Praia dos Surfistas, un buen lugar para practicar surf. Se encuentra a unos 111 kilómetros de mi apartamento en el sur de Luanda. En el video podéis ver a algunos surfistas en acción, pero por lo que me contaron las olas eran bastante pequeñas comparado con lo que suele ser.

 

En la carrera una vez más un ambiente fenomenal y la organización excelente. Era mi cuarta carrera y ya empiezas a conocer y a saludar a más gente, aparte de los profes que estuvimos: Dave que corrió la media maratón, y tres profesoras que corrieron la prueba femenina: Mags -que la ganó-, Cat y Molly. Yo corrí la mini.

 

Viendo Cabo Ledo en el mapa pensaba que sería una ciudad. También en las instrucciones de la organización nos ponía que tuviéramos cuidado al pasar por allá porque había muchos niños y animales (gallinas). Vamos, que no fueramos a toda leche sin control, lo que en mi caso no pasa aunque quiera. Lo que me sorprendió es que Cabo Ledo no es una ciudad, sino una agrupación de casas muy humildes.

 

En esta carrera se me salió como 10 veces la cadena hasta que le pillé el truco de pedalear en sentido contrario cuando veía que se iba a salir. A ver si ajusto los cambios, debe de ser por eso.

 

El Circuito BTT Allstarts Fidelidade se toma un respiro. Durante la temporada de lluvias que empezará próximamente no habrá más carreras, y la primera de la nueva temporada será en abril. Mientras, habrá que intentar entrenar un poco para antes de verano participar en una media, y no en la mini.

11/10/2018 21:54 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Imbondeiro

20180929215630-g.png

¨Even if I knew that tomorrow the world would go to pieces,

I would still plant my apple tree.¨

― Martin Luther King Jr.-

 

“Si supiera que el mundo se acaba mañana,

yo, hoy todavía, plantaría un árbol¨.

-Martin Luther King-

 

Foto: Imboinderos en Mangais (Angola)

27 de septiembre de 2018

 

Me encanta este árbol que se puede ver muy frecuentemente en Angola, siendo su árbol nacional. Se llama imbondeiro, que significa ¨árbol gigante¨, y es endémico en las áreas semiáridas al sur del Sáhara donde se le conoce también como baobab o adansonia digitata.

 

Sus ramas se parecen a las raices de un árbol, como si estuviera plantado boca abajo, y es por esa razón por la que también se refieren a él como ¨árbol invertido¨. Se dice que puede vivir más de 1000 años y el enorme tronco puede almacenar hasta 120.000 litros de agua para soportar las duras sequías.

29/09/2018 21:56 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Camping trip. 27-28 septiembre 2018.

20180928190115-d40-copy.jpg

72 fotos aquí.

 

Relive.

 

Este jueves 27 y viernes 28 de septiembre el plan en el colegio ha sido ir de acampada a unos 70 kilómetros de Luanda con un grupo de unos 40 estudiantes de 4.º de la ESO. Un paseo de unos 7K hasta el lugar de acampada, montar las tiendas, actividades, pasar la noche y otros 7K de vuelta al día siguiente. ¡Una gozada!

 

28/09/2018 19:01 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

¨Por ahí sopla¨ -avistando ballenas en la costa de Luanda-.

20180923195428-f48-copy.png

101 fotos aquí

 

Video (2´48¨) aquí

 

 

Hoy domingo 23 de septiembre de 2018 el plan ha sido coger un barco y dar un paseo por la costa de Luanda para ver ballenas, que en esta época del año se encuentran por esta zona. De postre hemos ido a ver un cementerio de barcos.

 

Hemos tenido suerte y las hemos podido ver en bastantes ocasionas. La primera vez no lejos de la costa de Luanda. Más tarde, algo más lejos, es cuando las hemos encontrado más juguetonas, saltando y dejándose ver completamente fuera del agua. ¡Espectacular!

 

¡Ha sido una agradable sorpresa ver que las ballenas en su ciclo migratorio visitan esta parte de África!

 

Otro avistamiento que me ha dejado alucinado ha sido el de un pez volador, que a toda velocidad nos ha acompañado durante un buen rato, volando fuera del agua (lo habré estado viendo unos 10-15 segundos y no daba crédito).

 

Más tarde hemos ido a una zona costera donde hay un montón de barcos abandonados (habrá unos cincuenta). Barcos grandes que los han jubilado en esa zona. Muy curioso, porque sé que en algunos países -por ejemplo en Bangladesh- los llevan a una playa y allá los desguazan. Pero aquí no, ahí se quedan y nadie hace nada con ellos. Comentándolo con el capitán del barco no estaba muy contento con ese procedimiento. En su opinión lo que habría que hacer antes de dejar un barco abandonado ahí es hundirlo en medio del mar. Dice que es bueno para la fauna ahí abajo, no lo sé.

23/09/2018 18:28 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

¡Danos hoy el agua de cada día! (Funda, Angola, 16-17 sept. 2018)

20180922140848-qwer.jpg

29 fotos aquí.

 

Abrir el grifo para beber agua, meternos en la ducha o poner la lavadora o el lavavajillas son cosas que hacemos todos los días y no nos planteamos que puedan ser de otra manera. Y sí, para mucha gente en muchos lugares del mundo son de otra forma. Estas son unas fotos del finde pasado cerca de Funda, donde se celebró la carrera de bicis. Son escenas que se repiten cerca de los ríos: personas caminando kilómetros para hacerse con el agua que llevarán a sus casas o para asearse y lavar la ropa en el río. #bañoderealidad

22/09/2018 14:08 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Ruta Luanda-Funda-Luanda (16-17 septiembre 2018) – Fotos desde el coche.

20180922124042-k60-copy.jpg

88 fotos aquí.

 

Los días 16 y 17 de septiembre fui de Luanda a Funda (a unos 60k) a participar en un par de carreras de bicis.

En ese álbum tenéis escenas de la vida en Angola vistas desde la ventanilla.

22/09/2018 12:40 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

BTT @Funda (Angola) - 16 y 17 de septiembre de 2018

20180917194147-d16.jpg

109 fotos aquí.

 

El día 17 de septiembre es fiesta nacional en Angola, ¨Día de los Héroes¨. Así que para este fin de semana había doblete de carreras de montaña, las dos en Funda, que está a unos 60 kilómetros de Luanda. (Fotos de la ruta a Funda: álbum 1 y álbum 2)

 

Domingo 16 de septiembre – 1er Campeonato XCO Allstars XXL Energy

 

Esta carrera consistía en un circuito de 6,15K con 140m de desnivel. En categoría masculina había que dar 6 vueltas, en categoría femenina 3. Yo al terminar la cuarta vuelta me retiré, veía que la siguiente (y la última) iban a ser un calvario al ritmo que iba.

 

Ruta en Relive

 

Mirando la clasificación masculina:

-53 participantes, de los cuales 34 cruzaron la línea de meta.

-Tiempo del ganador = 1h52´32¨

-Mi paso por las cuatro vueltas:

--- Vuelta 1 = 0:33:40.6

--- Vuelta 2 = 0:34:34.3

--- Vuelta 3 = 0:37:30.6

--- Vuelta 4 = 0:43:23.9

(4 se retiraron con menos de 4 vueltas, con lo que no fui el último :)

 

Lunes 17 de septiembre – 1er Campeonato XCM Allstars Saudabel

 

Ruta en Relive.

 

Esta vez había tres categorías:

-Mini maratón y prueba femenina = 30k, 420m de desnivel.

-Media maratón = 57,5k, 780m de desnivel.

-Maratón = 85,5k, 1.100m de desnivel.

 

Yo participé en la mini maratón. En esa categoría fui el único participante masculino (y solo hubo una chica en la femenina). Para mí más que suficiente, la disfruté a tope y cuando llegué a la meta no me quedaban ningunas ganas de seguir a los 57,5k.

 

Todavía no ha salido la clasificación, cuando la publiquen se podrá consultar aquí.

 

No me lío a escribir, en las fotos podéis haceros una idea. La organización estuvo fantástica y es una maravilla participar en estos eventos, la gozas en la naturaleza y tienes la oportunidad de conocer otra Angola que no es la de las gran ciudad de Luanda.

 

Próxima prueba en Cabo Ledo, el 7 de octubre. ¡Allá estaremos!

17/09/2018 19:41 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Paseando en bici por Luanda – 8 de septiembre de 2018

20180908181838-aa.jpg

100 FOTOS AQUÍ

 

Ruta en Relive

 

En mi primera carrera en bici pinché y no tengo parches. Así que le pregunté a un profe de la escuela por alguna tienda de bicis y me dijo que me fuera a Gicate, una tienda que está en el centro. Miré en Google Maps y vi que estaba a 17 kilómetros de casa, así que buena oportunidad para ir al centro de la ciudad el sábado en bici con una excusa.

 

El centro de Luanda mola, da la sensación de ciudad que tenía perdida desde que llegué porque estoy en un barrio muy residencial. Fui a la tienda de bicis, me dieron los parches y pegamento pero no tenían lija. Pregunté dónde podía comprar lija y a unos 300 metros había una ferretería (Bricomat Mutamba), con lo que tema solucionado.

 

En el centro de Luanda, al lado del mar, hay una zona que se llama Marginal. No suena demasiado bien, suena a marginación, pero es todo lo contrario. Una zona muy chula en la que la gente está haciendo deporte, hay buenos restaurantes y terrazas, y se puede pasear con seguridad. También desde el centro de la ciudad se accede a Ilha, una manga de unos 10 kilómetros de largo con playas y buenos restaurantes. Una buena zona para hacer ejercicio y de esparcimiento. También hay mercados de pescado a pie de playa. Los pescadores van con sus barcas a la playa, se montan unas mesas y la gente va a comprar.

 

En el álbum de fotos faltan las mejores, que son las de la población local esperando el transporte público, llevando mil cosas en la cabeza (hoy me ha sorprendido una que llevaba un montón de huevos), con los niños amarrados por un pañuelo a la espalda… Pero en esos lugares suele ser mejor no sacar la cámara, porque no les gustan demasiado las fotos.

 

En la zona donde aparece en las fotos el esqueleto de un barco varado he estado hablando con un señor mayor que iba con un chaval que llevaba una biblia. Nos hemos puesto a hablar, y de repente parece que ha perdido el hilo porque se ha tirado 5 minutos hablando sin mirarme de un tema que poco entendía en portugués. En un momento dado le ha dicho al chaval ¨abre la Biblia, Hebreos, capítulo 4, no sé que versículo¨. Le ha hecho leer la cita y ha seguido hablando. Después de un ratillo más le he dicho que me estaban esperando y he buscado la salida.

 

Un paseíto chulo, poco a poco nos vamos orientando mejor en esta macrociudad.

Mi primera prueba de mountain bike – Mangais (Angola)

20180902233733-aa.jpg

54 FOTOS AQUÍ

 

¡Qué mejor celebración de cumpleaños que debutar en las carreras de bicicleta de montaña!

 

Antes de venir a Angola estuve mirando en Facebook que clubs o actividades había para hacer en el tiempo libre y di con esta página, BTT Angola: https://www.facebook.com/BTTAngola/

Mi experiencia en mountain bike es muy escasa, se reduce a haber cogido alguna vez las bicis que hay en el pueblo para dar un paseo.

 

En el contrato que tengo con la escuela hay establecida una partida económica en concepto de gastos de sobrepeso en el avión en el primer traslado. La semana antes de venir para Angola hice un cálculo más o menos de lo que iba a llevar y vi que en esa partida me podría entrar el llevar una bici –no me pasaba de los kilos-. Con lo que tres días antes de volar a Luanda me pasé por tiendas de bicis a comprar una montura que traerme. En las dos primeras me dijeron que no tenían tiempo de embalarla antes de que cogiera el vuelo, necesitaban más tiempo. Finalmente me pasé por http://www.gamabicicletas.com/ en Gasteiz y me compré una baratilla (Monty KY19, 350 euros), que para la tarde me la tenían desmontada en el embalaje original. Guay, el chico que me atendió además majísimo. Montarla en el destino fue muy fácil, con la excepción de los pedales para los que no tenía llave, pero quedé con un colega y solucionado.

 

Me apunté a esta carrera on-line y el pago lo tenía que hacer a través de un cajero automático. Todavía no tengo cuenta de banco aquí, con lo que fui con mi tarjeta de crédito de España a hacer la transferencia. Sin embargo al meterla en el cajero éste me informó de que solo podía sacar dinero o consultar saldo, no podía hacer una transferencia. ¿Solución? Hablé con el segurata que estaba fuera –con un arma automática by the way- y le dije: ¨mire, me pasa esto, tengo que hacer una transferencia de X, pero no tengo tarjeta local. Si me la hace usted le doy la pasta en efectivo, más una propina¨. El tío accedió encantado, así que transferencia solucionada.

 

La organización muy bien antes, durante y después de la carrera. Una semana antes de la carrera enviaron coordinadas GPS de las rutas, por si alguien quería ir el fin de semana anterior a practicar en el circuito que habían montado. El dorsal se podía recoger bien en dos puntos en Luanda en los días previos, o el día de la carrera antes del pistoletazo en la zona de meta. Yo lo recogí en uno de los puntos de Luanda, en la tienda de Jeep de Talatona, porque la tengo cerca de casa. Para los nuevos con la primera inscripción nos daban un maillot.

 

Antes de la carrera solo salí con la bici un día y fue más turisteo que ejercicio. Aquí escribí sobre esa salida.

 

Mangais está a orillas del río Cuanza, más o menos a unos 60k de casa, lo que nos costó en coche menos de una hora. Reserve un 4x4 de la escuela con espacio atrás para llevar la bici, y un conductor nos llevó a una amiga holandesa de la escuela y a mí a la carrera. Ella no participaba pero le apetecía dar una vuelta. También en otro coche fue otro profesor, pero el resto del pelotón era gente de fuera del colegio.

 

A la hora de apuntarse a la prueba se podía hacer en tres distancias:

-Prueba femenina y mini maratón (unos 35k)

-Media maratón (43k)

-Maratón (52k)

 

Yo me apunté a la primera y en buena hora, porque esos 35k se me hicieron 100k.

 

Se dieron las salidas con un espacio de 5 minutos. A las 8:30 a.m. salían los de la maratón, 5 minutos después los de la media y 5 minutos después lo hacíamos los más globeros. La clasificación puede consultarse aquí y atendiendo a esos datos este es el número de participantes y tiempos:

 

35K – Prueba femenina y mini maratón.

--- 12 participantes.

--- Tiempo del ganador = 2h21´39¨

--- Yo quedé 10/12, con un tiempo de 4h48´21¨ (pero debo decir que estuve más de una hora parado echando un cable –o mejor haciendo compañía- al brasileiro).

 

43K – Media maratón

--- 54 participantes

--- Tiempo del ganador = 2h19´13¨

 

52K – Maratón

--- 16 participantes

--- Tiempo del ganador = 2h28´45¨

 

Disfruté mucho de la carrera. Empecé muy al tran-tran porque no tenía ni idea del esfuerzo que me iba a suponer. Pero ya desde el principio me encontré a gusto, así que fui yéndome de gente a la que me había pegado, al extremo de llegar a coger a algún rezagado de la media maratón. Las vistas muy chulas y el terreno muy variado. Había senderos por los que se disfrutaba a tope –sobre todo si picaban un poco hacia abajo- pero también muchas zonas que parecían desérticas por la arena y te tenías que bajar porque no había manera de superar esos tramos montado –por lo menos en mi caso-. La carrera estaba bien señalizada, pero en algún tramo tuve que tirar del GPS del móvil –había grabado la ruta en Wikiloc- para comprobar que iban por el buen camino.

 

Los kilómetros iban cayendo pero ni con la rapidez ni con la facilidad que yo pensaba que caerían. En un momento pasé a un tío que había pinchado y estaba cambiando la rueda. Más tarde me tocó a mí. La rueda delantera empezó a perder aire muy lentamente. No se llegaba a deshinchar del todo, pero sí que perdía aire. La hinchaba, tiraba unos kilómetros y tenía que volver a hincharla porque se bajaba mucho. Como llevaba una cámara me paré a cambiarla en una zona donde un rebaño se vacas se estaba buscando el sustento. Estaba listo para pirarme y justo llegó un brasileño que venía con la rueda totalmente pinchada y era su segundo pinchazo. Hablando con él me dijo que la bomba no le funcionaba, así que me quedé a echarle un cable. Llevaba parches pero eran viejos –no pegaban- y el tubo de pegamento lo tenía acabado. Así que intentaba arreglar el pinchazo, pero cuando montaba la rueda e intentábamos hincharla se demostraba que el pinchazo no estaba arreglado. Y así estuve más de una hora con él. En otras carreras por lo visto hay coche escoba pero en esta no pasaba nadie. Le ofrecí mi cámara pinchada ya que perdía muy poco aire e hinchándola cada cierto tiempo se podía continuar. Me preguntó de qué tamaño era y le dije que ni idea. No sabía que las cámaras eras de diferente tamaño. Lo miramos, la mía era de 29¨ y por lo visto no le valía. Saqué el móvil para ver si se podía llamar a la organización –él no llevaba móvil- pero en esa zona no había cobertura. Así que después de más de una hora parado con él sin poder hacer nada le dije ¨tío, aquí no pinto nada, lo mejor es que yo siga la carrera y cuando vea a alguien de la organización le diga que estás aquí¨. Marqué las coordenadas en el GPS y seguí ruta.

 

Más adelante pasé a otro tío que iba andando porque el cassette de los piñotes lo llevaba colgando. Estuve hablando con él un rato pero poco podía hacer aparte de dar el aviso, así que seguí millas. Más adelante –estábamos en medio de la nada- me encontré con unos chavales que me quisieron ayudar a subir una cuesta. Les pregunté donde vivían y me señalaron unas cabañas al lado del río. Ni electricidad, ni agua corriente.

 

Por fin me encontré un 4x4 de la organización que llevaba a unos cuantos que se estaban retirando y les di la posición de esos 2 compays que había dejado atrás. Más adelante vi a otra pareja que estaba arreglando una cadena. Uno de los eslabones se había roto. Aparte del pinchazo no hubiera sabido arreglar ninguna de esas dos últimas incidencias.

 

A esas alturas de la fiesta ya estaba bastante machacado. En las zonas en las que me tenía que bajar –porque había arena o cuestas que no podía subir- los cuadriceps me pegaban unos tirones que estaba mejor pedaleando que andando. En una de las zonas perdí la ruta, pasé por un cementerio y campo a través conseguí dar con la ruta original, al ver unas señalizaciones de ruta (el teléfono me había dejado de funcionar, en una de esas ¨él solo¨ había bajado el brillo y pensaba que había muerto por la humedad del sudor).

 

Finalmente –los últimos kilómetros pese a ser llanos y pista se me hicieron bastante largos- crucé la meta, finalizando así mi primera carrera de mountain bike. Allá me estaba esperando la pobre Gerda, horas después de lo esperado.

 

La organización muy bien. Antes y después de la carrera estuve hablando con el director, Gonzalo, que es angoleño pero ha pasado tiempo en España, con lo que hablaba español perfecto. Un tío muy majo. Colgaron en Internet un álbum con fotos muy chulas.

 

En dos semanas repito. Ya nos han enviado la ruta para la siguiente carrera, así que toca ponerse en mejor forma.


Luanda, 25 de agosto de 2018 – Explotando la burbuja

20180825211153-blog.jpg

121 FOTOS AQUÍ

 

VIDEO (1´37¨) – BAUTIZO + REZOS

 

RUTA EN BICI

 

Llegué a Luanda el 30 de julio, con lo que voy a hacer 4 semanitas por aquí.

El título de esta entrada es ¨explotando la burbuja¨, porque es la sensación que tengo de estas 4 semanas, de haber vivido en una burbuja. De casa al curro, del curro a casa, visitando lugares al lado del barrio utilizando los coches del colegio.

 

El transporte público en Luanda no es fácil:

  • hay motos que te pueden llevar de pasajero, pero todavía no me he aventurado.

  • Hay ¨candongueiros¨, furgonetas azules y blancas que funcionan como autobuses.

  • Debe haber taxis, pero no son baratos.

 

Las empresas extranjeras y nuestra escuela en la misma línea ofrece un servicio de transporte para los empleados, y es muy conveniente. Tenemos en el colegio una aplicación que te descargas en el móvil -o llamas por teléfono- y las 24 horas del día hay dos furgonetas recogiendo y dejando a profes en centros comerciales para hacer compras, ir al cine o lo que sea. Si quieres salirte del barrio puedes reservar un coche o furgoneta con conductor, incluso para ir a otras ciudades. Es lo que hacen los surfers de la escuela y peña que se va a hacer mountain bike por ahí. Por ejemplo yo he reservado uno de estos coches para ir a una prueba de montain bike el próximo domingo 2 de septiembre, a unos 65 kilómetros de Luanda. Es gratis, y montándolo con un poco de tiempo fácil.

 

Está muy bien, la escuela se lo ha currado para que tengamos oportunidad de hacer lo que queramos y de forma segura, pero no puedo evitar esa sensación de dependencia. Los últimos diez años, tanto en China como en Indonesia, me he movido siempre de forma muy independiente, tanto en cuanto a medio de transporte como de compañía, evitando muchas veces ir en grupo. Aquí esto va de otra manera y no puedo dejar de sentir esa sensación de vivir en una burbuja.

 

Otro tema es que se oye mucho que Luanda no es una ciudad segura y que hay que tener cuidado de por dónde andas, y en la medida de lo posible evitar ir solo o de noche. Leyendo por aquí y leyendo por allá pareces condenado a depender del transporte de la escuela e ir siempre con gente.

 

Pero solo hay una manera de saberlo. Y es romper la burbuja y salir ahí fuera a ver lo que hay. Así que hoy he cogido copia del pasaporte, poca pasta, la bici y he salido a explorar diferentes áreas de Luanda. En total unos 37 kilómetros que me han hecho ver la ciudad de otra manera. He vuelto contento por esa sensación de hacer cosas a tu aire y por tus medios.

 

El primer objetivo era tirar hacia el mar. No estoy lejos de la costa y me apetecía verla. Las playas que se encuentran en línea recta de mi casa hacia el oeste están en barrios bastante humildes, y están llenas de plásticos y basuras. Pedaleando por ahí he visto un par de campos de fútbol en los que se estaban jugando unas pachangas.

 

He seguido vagando sin rumbo y he llegado a unos chiringuitos bastante locales. Por esos barrios saludaba a la tropa que se me quedaba mirando y respondían el ¨bom dia¨, algunos con una medio sonrisa, la mayoría con caras serias. Sin más, es su costumbre. En Indonesia era la sonrisa perpetua, aquí parece que les cuesta más.

 

Antes he pasado por casualidad por el Centro de Conferências De Belas, donde se estaba celebrando algún evento político del Movimento Popular de Libertação de Angola (MPLA), partido que lleva en el gobierno desde la independencia de Angola de Portugal en 1975. Gente ataviada con ropas con los colores del partido (rojo y negro como la bandera). Por esa zona están construyendo unas buenas infraestructuras pero todavía hay carreteras sin terminar que no están abiertas. He intentado colarme por una de esas avenidas para tirar para el norte pero el guarda de seguridad no me ha dejado pasar.

 

Tirando entonces al sur he llegado a una playa larga en la que había algunos pescando. Pedaleando por ahí he visto una señal de forma octogonal, como un stop, que decía ¨Zona Perigosa – Dangerous zone¨. Lo primero que me ha venido a la cabeza, después de leer cosas de Angola, es que era una zona minada, porque sí que hay muchas minas por el país y en ciertas zonas están indicadas. Le he preguntado a un pescador ¨¿por qué pone zona peligrosa, hay minas?¨, y me ha dicho que no, que tiene que ver con el fondo del mar (me imagino que se referiría a las corrientes). En Luanda será difícil que haya minas, están por las zonas rurales.

 

Más adelante me he parado con otros pescadores y les he preguntado que pescaban. Me han dicho que caracolillos.

 

Después de pasar esos barrios más humildes he llegado a una zona de la playa muy bien montada, con bicicarril, canchas de baloncesto y algún garito posh en el que echarse una cerveza. Al final había un puerto con yates y son las grandes diferencias que tiene esta ciudad. Apunto uno de los garitos como referencia para volver alguna vez y tener la zona localizada en Google Maps: African Restaurant Por Do Sol.

 

En la playa había un grupo y estaban bautizando a algunos de ellos, que se metían en la playa vestidos, algunos con ropa elegante. La religión aquí tiene mucha fuerza. En Yakarta me quejaba de la llamada a la oración a todo volumen de las mezquitas, aquí no les van a la zaga cuando la iglesia de al lado de casa mete watios a tope, por si Dios en el cielo anda despistado y no escucha bien.

 

He llegado a una zona de baobabs, en lo que me ha dicho un paisano que era un campo de golf. No tenía mucha pinta, era de arena roja -como suele ser por aquí-, pero cada uno juega a golf donde quiere. Lo que me ha llamado la atención es que a la sombra de esos baobabs había grupos rezando, cantando, y en uno de ellos un predicador de blanco que parecía poseído. Mucha gente elevaba sus brazos al cielo, poniendo las antenas de Dios. He llegado a una zona donde había tiendas de campaña, y hablando con uno que estaba por allá me ha comentado que ahí va la gente a rezar, y a prepararse espiritualmente para ir a misa. Que muchos vienen el sábado y pasan toda la noche rezando. Muy curioso, se veía a gente a su aire hablando sola (rezando) a voz en grito.

 

Esa zona está al lado del Condominio Bela Vista, y allá he parado a echar una cerveza. Tenía curiosidad por saber cuánto me iba a costar, al ser este país bastante caro, pero me ha costado unos 75 céntimos de euro. La cerveja aquí es barata (imagino que en según qué sitios).

 

Vuelta a casa y he pasado por un cartel con la cara de Fidel Castro. Al sacar la foto un tío me ha venido diciendo que había que pagar, que por qué sacaba la foto, blah blah blah. Le he dicho que era cubano y he seguido mi ruta. Con la cámara tenía mucho cuidado de no sacarla en sitios que no daban muy buena espina, pero en ese, con gente pasando de aquí para allá, me he permitido el lujo.

 

El plano de la ciudad en Google Maps me llamaba la atención, porque la ciudad parece que está muy bien organizada, con calles rectas en forma de cuadrícula. Me he ido metiendo por ellas y lo que no te dice Google Maps es el Cristo que te puedes encontrar. Por una había mercado con un atasco monumental. He estado parado con la bici un buen rato, intentando salir del jaleo. Una mujer me ha echado la bulla: ¨aquí no se puede venir con bici¨. Carayo dona, échale la bulla a los coches que son los que están montando el follón.

 

Otra cosa que no dice Google Maps es que muchas de las calles están sin asfaltar, con tierra y arena fina de playa (aunque ya estaba lejos de la playa). Vamos, que con un Seat Ibiza lo tendrías difícil para pasar por muchas calles, hay que tirar de 4X4. Y con la bici a veces me quedaba clavado. Para que os hagáis una idea, mirad los dos puentes que he tenido que pasar con la bici, por esos barrios.

 

Vuelta a casa con una sensación muy gratificante de haber roto la burbuja, de por fin haber podido salir a explorar un poco a mi aire. Poco a poco ya iremos conociendo más la ciudad.

 

La escuela tiene también coches que puedes reservar y llevártelos tú solo. Pero para ello tienes que tener el carné de conducir angoleño, y para sacártelo tienes que tener unos papeles que a los nuevos nos están gestionando, pero que es muy probable que no nos los den hasta octubre. Con eso vendrán nuevas posibilidades, como, quién sabe, pillarse una motillo. Ya lo iremos viendo...

25/08/2018 21:08 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Luanda y río Kwanza (Angola) – 5 de agosto de 2018

20180826180034-11.jpg

Hoy Día de la Blanca el lugar donde estar es Vitoria-Gasteiz. Pero si no puede ser pues algo hay que hacer para celebrar el día de la patrona de mi ciudad.

 

AQUÍ VAN 88 FOTILLOS de Luanda y del río Kwanza

 

¡Felices fiestas!

05/08/2018 22:16 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

¡Ya estoy en Angola! Incidencias de mi primer vuelo a Luanda.

20180731214859-a.jpg

En esta entrada voy a comentar las incidencias en mi primer vuelo a Luanda.

 

Este era el plan de vuelo:

 

Sábado 28 de julio de 2018 – Vuelo de Emirates EK144 de Madrid (22:05) a Dubái (07:15+1)

Domingo 29 de julio de 2018 – Vuelo de Emirates EK793 de Dubái (09:55) a Luanda (14:40).

 

Sin embargo ese sábado 28 de julio recibí un mensaje de Emirates a las 3 de la tarde que decía que el primer vuelo EK144 se retrasaba a las 00:30, llegando a Dubái a las 09:40. Upps, estaba claro que iba a perder el vuelo de conexión a Luanda.

 

Hice varias llamadas de teléfono para intentar solucionar el asunto. En la primera, la solución que me dieron fue quedarme una noche en Dubái y volar al día siguiente, el lunes. Parecía un mal menor. Pero me metí en la Web de Emirates y vi que lo que me había dicho la operadora no era correcto, el lunes no había vuelos de Dubái a Angola. Tendría que volar el martes (habiendo salido de Madrid el sábado). Volví a llamar y tampoco me dieron ninguna solución:

-Volar el martes (a lo que dije que no).

-Recibir un reembolso por el billete (a lo que dije que tampoco, porque tenía que llegar a Luanda y es muy difícil conseguir vuelos con poca antelación).

 

Así que la solución que me dieron fue que fuera al mostrador de Emirates que estaba cerrado en ese momento. Finalmente el tema se solucionó cuando me ofrecieron un vuelo con Ethiopian Airlines el lunes:

 

Lunes 30 de julio de 2018 – Vuelo de Ethiopian ET0613 de Dubái (05:40) a Addis Ababa (09:00)

Lunes 30 de julio de 2018 – Vuelo de Ethiopian ET0851 de Addis Ababa (09:50) a Luanda (12:35)

 

Para el tiempo que pasé entre el vuelo que llegó el domingo a las 10:30 a.m. (también llegó con retraso) y el que salía el lunes a las 05:40 a.m. Emirates me puso un hotel (Millennium Airport Hotel Dubái) y un par de vales de comida y cena en el buffet del hotel. No hay queja.

 

El lunes 30 de julio fui pronto al aeropuerto. Al estar pronto, el lugar de meterme en el vuelo ET0613 que salía a las 05:40 (con una hora de conexión) me metieron en un vuelo anterior, ET601, que partía a las 04:25. Todo bien.

 

Al coger la conexión en Addis Ababa, el vuelo ET0851, volvió a ocurrir una anomalía. Embarcamos a la hora indicada, nos pasamos una hora dentro del avión, y sobre las 10:50 nos hicieron bajar del avión llevándonos nuevamente a la terminal, no sé por que razón. A las 11:15 embarcamos otra vez, y finalmente llegué a Luanda a las 2:30 p.m. del lunes 30 de julio.

 

Había facturado tres maletas, una mochila pequeña y una bicicleta de montaña. Normalmente viajo más ligero, pero la escuela me pagaba para ese primer viaje una pasta que sería equivalente a facturar 95 kilos, que es lo que llevé. Al llegar al aeropuerto de Luanda estuve esperando esos 5 bultos, pero no aparecieron por la cinta. Cuando fui a la oficina de Emirates me dieron un teléfono y me dijeron que llamara el miércoles, que probablemente llegarían en ese vuelo (los martes no vuela Ethiopian a Luanda).

 

A ver si el miércoles llega todo. En cualquier caso la escuela ya nos avisó que no era raro que se perdieran equipajes y que metiéramos ropa de recambio en el equipaje de mano. Seguí las instrucciones con lo que por lo menos tengo quita y pon, y una lavadora en casa para ir tirando.

 

Esa fue la experiencia en mi primer vuelo a Angola. El lunes poco después de llegar fui al primer encuentro de profesores nuevos, y hoy hemos tenido el primer día juntos. No soy el único que ha sufrido retrasos ni al que le han perdido las maletas. De hecho, todavía una pareja está por llegar mañana.

 

El recibimiento en Luanda ha sido fantástico, en el aeropuerto me estaban esperando para llevarme a casa y estos primeros días todo están siendo facilidades. Ya os iré contando poco a poco la experiencia por aquí, pero promete ser muy interesante y estoy muy ilusionado.

 

31/07/2018 21:48 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Libros sobre Angola

20180309034233-aaa.jpg

1.- ¨Angola, la guerra innecesaria¨ -Carlos E. Pedre Pentón-

 

2.- ¨Como la sombra que se va¨ -Antonio Muñoz Molina-

 

20/02/2018 14:36 basurde Enlace permanente. Angola No hay comentarios. Comentar.

Mi próxima escuela: Luanda International School, en Angola.

20180120080759-img-20180120-091359-813-2.jpg

Sí, este es mi último semestre como profesor en Jakarta Intercultural School (Indonesia). Me encanta el colegio, Indonesia es un país fantástico y la gente de aquí de lo mejor del mundo, siempre con una sonrisa en la boca. Entonces, ¿por qué me voy? Por la simple razón de que me autoimpongo un máximo de cinco años en cada lugar. La rutina es una de mis peores enemigas, y cuando me empiezo a sentir demasiado cómodo en un lugar es hora de cambiar de aires.

 

Del 8 al 11 de enero asistí en Bangkok a una feria de trabajo para profesores en escuelas internacionales y de ahí salió mi destino para por lo menos los próximos dos cursos escolares: Luanda International School, en Angola.

 

Ahora a disfrutar de los últimos meses por aquí, y en agosto 2018 empieza una nueva aventura. ¡Con muchas ganas! 

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris