Facebook Twitter Google +1     Admin
Contador Gratis
accesos desde el 12/Sept/2008

Temas

Enlaces

Archivos

Basurde Xiao Long

Se muestran los artículos pertenecientes al tema India.

Nueva Delhi – Primer paseo por el barrio – 6 octubre 2020

20201006163811-a.jpg

125 fotos aquí.

 

Llegué a la India el 21 de septiembre y desde entonces he estado cumpliendo las dos semanas de cuarentena obligatoria en mi apartamento, sin salir para nada. Hoy por fin 6 de octubre puedo salir y no he tardado en darme una vuelta por el barrio para conocer el vecindario, que es muuuuuuuy mono. Vivo en la zona de Chanakyapuri y tengo al lado el pulmón de Delhi, el Central Park de esta ciudad, así que por ahí he andado. Me ha parecido una maravilla porque tengo un bosque al lado de casa que incluso tiene sus ruinas, las de Malcha Mahal. He seguido paseando hasta la estatua que conmemora La marcha de la sal, evento histórico liderado por Gandhi muy significativo porque se convirtió en uno de los más importantes acontecimientos que condujeron a la independencia de la India del Imperio británico. ¡Buenas sensaciones!

06/10/2020 16:14 basurde Enlace permanente. India No hay comentarios. Comentar.

21 de septiembre de 2020 – Llegada a Nueva Delhi, ¡empieza una nueva etapa!

Fotos (26) y video (1´50¨) del viaje a Nueva Delhi.

 

Esta entrada inaugura un nuevo tema en mi blog, ¨India¨, y es una nueva etapa que empiezo con muchas ganas. Llego con un contrato de dos años de trabajo que me gustaría que finalmente fueran más. Los dos de Angola se me hicieron cortos, cinco como en Shanghái o en Yakarta parece un buen número.

 

Si alguien lee este artículo en unos añitos debo recordarle que está escrito en septiembre del infame 2020, año de la pandemia del Covid-19, un año que nos ha cambiado la vida a todos.

 

ESPAÑA

 

El 15 de marzo de 2020 empezó en España el confinamiento de la población que en mayor o menor medida duró hasta el 21 de junio. Hubo diferentes fases, del encierro total a ir levantando el pie del acelerador, hasta el 21 de junio en el que ya se podía hacer una vida relativamente –muy relativamente- normal en cuanto a poder salir de casa, pero no podía uno por ejemplo salir de la provincia. Estando en Vitoria (Álava) no podía ir al pueblo, a 60k, por encontrarse en la provincia de Burgos.

 

En verano se levantaron las restricciones porque la situación en cuanto a número de contagiados y fallecidos había mejorado, pero principalmente porque España depende del turismo y no se quería dar la puntilla a la economía del país.

 

El uso de mascarilla durante el verano pasó de ser recomendable a obligatoria. He sido de los que siempre he considerado importante llevarla, porque podría yo ser asintomático y contagiar a otros y porque si la llevo y evito que me contagien ayudo a evitar la propagación del virus. Me parece de cajón. Sin embargo no debe ser de cajón, porque conozco ya a unos cuantos negacionistas que protestan por esa obligación y en el pueblo en el que veraneo yo era de las excepciones llevándola. Hasta el punto de verdaderamente cansarme de responder la pregunta: ¨¿y tú? ¿por qué llevas mascarilla en el pueblo?¨. Pues porque las recomendaciones para parar la pandemia son muy claras y son solo tres:

-Distanciamiento social.

-Lavado de manos.

-Mascarilla

Si haciendo esas tres cosas te dicen que se puede parar una pandemia, ¿tampoco se está pidiendo mucho, no? Aparentemente por el comportamiento de mis vecinos sí. Pero cada uno es cada uno y seis media docena, cada uno sabe lo que tiene que hacer y no pretendo con ello juzgar a nadie, no creo que nadie esté en posesión de la verdad y cada uno tiene sus razones. Cada vez se sabe más de este virus y puede ser que dentro de unos meses se demuestre que la mascarilla y el distanciamiento social no valen para nada. Pero con lo que sabemos en este momento, que puede cambiar mañana, parece que llevarla es lo correcto y una muestra básica de respeto.

 

Estoy escribiendo estas líneas el sábado 26 de septiembre. Desde ese confinamiento en el que la situación en España llegaba a la triste cifra de casi 1.000 muertos al día se logró doblegar la curva, pero una vez más está repuntando, estamos en los peores datos del mundo y una vez más se vuelve necesario volver a los confinamientos. Miranda de Ebro anunció ayer que el domingo empezarán un confinamiento de dos semanas y en Madrid, Comunidad en la que se ha procedido a un confinamiento selectivo basado en el número de casos por zonas y distritos, hay más de un millón de personas afectadas.

 

ANGOLA

 

Esta situación de alarma mundial me pilló en Angola.

 

-Cerramos el campus de la escuela el miércoles 18 de marzo. A partir de ahí seguimos con la enseñanza distancia hasta el 6 de junio, mi último día en Luanda International School.

 

-El 20 de marzo Angola cerró sus fronteras en su estrategia para protegerse del coronavirus.

 

-El 27 de marzo Angola declaró el Estado de Emergencia, similar al Estado de Alarma de España que limitaba la movilidad solo a actividades esenciales.

 

-El 9 de abril volví a España en un vuelo especial fletado por la multinacional española Elecnor en colaboración con la Embajada española en Luanda.

 

-El 21 de septiembre, después de medio año, Angola ha vuelto a abrir sus fronteras aéreas.

 

INDIA

 

En el calendario laboral de mi nueva escuela estaban marcadas las siguientes fechas:

-22 de julio: comienzan los nuevos profesores con la orientación.

-29 de julio: comienzan todos los profesores.

-4 de agosto: primer día de colegio con estudiantes.

 

Dado que al llegar a India iba a ser obligatorio estar dos semanas de cuarentena la escuela nos informó a los profesores nuevos que debíamos llegar a India el 6 de julio.

 

VISADO PARA INDIA

 

Desde entonces anduve persiguiendo el visado de trabajo. Tenía toda la documentación preparada (contrato de trabajo, documentación de la escuela, fotos, etc.) y solo me quedaba enviarla al consulado indio en Madrid para tramitarla. Lo cual no fue tema sencillo.

 

Los visados para la India se tramitan a través de una agencia externa con la que trabaja el consulado indio, llamada VFS Global, que a día de hoy permanece cerrada. Me acabo de meter en su página Web y continúa apareciendo el mensaje que dice ¨Submission of Visa Applications & Collections remain suspended until further notice¨, en cristiano, ¨la presentación y recogida de solicitudes de visado permanece suspendida hasta nuevo aviso¨.

 

Así que tocaba saltarse al intermediario y contactar directamente con la embajada. Después de múltiples correos a lo largo de numerosas semanas, entre los que tuve que justificar por qué era necesaria mi presencia en India, finalmente el martes 8 de septiembre recibí un mensaje que decía que podía enviar mi pasaporte y la documentación a la embajada india, ¡por fin! Hice el pago correspondiente de las tasas -193 euros por un visado de trabajo de un año- y una semana después, el martes 15 de septiembre, recibí el mensaje de la embajada india que decía: ¨Your visa has been stamped. You can collect it from Embassy reception¨ = ¨tienes tu visado, puedes pasarte por la recepción de la embajada a recogerlo¨. Les pregunté a ver si lo podían enviar por mensajería a mi casa, ya que estaba en Vitoria trabajando on-line y no me podía pasar por Madrid, pero ese fue el último mensaje que recibí, no hubo más respuestas. Suficiente. Moví la maquinaria a ver a quién podía liar y finalmente la emplumada cayó del lado del bueno de Fons, que se encontraba en Palma de Mallorca pero se enrolló liando a su sobrino que estaba en Madrid, quien se pasó por la embajada, recogió mi pasaporte y me lo envió por mensajería el miércoles a Vitoria, recibiéndolo yo el jueves 17 de septiembre. ¡Otra que le debo a Fons, que me solucionó la papeleta una vez más (van unas cuantas)!

 

Contacté con mi colegio el miercóles 17 diciéndoles que ya estaba el visado listo y me reservaron un vuelo para 5 días después: por fin el 21 de septiembre volaba a India.

 

VUELO A INDIA

 

Este fue el plan de vuelo:

 

AF1401 Madrid (06:00) – Paris (08:05) (duración = 2h05´)

2h25´ de escala en Paris

AF226 Paris (10:30) – Delhi (22:10) (duración = 8h10´)

 

En el momento de escribir estas líneas no existen vuelos regulares a India. Hay que coger los llamados ¨vuelos burbuja¨ que existen entre India y ciertos países. En Europa esas conexiones son a través de Francia y Alemania. Y estos vuelos no los puede coger cualquiera, solamente pasajeros que caen dentro de alguna de las siguiente categorías:

1.- Ciudadanos indios que desean regresar a su país.

2.- Extranjeros con visados diplomático, oficial, Naciones Unidas/organización internacional, empleo, periodismo y por proyectos.

3.- Extranjeros con visados concedidos a partir del 18 de marzo.

 

Yo entraría en la categoría 2 y 3, ya que vine con un visado de trabajo expedido el 11 de septiembre.

 

A día de hoy India se encuentra cerrada para el turismo.

 

Al llegar a India es obligatorio hacer dos semanas de cuarentena, que puede ser:

-una semana en hotel y una semana en casa

o

-dos semanas en casa.

 

Pero para hacer las dos semanas en casa tienes que caer dentro de una de estas cinco excepciones:

-Estar embarazada.

-Volver por el fallecimiento de un familiar.

-Tener una enfermedad seria.

-Padres acompañados de un niño de menos de 10 años.

-Presentar un certificado negativo de Covid-19. Este test debía ser hecho en las 96 horas anteriores a tomar el vuelo.

 

Con lo cual el test del Covid no era obligatorio, solo te lo tenías que hacer si querías evitar una semana de hotel.

 

En mi caso opté por esa opción, la de hacerme el test. Miré en Internet laboratorios en Vitoria donde podía hacérmelo y ponía que para hacerse un test tenías que contar con la pertinente receta médica. Así que el jueves 17 de septiembre:

 

-Fui a una consulta médica en el hospital Vithas San José. El medico me extendió una receta para hacer el test, una factura de 50 euros y el comentario de que él cómo estaba India no viajaría allá.

 

-Con esa receta pedí cita y ese mismo día al mediodía me metieron el palito por la nariz. Los resultados llegaron al día siguiente. Pensaba que reflejaría ¨positivo¨ o ¨negativo¨ pero no, lo que ponía es:

¨Biología molecular

ARN Coronavirus SARS-CoV-2

No detectado

Consideraciones:

1.- La técnica empleada deteca RNA SARS-Cov-2.

2.- El resultado puede estar condicionado por la calidad de la muestra¨.

 

Precio por este test en la clínica privada Vithas San José = 140 euros (más 50 euros de consulta médica para la receta).

 

Escaneé el resultado el viernes, lo subí a la página Web del gobierno indio y recibí el sábado un correo electrónico:

 

¨Dear Javier Castro,

 

We would like to inform you that your application number ------- under exemption category RT PCR test report certificate has been approved by Delhi govt.

You need to show the attached pdf form at the international arrivals. To get more information on the process click here.

 

We wish you a safe journey.

 

Warm Regards,

 

Team Air Suvidha¨.

 

Que traducido sería:

 

¨Estimado Señor Javier Castro:

 

Le informamos de que su solicitud de exención por presentar un certificado PCR ha sido aceptada por el gobierno de Delhi. Debe presentar el certificado adjunto en llegadas internacionales. Para más información haga clic aquí.

 

Le deseamos un buen viaje.

 

Un saludo,

 

Equipo Air Suvidha¨.

 

Listo: solucionada una de las cuatro cosas que tenía que hacer antes de embarcar. Estas eran las otras 4:

 

1.- Exención por PCR – hecho.

 

2.- Registro en el que indicas tu vuelo, asiento, dirección final, contactos,ciudades visitadas en los últimos 14 días e indicas tu estado de salud (fiebre, tos, diabetes, hipertensión, asma, problemas respiratorios, cancer…). Hay que rellenarlo online 72 horas antes del viaje. Se rellena en la página del gobierno de Delhi, que lo pasa al ministerio de salud y a las autoridades aeroportuarias.

 

3.- Registro on-line con el consulado indio en Paris, también 72 horas antes del vuelo.

 

4.- Otro certificado en el que te comprometes a seguir las directivas del Gobierno de India, a hacer las dos semanas de cuarentena y firmas que entiendes lo siguiente:

 

¨I fully understand that while travelling in the special repatriation flight/Indian Naval ship I may be inadvertently exposed to any infection, including COVID19 virus, and having fully understood the risk to my person, I voluntarily give consent to travel to India in the special repatriation flight/Naval ship. I undertake and agree that neither I nor my heirs nor my excutors nor administrators will hold responsible Union of India, any official of Union of India or staff of airline/naval ship or any of my fellow passengers for any injury to me (including death) or loss of property due to any accidental exposure¨.

 

Traducido:

 

¨Entiendo perfectamente que en el vuelo de repatriación especial / barco de la marina India, puedo estar expuesto inadvertidamente a cualquier infección, incluido el virus COVID19, y habiendo entendido completamente el riesgo para mi persona, doy voluntariamente mi consentimiento para viajar a la India en el vuelo de repatriación / buque naval. Me comprometo y acepto que ni yo, ni mis herederos, ni mis representantes o administradores responsabilizarán a la Unión de la India, a ningún funcionario de la Union de la India o al personal de la aerolínea / barco naval o a cualquiera de mis compañeros de viaje por cualquier daño que sufra (incluida la muerte) o pérdida de propiedad debido a una exposición accidental¨.

 

5.- Por último te tienes que haber desgargado en el móvil la aplicación “Aarogya Sethu”, equivalente al Radar Covid del gobierno de España, solo que esta es obligatoria y no opcional como la española (donde andamos con medias tintas).

 

Así que esas 5 cosas tuve que hacer antes de embarcar a India.

Ahhhh, aquellos tiempos en los que era comprar un vuelo y listo…

 

SITUACIÓN COVID EN INDIA

 

¿Cómo está la India en cuanto a casos de Covid? Es un tema interesante. Mucha gente mira esta página Web de la prestigiosa universidad John Hopkins: https://coronavirus.jhu.edu/map.html

 

Los datos de hoy 26 de septiembre dicen que India está en el segundo lugar del mundo en cuanto a casos confirmados (5.903.932), en tercer lugar en cuanto a número de muertos (93.379). Ambas clasificaciones las lidera Estados Unidos, estando España en el puesto octavo en número de contagios (716.481) y décimo en número de muertos (31.232). Sin embargo estas estadísticas no me dicen nada, porque estamos comparando países con poblaciones muy diferentes:

-India : 1.400 millones de habitantes.

-Estados Unidos : 308 millones de habitantes.

-España : 47 millones de habitantes.

 

Considerando los habitantes es terrible que España, con una población tan pequeña, esté en el top-10.

 

Si queremos hacernos una idea más clara de en qué situación está cada país, no en terminos absolutos sino en términos relativos, entiendo que haríamos mejor en mirar esta estadística:

 

https://coronavirus.jhu.edu/data/mortality

 

Si miramos muertes por cada 100.000 habitantes, España aparece en el séptimo puesto (66,60/100.000) mientras que India aparece en el puesto 68 (6,74/100.000).

 

Ninguna estadística es completamente cierta, depende de cómo informa de los casos cada país, luego la incidencia de casos en cada zona del país, etc. Pero viendo esta estadística igual el médico que me dijo ¨yo no iría a India¨ hacía las maletas y se venía conmigo.

 

PREPARATIVOS

 

Hechos los trámites perminentes tocaba ir cerrando cosas en España. La primera despedidas. El jueves estuve echando un par de birras con Ruben al mediodía, al que acompañaba Bingen Mendizabal. Por la noche quedé con Esti, una amiga vitoriana que también es profesora de castellano y el sábado se volvía a su escuela en Acra, en Ghana. El viernes fui a Maestu a comer con mis tíos y con mi prima Larri, el sábado me fui con mi hermano, mi sobri y mi cuñada al pueblo a despedirme de mis padres, por la noche eché unas cervezas con Gordejuela y el domingo a hacer las maletas, como siempre a última hora y corriendo.

 

Llevé bastante equipaje, cuatro maletas y una mochila, así que fue mi primo Dudu a buscarme el domingo a casa con el coche y mi hermano a despedirse en la estación. Cogí el autobús de Vitoria a las 17:45 y me dejó en la Avenida América a las 22:45. Del mismo intercambiador cogí un autobús a la Terminal 1, que me sorprendió que solo costara 1,50 euros. Más barato y conveniente que un taxi, especialmente llevando maletada. Y casualidades de la vida, en la T1 estuve un rato con mi hermana que venía de Palma de Mallorca en un vuelo que aterrizó a la media noche.

 

EMBARCAMOS

 

El mostrador de facturación de Air France se encargaba tanto de su vuelo a Paris como del vuelo de KLM a Amsterdam. Volando a Paris no se exigía una PCR. Por lo visto en el vuelo a Amsterdam con KLM sí, y debía ser algo bastante reciente. Vi sorprendido como a 4 personas que estaban delante de mi en la cola se les denegaba el acceso a ese vuelo de KLM:

 

1.- Uno había comprado el billete a Amsterdam con destino final Brasil. Le dijeron que tenía que mostrar comprobante de tener un seguro médico. No lo tenía y le dijeron que hasta que no lo presentara no le podían imprimir las tarjetas de embarque. Out!

 

2.- A otra mujer le pidieron el PCR y respondió que no tenía ni idea de que tenía que hacerse un PCR, que no había sido informada. Out!

 

3.- Otro pasajero a Amsterdam, con destino final Camerún, presentó un PCR hecho el jueves (igual que yo). Le dijeron que el plazo era las 76 horas anteriores y que ese PCR ya no valía. Out! Considerando que estábamos tomado un vuelo a las 6 am del lunes y que muchos laboratorios cierran sábado y domingo, hacerse un PCR 76 horas antes y recibir los resultados era casi misión imposible.

 

4.- A otra pareja les dijeron que les faltaba un formulario que les habían enviado por correo, que lo tenían que haber impreso y entregado. Out!

 

Los casos 2 y 3 mala solución, perdían el vuelo fijo ya que no les iba a dar tiempo a hacer el PCR y recibir los resultados antes de embarcar.

Los casos 1 y 4, con ayuda de Internet y una impresora podrían solucionar el tema, pero con una alta dosis de estrés. Si no eres de Madrid, ¿dónde encuentras un lugar para imprimir a esas horas? A no ser que te dejen presentar las cosas de forma digital, no sé.

 

Pero vamos, nunca había visto que se les denegara el embarque a tantos pasajeros.

 

En mi caso sin problemas, llevaba todo lo que tenía que llevar y la atención fue muy amable.

 

VOLAMOS

 

En el vuelo de Madrid a Paris la fila del medio iba vacía, ventana y pasillo ocupados, con lo que de cara a la distancia social genial, mejor por ejemplo que el autobús de Vitoria a Madrid donde desde Lerma a Madrid sí que llevaba acompañante en el asiento contiguo (de Vitoria a Lerma iba solo en los dos asientos, sin acompañante).

 

En el aeropuerto Charles de Gaulle de Paris me encontré con un profesor de mi nueva escuela al que ya había conocido antes por videoconferencia y sabía que viajaba en el mismo avión Paris-Delhi. En su caso había tenido que dar un gran rodeo, este fue su itinerario:

Bangkok – Londres – Paris – Delhi, con una escala en Londres de 11 horas (reservó una habitación en el hotel del aeoropuerto). Le pregunté si la opción Bangkok-Dubai-Delhi no hubiera sido posible. Me respondió que sí que hay vuelos Bangkok-Dubai, y Dubai-Delhi, pero que en Dubai llega uno y sale el otro de diferentes terminales, y con eso del Covid no les permiten a los pasajeros cambiar de terminal. Con lo que su única opción, dadas las escasas ofertas de vuelos burbuja disponibles, era volar de Asia a Europa y retornar a Asia.

 

El avión Paris-Delhi iba completamente vacío, aquí podéis ver un video.

 

LLEGADA A DELHI

 

Aterrizamos en Delhi y para salir del avión nos pidieron que nos pusiéramos unas pantallas que nos habían dado previamente. La verdad es que la salida del aeropuerto fue rápida y eficiente. Nos pusieron un sello en el brazo que dice que tenemos que estar de cuarentena hasta el cinco de octubre y recogimos las maletas. El sello, 5 días después de habérmelo puesto continúa muy claro. Me lo he lavado un montón de veces pero la tinta está hecha para durar, los 14 días de cuarentena aguanta fijo. Michael, el profesor que venía conmigo en el avión iba a hacer la cuarentena en el hotel porque comparte piso con otro colega. Yo la iba a hacer en mi apartamento. Así que nuestros caminos ahí se separaron: Michael siguió una ruta hasta unos autobuses del gobierno indio que le llevarían a su hotel, yo salí fuera donde me estaban esperando.

 

El hotel que nuestra escuela reservó a los profesores que hacen la cuarentena en hotel es el Taj Palace - Chanakyapuri que tiene muy buena pinta. Chateando esta semana con Michael me ha dicho que todos los días pasan a tomarle la temperatura.

 

En mi caso me estaban esperando en salidas del aeropuerto la subdirectora de la escuela y el jefe de recursos humanos. Nada más llegar me pusieron un collar de flores de bienvenida, estuvimos charlando un rato y en uno de los autobuses del colegio me llevaron a mi apartamento en el campus del colegio. En el suelo de la entrada un mosaico hecho con granos de arroz tintado me daba la bienvenida. El apartamento espacioso, muy chulo y me encontré un montón de cosas en la nevera para afrontar la cuarentena. Hoy he pedido más cosas simplemente rellenando un formulario y un empleado de la cafetería ha venido enseguida a traérmelas. Así que estamos muy bien cuidados.

 

No puedo salir del apartamento para nada pero al día siguiente de llegar los vecinos me dieron la bienvenida. Quedamos a las 6:30 pm y estuvimos echando unas cervecitas en el balcón. Ayer los vecinos de enfrente tuvieron una fiesta así que también estuve un rato charlando con la gente desde mi balcón.

 

En esta semana aquí en India mi calidad de vida ha mejorado bastante en lo laboral. Desde que el 4 de agosto empezamos con estudiantes, martes y jueves me conectaba a mi primera sesión por Zoom a las 4 am, lunes y viernes a las 5:30 am. Mucho curro y un horario matador. Dos días a la semana tenía tutorías a las 5 pm con estudiantes que se encontraban en la zona horaria de EEUU o al oeste de India. Ahora aquí en India han cambiado las cosas, tengo un horario normal y eso se nota muuuuuuuuucho. Desde el 4 de agosto hasta llegar aquí la verdad es que ha sido una experiencia laboral dura: currar mucho, dormir poco, haciendo algo –enseñar online- que nos toca hacer pero que ninguno de nosotros ha elegido ni es lo que nos gusta hacer. Ahora por lo menos tener un horario decente ha mejorado la cosa mucho, el mes y medio anterior es para olvidarlo pronto.

 

Vamos a ver cómo va evolucionado esto de la pandemia. Los estudiantes de Bachiller y de 3 y 4 de la ESO de nuestra escuela regresan a las aulas el 5 de octubre. Yo este año solo enseño EGB ( 1 y 2 de la ESO y último curso de primaria) y todavía no sabemos cuando empezaremos el modelo híbrido, con parte de la clase presencial y otra parte continuando las clases online. Tiempos inciertos los que nos toca vivir, a todos, y flexibilidad es la palabra. Lo que está claro es que un día, esperemos que más pronto que tarde, volveremos a la situación anterior de normalidad.

 

Este es entonces mi primer post sobre India. Hasta que acabe la cuarentena no podré salir a explorar Delhi y la vida en el país. Pero tengo muy buenas sensaciones sobre esta nueva etapa y seguro que pasaré por aquí unos años fantásticos. ¡Brindo por ello y por veros por aquí de visita! ¡Salud y a cuidarnos todos!

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris